Cómo detectar si tu mascota tiene problemas emocionales | CRN Noticias
Contáctanos

Salud, moda y familia

Cómo detectar si tu mascota tiene problemas emocionales

Publicado

el

“Cada vez que vamos a salir, Fred grita como si lo estuvieran matando; ladra histéricamente cuando ve una moto, bicicleta u otro perro; tira desesperadamente de la correa, tanto que me ha lanzado varias veces al suelo. Es simplemente imposible salir con él”.

María José adoptó a Fred en noviembre de 2013, pero fue en enero de este año que empezó a preocuparse por su salud mental.

“Nunca antes se me había pasado por la cabeza que un perro pudiera tener problemas de estrés o que traumas de su pasado pudieran aflorar años después”, le cuenta a BBC Mundo desde Barcelona.

“La primera vez que Fred pisó una clínica veterinaria el veredicto fue claro: su estado físico era tan nefasto que lo mejor era sacrificarlo“.

Pero María José se opuso. Ella veía en él un perro rebosante de energía, siempre dispuesto a jugar y con un apetito insaciable.

Una de sus patas traseras estaba destrozada, por lo que debieron introducirle un clavo intraóseo. Además, había dado positivo en la prueba de leishmania.

Durante los meses que duró su recuperación, Fred permaneció en casa, aislado de las calles en las que había vivido hasta que María José lo acogió.

Quizás si hubiera sabido a qué señales de estrés canino prestar atención no hubiéramos llegado a esta situación extenuante y dolorosa para los dos

María José

La prioridad, para ella, era su salud física. Nunca pensó en su salud mental.

Cuando Fred empezó a salir, se veía nervioso, tiraba de la correa y ladraba incesantemente. Un adiestrador le había dicho a María José que tenía un problema de autoridad, por lo que la exhortó a castigarlo o a premiarlo dependiendo de si obedecía sus órdenes.

Pero lejos de resolver el problema, ese diagnóstico empeoró la situación.

Después de consultar a otros especialistas y leer mucho sobre el tema, María José comprendió que a su mascota le causaba tanta ansiedad estar en la calle que no podía obedecer orden alguna.

“Los perros tienen memoria y traumas. Es muy posible que el pánico que siente Fred cuando ve motos se derive del hecho de que fue atropellado“, reflexiona.

María José llevó su mascota a la organización española de adiestramiento MiaCrok. Allí la terapeuta y educadora canina Alba Fernández, quien tiene amplia experiencia con animales abandonados, le dijo que el estado en el que se encuentra Fred es el resultado de todo el dolor que acumuló en la calle y en los tratamientos a los que tuvo que ser sometido.

“Es como tener dos perros: el Fred de casa, dulce, tranquilo, leal y obediente, y el Fred de fuera de casa: histérico y agresivo con otros perros”.

“Quizás si hubiera sabido a qué señales de estrés canino prestar atención no hubiéramos llegado a esta situación extenuante y dolorosa para los dos”, cuenta con tristeza.

Señales para estar alerta

BBC Mundo les preguntó a tres expertos cómo detectar problemas emocionales en nuestras mascotas y qué hacer ante ellos.

De acuerdo con el biólogo conductual y psicólogo animal Dennis Turner, director del Instituto de Etología aplicada y Psicología animal de Suiza, no se debe ignorar cualquier cambio significativo en el comportamiento de la mascota como:

  • Pérdida de apetito por largos periodos de tiempo.
  • Inactividad inusual.
  • Comportamientos destructivos cuando son dejados solos en casa.
  • Intentos de escaparse o de esconderse.

Para Turid Rugaas, entrenadora noruega de perros, considerada una gurú en el área, un perro puede estar crónicamente estresado si:

  • Se le ve nervioso, deprimido o temeroso.
  • Se molesta o se siente amenazado con mucha facilidad.
  • Presenta un comportamiento histérico.
  • No manifiesta curiosidad.
  • Reacciona con exageración al tacto o a los ruidos.
  • No puede hacerle frente a los problemas diarios más comunes.

Para Fernández, hay una señal que parece no fallar:

  • “Si tienes que estar castigando a tu perro todo el tiempo, es porque algo anda mal”.

¿Qué deben hacer los dueños?

