Estados Unidos – El papa Francisco ha llegado a Nueva York, donde hoy hablará ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. El jueves se convirtió en el primer papa en abordar una sesión conjunta del Congreso, donde se habló sobre pobreza, hambre, cambio climático, refugiados, migración, comercio de armas y relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Tras el discurso del Congreso, Francisco rechazó la oferta de cenar con los legisladores para en su lugar comer con los residentes sin hogar de Washington D.C. En su intervención en la parroquia de St. Patrick, Francisco habló sobre la inmoralidad de la falta de vivienda.

El papa Francisco expresó: “Quiero ser muy claro. No podemos hallar ninguna justificación social ni moral, ninguna justificación, a la falta de vivienda. Hay muchas situaciones injustas, pero sabemos que Dios sufre con nosotros, las vive a nuestro lado. Él no nos abandona”.

Para sus actividades en Estados Unidos, Francisco ha estado viajando en un papamóvil poco ortodoxo: un pequeño Fiat negro que muchos dicen que representa el espíritu humilde del papa.

Democracy Now