Anacafé estuvo presente en las mesas de trabajo que se llevaron a cabo durante la mañana del último día del Foro Mundial de Productores de Café. Una de las discusiones más concurridas fue la volatilidad de los precios internacionales, determinados por las cotizaciones del mercado de futuros en las bolsas de valores de Nueva York y Londres.

Los productores coinciden en que los precios actuales, entre 1,20 dólares y 1,30 dólares, no corresponden con los inventarios reales de café. “Llevamos décadas con unos precios que desconocen la realidad del productor y deberíamos salirnos del tipo de contrato C de la Bolsa de Nueva York, referente para compradores internacionales y tostadores, que antes funcionaba bien para Colombia y Guatemala, pero con la entrada de Brasil, los precios se vinieron abajo”, comentó a EL COLOMBIANO Ricardo Arenas Menes, presidente de la Asociación Nacional del Café de Guatemala.

Mientras se despierta la solidaridad de comercial-izadores y tostadores por una mejor remuneración del productor, también los efectos del cambio climático en el cultivo de café es una preocupación creciente en que debe existir más corresponsabili-dad de otros actores de la cadena para que se mantenga y mejore la productividad.

Por eso hay coincidencia en la necesidad de impulsar más la investigación para desarrollar variedades de café que sean más tolerantes a los cambios bruscos de temperatura y evitar el desplazamiento de la producción cafetera hacia zonas de ladera más altas y frías.

En ese sentido, en Vietnam y Colombia, segundo y tercer mayores productores del grano, Nestlé implementa proyectos centrados en la sostenibili-dad de los cultivos, asociados a mejores prácticas ambientales, indicó Marcelo Burity, jefe de Desarrollo de Café Verde de la multinacional.

De las discusiones en mesas de trabajo surge la declaración final del encuentro global que con-cluyó hoy en la capital antioqueña.

Declaración Final del primer Foro Mundial de Países Productores de Café

En la ciudad de Medellín, Colombia, a los 12 días del mes de Julio de 2,017 se reunió el primer foro de países productores de café y considerando que:

  1. La rentabilidad del cultivo de café en muchos de los países productores presenta una situación crítica, pasando incluso por períodos de rentabili-dad negativa, debido a diversos factores como son: el menor precio internacional del grano, que ha disminuido de manera dramática los términos de intercambio del café, es decir la disminución de la capacidad adquisitiva del caficultor;  la baja productividad agronómica y el aumento de los costos de producción asociados al cambio climático y a la variabilidad climática, y el encarecimiento de la mano de obra para las labores del cultivo como la recolección.
  2. La pérdida de rentabilidad se ha traducido en que un porcentaje importante de productores de café del mundo se encuentran en la pobreza, con privaciones en su calidad de vida (vivienda y conexión a servicios públicos, rezago y baja asistencia educativa, bajo acceso al sistema de salud, etc.) y reducción en la capacidad de reinvertir en sus cultivos.
  3. Si bien, los desarrollos de los cafés especiales en las últimas décadas han generado unas primas para los productores, éstas no han sido suficientes para compensar los costos asociados a las certifi-caciones y el análisis del valor de la cadena global del café muestra que la fracción de la misma que le llega a los productores es muy baja en contraste con la que queda en poder de los comercializa-dores, la industria torrefactora, y la distribución a los consumidores finales.
  4. Si no se emprenden acciones correctivas que procuren enfrentar la problemática enunciada de manera coordinada y se asegura su financiación, el mundo puede verse abocado en el mediano plazo a una crisis caracterizada por una disminución estructural de la oferta mundial de café, con las consecuentes repercusiones sobre el nivel de vida de los productores y la estabilidad social de sus regiones, mientras que la demanda mundial seguirá creciendo de manera insatisfecha, lo cual generará desequilibrios indeseables en el mercado del café que pueden poner en riesgo la sostenibilidad de la cadena global.

Resuelve

  1. Trabajar de manera corresponsable con todos los agentes de la cadena global del café y con el apoyo de la OIC, en la elaboración de un Plan de Acción que deberá  partir de la problemática que enfrentan las caficulturas de las diversas regiones del mundo, a saber: Bajísimos niveles del precio al productor y  excesiva volatilidad, quedando la mayor fracción del valor de la cadena en los eslabones siguientes, adaptación al cambio climático, escasez de mano de obra y dificultad en el empalme generacional, y condiciones sociales precarias de los productores.
  2. El Plan de Acción deberá definir los objetivos a alcanzar, el horizonte de tiempo para lograrlo, y la financiación requerida.
  3. Se deberá gestionar al más alto nivel con repre-sentantes de la industria, de los donantes y la cooperación internacional, de los organismos multilaterales y gobiernos nacionales y locales, un compromiso de corresponsabilidad para sacar adelante este Plan de Acción y contar con los recursos financieros para poderlo ejecutar.
  4. Como punto de partida del Plan de Acción y con base en los insumos del primer Foro Mundial de Productores de Café, se elaborará un estudio con una entidad independiente que analice el compor-tamiento de los precios del café en los últimos 40 años, el comportamiento de los costos de produc-ción en este mismo período, y la correlación entre los dos. El estudio analizará si las cotizaciones internacionales del café, tanto de la bolsa de Nueva York como la de Londres, reflejan la realidad del mercado físico, y presente alternativas de solución a las problemáticas planteadas en el Foro.
  5. Se conformará un Comité para el desarrollo de las acciones a seguir, conformado por 2 represen-tantes de asociaciones de productores de los países africanos, 2 de México, centroamericanos y del Caribe, 2 suramericanos y 2 asiáticos, y al menos un representante de la industria de cada una de las siguientes regiones: Norteamérica, Europa y Asia.
  6. Este Comité deberá presentar un informe de los avances, aprovechando la próxima reunión del consejo de la OIC en marzo de 2018.
  7. El siguiente foro de países productores de café se realizará en el 2019. El comité coordinará con los países la sede del próximo Foro.

Esta declaración se da en Medellín a los 12 días de julio de 2017.

Al cierre del evento se suscribió la declaración final de los participantes y el cambio climático, la sostenibilidad económica y el desarrollo rural fueron identificados como los principales retos de la caficultura en el marco del primer Foro Mundial de Productores de Café, realizado del 10 al 12 de julio en la ciudad de Medellín, Colombia.