Turner recomienda:

  • Observar a la mascota con cuidado y objetividad.
  • Poner especial atención a cambios a largo plazo y tomar nota de ellos.
  • “Una vez confirmes que el problema es real y no sólo un capricho en el estado de ánimo de tu mascota, consulta un veterinario conductista o un psicólogo animal entrenado con un diplomado otorgado por una sociedad profesional”.

Rugaas considera que es fundamental que los dueños conozcan lo que un perro necesita para vivir mentalmente saludable. Recomienda que:

  • No lo castigues.
  • No te muestres molesto o amenazante.
  • No lo tengas en una jaula ni le pongas collares de ningún tipo.
  • No le lances palos ni pelotas.
  • No lo uses para ganar premios.
  • Déjalo ser curioso y permítele explorar el mundo a través de sus sentidos.
  • Permítele que construya su autoconfianza para que se enfrente a todo.
  • Aliméntalo bien y déjalo que duerma lo suficiente.
  • Bríndale compañía, limita las restricciones físicas y estimúlalo mentalmente.

Para Fernández, la empatía es la clave:

  • “Ponerse en la piel del perro”
  • Aprender a comunicarse con tu mascota

El ambiente

Para Rugaas, cuando se habla de la salud mental de los perros, se habla de las emociones que resultan de la forma en que han sido tratados y de las condiciones en que han vivido.

“La salud mental de los perros no tiene nada que ver con enfermedades mentales. Nunca he visto a un perro con una”, aclara. “Nuestros perros mascotas podrían sufrir de problemas mentales, pero solo porque el ambiente en el que viven los hacen sentir muy mal. No es porque tengan una enfermedad (…) Problemas físicos en el cerebro son muy raros”, le indicó a BBC Mundo.

De acuerdo con Fernández, problemas como la hiperactividad y la agresividad generalmente tienen como trasfondo el miedo.

Sin embargo, no existe un patrón para detectar trastornos emocionales en los perros, no sólo porque cada animal es único sino porque cada dueño es único también. Por eso es clave, entrevistarlos con detenimiento y obtener respuestas honestas.

“Suelen pedir nuestra ayuda para resolver problemas de conducta de sus mascotas que los están afectando a ellos”, le cuenta a BBC Mundo.

Lo que es claro para la experta es que “casi 99% de los desórdenes emocionales de los perros se deben a fallas de las personas que han formado parte de su socialización (los primeros cuatro meses de vida son determinantes) y del ambiente en el que se desenvuelven”.

De acuerdo con Turner, nuestros perros y gatos mascotas pueden sufrir de fobias y otros desórdenes de ansiedad, como la que provoca la separación, y se pueden manifestar con síntomas muy similares a los que experimentan las personas cuando están deprimidas.

También pueden desarrollar desordenes compulsivos y neurosis.

Apoyo y paciencia

Aunque Rugaas y Fernández hablan de problemas emocionales y no de enfermedades mentales en perros, en Estados Unidos la historiadora científica Laurel Braitman se dedicó a investigar ese aspecto de la vida animal a partir de una experiencia personal.

Al tratar de ayudar a mi propio perro a superar su pánico y angustia, mi vida cambió, mi mundo se resquebrajó por completo

Laurel Braitman

La autora de “Animal Madness” (“Locura animal”) habló en una charla TedTalk, titulada: “Depressed dogs, cats with OCD: What animal madness means for us humans” (“Perros deprimidos, gatos con Desorden Obsesivo Compulsivo: Lo que la locura animal significa para nosotros, los humanos”) sobre su mascota a la que asegura le entregó su corazón “por completo”.

“Era un perro de montaña Bernés. Mi exesposo y yo lo adoptamos y a los seis meses descubrimos que era un desastre. Sufría de una angustia de separación tal que no podíamos dejarlo solo. En una oportunidad saltó del tercer piso de nuestro apartamento. Comía tela, cosas reciclables. Cazaba moscas que no existían. Tenía alucinaciones. Fue diagnosticado con desorden canino compulsivo y eso era solo la punta del iceberg”.

Braitman señaló que en el proceso de intentar ayudar a su perro superar sus ataques de pánico y su ansiedad, su vida también cambió.

