Hace un año, Gonzalo Higuaín vivía una pesadilla en la final con Chile de la Copa América-2015. Ahora, recuperado y ante el mismo rival el lunes en la edición Centenario en Estados Unidos, puede empezar a saldar cuentas.

Para muchos la suerte del delantero del Nápoles de Italia con la camiseta albiceleste había quedó sellada cuando falló de manera increíble el gol de la victoria en el minuto final de aquel partido y luego tiró a las nubes su disparo en la tanda de penales, dando el triunfo a la ‘Roja’.

Higuaín venía de errar además una ocasión de oro en la final del Mundial de Brasil-2014 contra Alemania, que Argentina perdió 1-0 en la prolongación.

Sin embargo, y como ya le ha ocurrido varias veces a lo lago de su carrera, el delantero de 28 años no se hunde ante los cuestionamientos y las horas bajas y respondió a lo grande con una espectacular temporada 2015/2016 en Italia.

En el duro ‘calcio’, donde los goleadores a duras penas llegan a los 20 tantos por liga, el ‘Pipita’ se dio el gran gusto de batir el récord de goles marcados en una temporada, con 36 gritos.

Tres de los tantos fueron en el último partido del torneo ante Frosinone para la clasificación de su equipo a la Liga de Campeones de Europa.

Afilado como nunca 

De manera lógica Martino volvió a citar al exjugador de River Plate de Argentina y Real Madrid de España, que se despachó con un golazo hace diez días en la victoria ante Honduras (1-0) en un amistoso previo a la Copa América Centenario.

En Estados Unidos, Higuaín estará junto a sus compadres Lionel Messi, Ángel di María y Sergio Agüero, esa delantera formidable bautizada como ‘Los 4 fantásticos’ que ya no juega junta porque Martino prefiere más equilibrio en el mediocampo.

Higuaín no solo ha logrado regresar a la selección, sino que también parece haberle ganado la pulseada al ‘Kun’ Agüero en el puesto de centrodelantero, y estará de entrada hoy ante Chile en el Levi’s Stadium de Santa Clara (California, oeste) a las 20:00 horas.

Agüero había desplazado al ‘Pipita’ del once titular con la llegada de Martino en reemplazo de Alejandro Sabella tras el Mundial de Brasil.

Muchas frustraciones 

Como muchos de sus compañeros, este fornido delantero (1,84 metros de altura, 82 kilos) ha sufrido varias frustraciones con la celeste y blanca.

En Sudáfrica-2010, su primer mundial, jugó en cuatro de los cinco encuentros, con tres goles en el triunfo ante Corea del Sur (4-1) en primera fase y otro más en octavos de final ante México (3-1), antes de la dolorosa debacle frente a Alemania (0-4).

En la Copa América-2011 disputada en casa, también sufrió la eliminación en cuartos de final, ante Uruguay. Esa noche convirtió el único tanto de su equipo (1-1) y marcó en la tanda de penales, pero de poco sirvió.

Su gran déficit hasta ahora son los grandes torneos. En la última Copa América-2015 marcó dos goles y en Brasil-2014 apenas uno, ante Bélgica (1-0) en los cuartos de final.

Nacido en Brest (Francia), donde jugaba por entonces su padre, el zaguero Jorge ‘Pipa’ Higuaín, regresó de niño a Argentina y se formó en el Club Palermo, antes de ingresar en las inferiores de River.

Debutó en primera división con 18 años y rápidamente se destacó, atrayendo la atención de varios grandes de Europa. Jugó apenas 34 partidos con River y en diciembre de 2006 fue transferido al Real Madrid por 12 millones de euros.

A pesar de marcar 121 goles en 264 partidos y ganar seis títulos con los ‘Merengues’, siempre fue cuestionado por la prensa.

En julio de 2013, y tras siete temporadas en el Madrid, fue transferido al Nápoles, club que podría abandonar este año.

Vía: Yahoo