Comerse los mocos beneficia la salud | CRN Noticias
Contáctanos

Curiosidades

Comerse los mocos beneficia la salud

Publicado

el

El titular se las trae. Pero la ciencia demuestra lo que hace años parecía increíble. Y si, los mocos benefician la salud. En esta noticia curiosa van a salir de dudas. Pero ahora, vamos a definir, que son los mocos.
Mocos
El moco (del latín mucus), es una sustancia viscosa de origen biológico. Es producido como método de protección de superficies en el ser vivo. Contra la deshidratación (pulmón), ataque bioquímico (mucosidad del estómago), bacteriológico (mucosidad respiratoria) o simplemente como lubricante (esófago, colon).
El moco (o mucosidad) es producido por un tipo especializado de células, las células caliciformes. En el retículo endoplasmático y en el aparato de Golgi. Segregado por las membranas mucosas, está compuesto por una mezcla de glicoproteínas y de proteoglicanos. Tiene altas concentraciones de anticuerpos y varias funciones protectoras en el organismo.

Comerse los mocos beneficia la salud
Hurgarse la nariz y comerse los mocos es una práctica muy habitual entre los más pequeños y son muchos los padres que los consideran insalubre o simplemente una guarrada y lo prohíben a sus hijos. Ahora, un estudio del Centro Nacional de Información Biotecnológica de Canadá ha determinado que comerse los mocos de la nariz es beneficioso para la salud.
Entre los muchos beneficios de esta práctica está la de proteger los dientes, evitar infecciones respiratorias, úlceras de estómago e, incluso, el VIH.
Las secreciones nasales contienen mucinas salivales que forman un barrera protectora contra las bacterias que pueden causar cavidades en los dientes, por lo que comer mocos puede prevenir la caries. Además, los investigadores están buscando ahora formas de crear un moco sintético que se pueda usar como un chicle o dentífrico.
Según sostiene el profesor austriaco Friedrich Bischinger en declaraciones a The Independent, las personas que se comen los mocos son más felices y mas sanas. “Comer los restos secos que quedan en la nariz es una gran manera de fortalecer el sistema inmunológico. Médicamente tiene mucho sentido y es una cosa perfectamente natural”, asegura.
También sugiere que la sociedad debería esforzarse por deshacerse del estigma que supone comerse los mocos. Así que tanto adultos como niños pueden sentirse orgullosos a partir de ahora de llevar a cabo esta práctica tan saludable.
Ya ven, las cosas que se aprenden. No te acostarás sin aprender una cosa más

Continuar Leyendo
Publicidad
Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Curiosidades

La niña prodigio del box

Publicado

el

Por

Esta niña de tan solo 9 años tiene una fuerza impresionante que es capaz de hacer caer un pequeño árbol a puros puñetazos, y su padre puede estar muy tranquilo pues si alguien le rompe el corazón a su nena, ellas les rompe los huesos.

Continuar Leyendo

Curiosidades

¿Te desagradan algunos sonidos fuertes? Averigua por qué

Publicado

el

Por

Algunos ruidos pueden generar sensaciones desagradables y estremecedoras para el ser humano, por ejemplo, pasar las uñas por una pizarra puede ocasionar escalofríos, dentera y grima para muchas personas, sin embargo esto se debe a la sensibilidad del oído y a otros factores que la ciencia explica de la siguiente manera:

Un equipo de científicos de la Universidad de Newcastle en Australia ha descubierto que se debe a una interacción entre la región del cerebro que procesa el sonido, que vendría siendo la corteza auditiva, y la amígdala, una estructura cerebral que procesa las emociones.

Los resultados de esta investigación podrían ayudar a explicar enfermedades como la “hiperacusia” y la “misofonia”.

La hiperacusia es el aumento de la sensibilidad auditiva que suele deberse a una irritación en alguna parte de la vía auditiva. Este síndrome genera una disminución de la tolerancia a sonidos normales y naturales del ambiente. Los pacientes con hiperacusia sienten los sonidos normales como exageradamente elevados, también les molesta la voz los niños, el sonido de la vajilla, la bocina de los autos, el ruido de una moto, una frenada, etc.

Los pacientes con hiperacusia se sienten virtualmente prisioneros del ruido, ya al despertarse les molesta el sonido de las actividades habituales, que oyen como inusitadamente elevado.

Por otro lado la misofonia consiste en un síndrome que se define literalmente como “odio a los sonidos”, esta se manifiesta como un fuerte enojo causado por los sonidos que generan otras personas al comer, sorber, masticar chicle e incluso respirar. Las personas con misofonía pueden sentirse irritadas, enfurecidas o incluso sentir pánico cuando escuchan los sonidos que las perturban.

Estos dos trastornos podrían explicar por qué ciertos sonidos tienden a ser insoportables y generar “grima” en algunas personas. Es importante que las personas que los padecen de forma habitual asistan a los especialistas y acudan a terapias para ayudarse. (Vía Culturizando)

Continuar Leyendo

Curiosidades

Después de 66 años, un daltónico ve los colores como son por primera vez

Publicado

el

Por

Un hombre daltónico recibe por su 66 cumpleaños un precioso regalo consistente en unas gafas EnChroma con las que puede preciar correctamente los colores. Su reacción emocionada lo dice todo.

 

Continuar Leyendo

Tendencia