PETÉN  – Investigadores y expertos darán a conocer en Guatemala hallazgos de importancia global para la búsqueda a nivel mundial de soluciones para el cambio climático y desarrollo sostenible.

Las concesiones forestales de Petén son el centro de un estudio que demuestra el impacto significativo que tiene la colaboración, de veinte años, entre empresas comunitarias locales, el gobierno y los aportes extranjeros.

En una rueda informativa para la prensa que se realizará el 5 de noviembre en la ciudad de Guatemala, investigadores del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) y Rainforest Alliance, junto con representantes de la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP) y la Comisión Nacional de Áreas  Protegidas de Guatemala (CONAP), darán a conocer nueva evidencia que sugiere que Guatemala está a la vanguardia para demostrar al mundo que el desarrollo sostenible puede en verdad funcionar.

 

 

La investigación sugiere que las comunidades que operan las concesiones forestales de Petén —en colaboración con el gobierno y patrocinadores— crearon con éxito un sistema que les permite beneficiarse de sus recursos naturales sin destruir los valiosos bosques que se encuentran dentro de la Reserva de la Biosfera Maya.

Hogar de 1,8 millones de personas, la reserva abarca alrededor de 2,1 millones de hectáreas. Es el área protegida más grande en América Central y se la valora mundialmente por su patrimonio cultural y su biodiversidad.

La reserva es también el escenario de un importante ejemplo de gestión forestal de usos múltiples, con el doble objetivo de conservación y desarrollo social en bosques que son esenciales para combatir el cambio climático.

El nuevo estudio de CATIE, Rainforest Alliance, CONAP y ACOFOP  ofrece nuevos datos y conclusiones concernientes a las concesiones forestales de Petén que tienen implicancias mundiales en la lucha por lograr el desarrollo sostenible y desacelerar y prevenir el cambio climático.

 

Nota: Mario Mendoza