Muy sabio quien dijo que los celos son el reflejo de las inseguridades. Y es que cuando no se está completamente a gusto con lo que somos, es normal que aparezcan miedos que desequilibran el amor propio y despiertan la desconfianza en nosotros mismos y en los demás, desatando los celos, el temor de que nuestra pareja nos abandone por alguien o el miedo a terminar una relación por creer que no vamos a encontrar a nadie más.


  1. Lo primero que debes hacer para dejar de ser inseguro en una relación es revisarte. Determina cuáles son las situaciones que despiertan tu inseguridad. Analiza cuál es la verdadera razón de tu comportamiento y cómo reaccionas ante esas situaciones y una vez que tengas la respuesta, plantéate la próxima vez que esa situación suceda, actuar diferente, cuidando lo que dices y aislando pensamientos negativos de tu cabeza.
  2. Para dejar de ser inseguro en una relación también debes identificar tus sentimientos y reconocer qué es lo que hace que te den celos, por qué temes que te abandonen, por qué crees que hay alguien mejor que tú. Si consideras que el problema es físico puedes trabajar en mejorarlo cuidando más tu salud, si es netamente emocional trata de fijarte y resaltar más las cosas positivas que te definen.
  3. Racionaliza tu inseguridad. Si eres desconfiado porque antiguamente una pareja te engañó o te dejó por otro, piensa que esa persona no buscaba lo que tú eres, y eso no se traduce en que eres poca cosa. Es muy probable que la persona con la que estás actualmente sí te valore por lo que eres y tu inseguridad no te deje apreciarlo.
  4. Ser agradecido puede ayudarte a dejar de ser inseguro en una relación. Cuando sabemos lo que tenemos, con qué contamos y valoramos que lo hemos conseguido es porque sabemos que somos especiales por tenerlo. Agradece tu relación y reconoce que los celos están atentando contra eso que tanto te gusta tener.
  5. Pasa página. Si no dejas ir cada discusión previa por celos o algún comportamiento que te pareció incorrecto de tu pareja, ambos se sumergirán en una infelicidad infinita. Evita que esto suceda al proponerte cerrar una discusión y nunca más hablar de ella.
  6. Aprende a perdonar. Es probable que tu pareja esté feliz contigo y tú estés pensando todo lo contrario a raíz de un engaño previo o una mala experiencia con una persona del pasado. Lo mejor en estos casos es perdonar el daño causado, asimilar que el tiempo ha pasado y que es muy tarde para andar con rencores. Deja a un lado ese sentimiento negativo y abre las puertas a sentimientos positivos.
  7. Habla con tu pareja. Dile cómo te sientes, pídele que te ayude a mejorar y confía en ella. Todos los problemas de pareja deben resolverse en pareja. Lo más importante es que creas en ella, que le des la oportunidad de demostrarte que tus inseguridades pueden estar convirtiéndote en una persona equivocada.