Es bien sabido que Alejandro Fernández tiene buena garganta para los tragos, pero durante el Palenque de Puebla, el pasado fin de semana, se mostró un poco disperso y no pudo aguantarse las ganas de vomitar.

Primero fue el hipo que le dio al interpretar el tema de “No la beses”, por lo que tuvo que interrumpir la canción, aunque lo tomo con humor y hasta le pidió a Dios que se lo quitara.

Pero cuando cantaba “Me Cansé de Rogarle”, uno de los asistentes le ofreció un caballito de tequila rosa, momento en que todo se descontroló.

A través de los diferentes videos que circulan en las redes, se puede ver que el intérprete trató de seguir cantando, pero las náuseas no le dejaban, incluso se limpiaba la cara y ya hasta se veía un poco pálido.

Aunque trató de hacer como que nada pasaba, hubo un momento en que ya no pudo más y tuvo que interrumpir la presentación para salir del redondel.

A pesar de que el concierto empezó una hora tarde de lo pactado, del hipo que tenía, de que se le olvidaron las canciones y en el supuesto estado inconveniente en que se presentó, aun así sus seguidores lo defendieron a través de Twitter.