10 trucos que quizá no conocías del microondas | CRN Noticias
Contáctanos

Salud, moda y familia

10 trucos que quizá no conocías del microondas

Publicado

el

Lo utilizas todo el rato, para calentar la leche del desayuno o el pollo en salsa que cocinaste anoche, incluso te sirve para cocinar algún que otro plato sencillo. Y llegó un momento en el que te preguntas cómo se las arreglaban antes del microondas.

El primer aparato se vendió en 1946. Pero en casi siete décadas dio un salto a la fama, convirtiéndose en uno de los electrodomésticos predilectos de la casa.

Sin embargo, además de ayudarte a no perder tiempo con las comidas, sus ondas de radio de alta frecuencia tienen otros usos domésticos que quizá no conocías.

Estos diez que te presentamos son solo unos cuantos de la lista y te pueden hacer la vida más fácil.

Eso sí, hazlos con cuidado y recuerda siempre que no se deben meter objetos metálicos en el microondas.

1. Despegar sellos

Si escribiste mal la dirección del destinatario de una carta, tenía ya el sello pegado y quieres recuperarlo, el microondas te echará una mano.

Antes que nada debes humedecerlo con un poco de agua. Después, introduce la carta en el microondas y caliéntala durante 20 segundos, no más.

Verás que el sello se despegará del sobre sin el menor esfuerzo.

2. Cortar cebolla sin llorar

Dentro de las células de la cebolla existen algunos compuestos que contienen azufre.

Al cortarla con un cuchillo las células se rompen y estos compuestos sufren una reacción química que los transforma en moléculas sulfuradas más volátiles.

Éstas, a su vez, reaccionan con la humedad de los ojos generando ácido sulfúrico y producen una sensación de quemazón.

Y ante esto, las terminaciones nerviosas detectan la irritación y el cerebro reacciona diciéndole a los conductos lacrimales de tus ojos que produzcan más agua, es decir lágrimas, para diluir el ácido y proteger así los ojos.

Sin embargo, este proceso se puede evitar introduciendo la hortaliza con los extremos cortados en el microondas durante 30 segundos.

Debes escoger el programa de máxima potencia.

3. Desinfectar estropajos

Puedes eliminar las bacterias del estropajo o el trapo de cocina sin necesidad de usar desengrasantes, lavavajillas, ni ningún otro producto químico.

Ten en cuenta los estropajos metálicos no pueden meterse en un microondas.

Sólo debes introducir los trapos en cuestión en el microondas durante varios minutos a máxima potencia. Las bacterias morirán por las altas temperaturas.

Este truco sirve también para desinfectar esponjas de baño.

4. Esterilizar frascos de conservas

La forma posiblemente más conocida para esterilizar los frascos con los que hacer después conservas es hervirlos.

Pero existe otra manera, más rápida y eficaz. E incluye, como no, el microondas.

El procedimiento no te llevará más de dos minutos.

Antes de introducirlos en el horno hay que quitar las tapas a los frascos y llenarlos de dos dedos de agua.

Después hay que esperar a que el agua hierva, lo que serán, aproximadamente, dos minutos.

5. Comprobar que una taza es apta para el microondas

No toda la vajilla lo es. Entre los materiales permeables a las microondas y por tanto aptos para cocinar en este tipo de hornos se encuentran el vidrio refractario tipo Pyrex, Arcoroc, Duralex, Arcopal, Pyroflam (siempre que no sean demasiado finos porque se romperían), la porcelana, la cerámica, la loza, la madera, el mimbre y el barro.

Este último, si está vitrificado puede llevar hierro y plomo en su composición por lo que no debe introducirse en los microondas comunes, que no aceptan herramientas metálicas.

Por esa misma razón, también la porcelana estampada o con filos dorados puede llevar metales. Antes de usarla en este tipo de hornos hay que comprobar siempre si es apta o no.

Una manera sencilla de saberlo es poniendo sobre el plato giratorio el recipiente a comprobar vacío y junto a éste un vaso de agua.

Programa después el horno para que caliente a máxima potencia durante un minuto.

Al cabo de ese tiempo, si el recipiente es apto para microondas, debe estar frío y el agua del vaso caliente. Si el recipiente está caliente, quiere decir que absorbe microondas y, por tanto, no es apto para ser usado en este tipo de hornos.

Esta prueba no debe hacerse con el recipiente vacío y sin el vaso de agua a su lado.

La razón es porque, si éste fuera permeable a las microondas del horno, el aparato se podría estropear al no tener ningún elemento que absorbiera las ondas de radio de alta frecuencia que está emitiendo.

6. Dejar el horno como nuevo

Una manera fácil de limpiar un microondas es introduciendo en él servilletas de papel de cocina. Humedécelos y pégalos en el interior del microondas, dejando la salida del aire libre.

