Con cada actualización, WhatsApp es más completo. Si en los inicios de esta popular aplicación solo se podían enviar mensajes de forma gratuita, poco a poco sus usuarios pudieron disfrutar de funciones como el envío de fotos y vídeos, la creación de grupos de chats, las llamadas gratuitas o incluso la posibilidad de compartir la ubicación o un documento.

Pero si hay una función que todavía no está disponible y que a muchos gustaría poder contar es la de la autodestrucción de mensajes: con ella se podría enviar una imagen o unas palabras y que solo estarían disponibles unos segundos en la pantalla del receptor, porque luego desaparecerían para siempre.

Este sistema, que ha hecho tremendamente popular a Snapchat, una aplicación que lo permite con grabaciones de vídeos y con fotos, ahora está disponible en WhatsApp, pero no de forma oficial: para activarla hay que descargar otra aplicación.

Como explica la web de Computer Hoy, quien quiera disfrutar de este sistema que haría las delicias del Inspector Gadget es necesario instalar en el móvil la app Kaboom. Este software gratuito está disponible para los teléfonos Android y para los iPhone.

Cómo usar Kaboom en WhatsApp

Tras instalar Kaboom, debemos facilitar un nombre de usuario. No tiene por qué ser nuestro nombre real: vale cualquier apodo o diminutivo. Al igual que ocurre en WhatsApp, este nombre será el que anuncie la procedencia de los mensajes en las pantallas de los receptores. La app también nos recomendará instalar el teclado Kaboom. Para ello, tendremos que acudir a los ajustes del móvil, buscar la sección de teclados y añadirlo. Una vez hecho, no abandonaremos el menú de teclados: allí pulsaremos sobre ‘Kaboom’ y seleccionaremos la opción ‘Permitir acceso total’.

Tras hacerlo, podremos ir a WhatsApp y escribir cualquier frase. Al hacerlo, pulsaremos en el teclado sobre la bola que abre el teclado de emojis. Veremos que además de ver estos emoticonos, también estará disponible el teclado Kaboom.

Con él podremos escribir un mensaje, mandar una foto o un vídeo, y también podremos elegir el tiempo que estará en la pantalla del receptor: desde 1 minuto hasta varias horas. Tras escribir la frase o seleccionar el archivo a compartir, no pulsaremos sobre ‘enviar’, sino que escogeremos el tiempo y a continuación pulsaremos sobre ‘Kaboom it’.

Vía: Tecnología y Redes