Después debes poner en marcha el aparato. A los 5 minutos los papeles estarán secos, habrán absorbido toda la suciedad y el microondas estará impecable.

Aunque si el electrodoméstico está extremadamente sucio es probable que debas echar mano de este otro truco.

En ese caso puedes colocar sobre la bandeja un bol lleno de agua y rociar con vinagre el interior del horno.

Si lo pones en marcha y lo apagas en 5 minutos, podrás quitar la suciedad pasando un trapo sin frotar.

De forma similar, si deseas eliminar los olores del microondas sólo debes introducir un vaso con agua y medio limón y dejarlo en funcionamiento durante 2 o 3 minutos.

7. Fabricar compresas calmantes

Es una alternativa de andar por casa a las botellas de agua caliente o almohadillas eléctricas y es muy sencilla de hacer.

Para disponer de una compresa calmante calienta una toalla humedecida enrollada durante un minuto en el microondas.

Si la dejas más tiempo, podrías llegar a quemarte.

8. Hacer que la máscara de pestañas dure más

El tubo de máscara de pestañas está aún medio lleno pero ya se resecó.

Es algo común, consecuencia de sacar y meter el cepillo con frecuencia.

Sin embargo, existe un truco para poder utilizar el producto hasta que se agote.

Consiste en poner el tubo de cosmético en el microondas junto a un vaso de agua y calentarlo durante 30 o 40 segundos.

Al cabo de ese tiempo, el contenido volverá a estar tan fluido como cuando la compraste.

9. Higienizar la tabla de cortar

Además de esponjas, estropajos y trapos de cocina, también podrás desinfectar la tabla de cortar en el microondas.

Para ello tendrás que lavarla, restregarla con un limón e introducirla en el horno. En un minuto estará lista.

10. Aprovechar al máximo el limón

Si quieres aprovechar hasta la última gota del ácido jugo, mételo durante 10-20 segundos con el microondas a su máxima potencia.

Esto ayudará a que se desprenda más fácilmente de la piel. Así, al exprimirlo obtendrás más jugo.

Y el truco sirve por igual para las naranjas.

@bbmundo

Continuar Leyendo
Publicidad
Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Salud, moda y familia

¿Qué es más sano, comer unos tacos o una barra de granola?

Publicado

el

Por

(Oaxaca Capital) – Estudiantes y académicos de la Universidad de las Américas Puebla (UDLA) aseguran que los tacos al pastor tienen menos calorías que la barritas de granola, un alimento que se utiliza para bajar de peso, esto de acuerdo con información de El Heraldo de México.

Anteriormente ya se había evidenciado que otros alimentos considerados “light”, como los cereales, contienen una gran cantidad de azúcar, incluso niveles mayores a los recomendados por día en adultos y niños.

Bajo el nombre “Tacos al pastor y flautas de cochinita pibil, ¿sabes qué es lo que comes?”, los estudiantes y académicos del Departamento de Ingeniería Química, Alimentos y Ambiental de dicha casa de estudios explican el contenido calórico de estos alimentos de la siguiente manera:

  1. Carbohidratos: Los tacos al pastor contienen 20.77 por ciento de carbohidratos y las flautas de cochinita pibíl un 40.7 por ciento de ello.
  2. Contenido graso: Las flautas de cochinita pibil tienen menos grasa que los tacos al pastor con un 11.5 y 11.92 por ciento respectivamente.
  3. Proteína: Los tacos al pastor tienen 23.51 por ciento de proteína, mientras que las flautas de cochinita solo tienen 4.07 por ciento.

El estudio concluye que las barras de granola tienen más grasa que la comida antes mencionada. En promedio, cada una tiene entre 20 y 30 por ciento de grasa, dependiendo de la marca. Así que ahora que te encuentres en un dilema sobre si comer tacos o barras, elige la opción más rica y las más saludable.

Continuar Leyendo

Salud, moda y familia

Cuando vayas a McDonald’s, debes pedir dos hamburguesas por tu bien

Publicado

el

Por

(La Opinión) – Todos sabemos que para mantenernos saludables y en forma es necesario, entre otras cosas, llevar una buena alimentación, sobre todo balanceada, en donde primen los vegetales y las frutas sobre las proteínas animales y las grasas.

Así que aunque te guste mucho, es mejor mantenerte alejado de la comida chatarra, como la que sirven en la mayoría de los conocidos fast food.

Sin embargo, para muchos es imposible dejar de comer, por ejemplo, una hamburguesa, siendo ávidos visitantes de restaurantes como McDonald’s, sin que les importe las recomendaciones de los médicos y expertos en nutrición.

Pero precisamente una experta en alimentación llamada Emily Field les ha traído gran esperanza a los amantes de las hamburguesas de McDonald’s, ya que la nutricionista llevó a cabo un experimento en donde descubrió que no solo no tienes por qué dejar de consumir las hamburguesas de este lugar, sino además, será mejor que siempre pidas dos.

Según Field, la gente que come dos hamburguesas de McDonald’s equilibra de esta manera los niveles de azúcar en la sangre, solo que con esta opción, olvídate de las papas fritas y el refresco.

También le dará más proteínas, pero usted heredará algunas calorías no deseadas más, lo que significa que tendrá que realizar algunas sesiones más en el gimnasio como resultado. A pesar de que hay un incremento en la ingesta de proteína, se reduce el consumo de grasas y carbohidratos suprimiendo esos dos elementos. Con un poco más de ejercicio lograrás quemar esa segunda hamburguesa.

Continuar Leyendo

Salud, moda y familia

Cómo elegir la cama ideal para dormir en pareja

Publicado

el

Por

En ocasiones, la elección de una cama puede ser una tarea difícil, y se complica aún más cuando la decisión debe ser tomada en pareja ya que se deben evaluar varios elementos como el nivel de confort, la altura del colchón, y la tela, entre otros aspectos que influyen en el descanso.

Al momento de dormir cada persona tiene sus propios hábitos. Están los que prefieren dormir de lado, boca arriba o boca abajo; los que adoran cubrirse con las sábanas y los que necesitan que sus pies o manos se sientan libres durante la noche. Por eso cuando llega el momento de compartir la cama con una pareja estas peculiaridades pueden ser difíciles de conciliar. Sin embargo, hay que poner mucho empeño en la elección de la cama ya que una buena noche de sueño puede significar una mayor productividad a lo largo del día.

Así que no nos alarguemos más y veamos algunos consejos para facilitar la elección de una buena cama.

Probar la cama

Es importante que ambos se dirijan en búsqueda de la cama, ya que el primer paso es la prueba de la cama para diferenciar los componentes, características y beneficios entre cada marca y modelo.

Para la prueba ambos deben acostarse en la cama, como mínimo 5 minutos y en su postura habitual de descanso para comprobar el nivel de confort que se adapta mejor a cada uno (suave, intermedio o firme).  “Las personas son diferentes y requieren un colchón específico. Al tener esta experiencia previo a la compra, es más fácil definir qué tipo confort se necesita”, indicó Luis Torres, coordinador de marca de Camas Blü Comfort.

Elegir el tamaño

Como bien dice el dicho “el tamaño sí importa”. El tamaño de la cama es un aspecto muy importante a tomar en cuenta ya que esto ayudará a que ambos puedan recostarse con mayor comodidad.

Generalmente se recomienda que la cama mida 20 cm más de la atura de la persona más alta, para que queden 10 cm sobre la cabeza y debajo de los pies. Las opciones más aconsejables para tener suficiente espacio son las de tamaño Queen o King, pero para poder elegir la más adecuada es imprescindible conocer el tamaño de su nuevo dormitorio.

Otro aspecto importante en este sentido es la altura de la cama. Se considera que lo ideal es una altura promedio de 20 a 30 pulgadas ya que esto permitirá que los movimientos para subir y bajar de ella sigan las curvaturas naturales del cuerpo, logrando tener una postura correcta de la columna, caderas y hombros, para prevenir dolores musculares y articulares. “En este punto es importante saber que la altura de la cama no determina el nivel de calidad”, mencionó Torres.

Conocer los materiales

Es importante que la persona conozca los componentes de la cama, el tipo de espuma, el resortaje y la tela, que le ayudarán a identificar y satisfacer sus necesidades específicas en el descanso.

La tela debe ser suave, fresca y durable. Existen personas que tienen dificultad para dormir debido a situaciones alérgicas, por lo que pueden buscar telas con antiácaros, repelentes de zancudos, entre otros tratamientos que contribuyen a ayuden a mantener la higiene de la cama.

Otro elemento de clave es el sistema de resortes, ya que este ayuda a distribuir el peso de una mejor manera, permitiendo un descanso más cómodo. Blü Comfort tiene un exclusivo sistema de resortes Power Bonell Plus, que brinda un mejor soporte y distribuye el peso de mejor manera, evitando sobrecargar solo unas partes del cuerpo. “Esto tendrá un impacto beneficioso en la espalda y la postura al dormir, además que representa durabilidad de la cama”, puntualizó Torres.

Tips:

  • Busca el respaldo de una empresa confiable y de gran trayectoria. Una máxima cantidad de años de garantía no necesariamente es sinónimo de buena calidad.
  • No escatimes en el costo de tu comodidad. “En promedio pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo, por lo que es importante cuidar de nuestro sueño”, reafirmó Torres.
  • Verifica si la cama tiene un respaldo de responsabilidad ecológica.

 

Continuar Leyendo

Tendencia