“Al tratar de ayudar a mi propio perro a superar su pánico y angustia, mi vida cambió, mi mundo se resquebrajó por completo. De hecho pasé los últimos siete años investigando enfermedades mentales en otros animales. ¿Pueden ellos estar mentalmente enfermos como las personas? ¿Y de ser así, qué dice de nosotros?”, pregunta.

“Y descubrí que, efectivamente creo que pueden sufrir de enfermedades mentales, y que estudiar y tratar de identificar enfermedades mentales en ellos a menudo nos ayuda a ser sus mejores amigos y también puede ayudarnos a entendernos mejor a nosotros mismos”.

Para Braitman, el apoyo, el cariño, la paciencia y el tiempo que las familias les brinden a las mascotas con desordenes emocionales puede convertir cualquier trauma pasado en una experiencia positiva.

“Tratándose de tu perro o de tu gato (…), si crees que están traumatizados o deprimidos, probablemente tengas razón”, indicó la experta.

Por eso, como ya lo había dicho Fernández, la empatía es la clave.

Y María José lo sabe muy bien.

“Mi perro tiene un problema difícil de solucionar pero no imposible y sé que necesita de ayuda profesional y grandes dosis de cariño y paciencia”.

BBC Mundo

Publicidad

You must be logged in to post a comment Login

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Salud, moda y familia

Gel antibacterial no elimina virus y bacterias: infectólogos

Publicado

el

Por

La diarrea es un problema de salud pública y una de las principales vías de infección son las manos contaminadas. Aunque muchas personas recurren al uso de gel antibacterial es una medida que realmente no protege de virus y bacterias, afirmaron infectólogos.

En conferencia de prensa, Raúl Romero Cabello y Carlos Javier Sánchez del Hospital General de México, explicaron que la concentración de alcohol en estos productos puede ser tan baja que no garantiza la eliminación de microorganismos, ni siquiera el alcohol puro.

“El gel antibacterial con alcohol, en lugar de proteger, hace que se adhieran más bacterias”, dijo Sánchez.

El lavado de manos es fundamental para evitar bacterias, como las que provocan la diarrea infecciosa, una de las enfermedades más comunes en los menores de cinco años, y que en los adultos representa un problema que puede ser muy serio.

El lavado correcto de manos con agua y jabón es entonces un elemento importante para disminuir su incidencia.

“El lavado no debe sustituirse con el uso de geles, todo mundo cree que con embarrarse el gel están protegidos pero no es así. En todo caso este producto debe utilizarse después de lavarse las manos y no con demasiada frecuencia porque además de resecar la piel, hace resistente a las bacterias”, destacó Romero Cabello.

La probabilidad de infecciones diarréicas se incrementa principalmente en la temporada de calor y cuando hay lluvias, y además, 99 por ciento de la población la ha padecido en su vida. En este caso, el manejo de alimentos y bebidas contaminados, heces fecales en el ambiente y hábitos higiénicos deficientes, son los principales focos de infección.

Algunos de los síntomas más frecuentes y características de la diarrea son evacuaciones frecuentes y líquidas que hacen perder electrolitos y provocan deshidratación severa, lo que representa un gran riesgo para la salud.

Para combatirla la mejor forma es la ingesta de líquidos y particularmente suero oral, que ayuda a reponer electrolitos (azúcar y sodio) que el cuerpo necesita. En última consecuencia la deshidratación puede provocar la muerte, sobre todo en menores de cinco años y adultos mayores.

Además, se recomienda el uso de algunas sustancias con antiséptico intestinal y acción antibacterial local como la nifuroxazida, que ayudan a crear una capa en el estómago que lo protege con lo que disminuyen las evacuaciones y se ataca a las bacterias que causan la diarrea.

Cuando se trata de diarrea por virus, por lo regular estas remiten por sí solas, pero en cualquier caso si persisten más de 14 días hay que acudir al médico. —Vía Noticieros Televisa

 

Continuar Leyendo

Salud, moda y familia

Donovan Werke presenta su nuevo producto Detox príncipal®

Publicado

el

Por

Comunicado – Detox príncipal® es una marca que viene a fortalecer la familia de productos PRINCIPAL. LABORATORIOS

DONOVAN WERKE con 40 años de experiencia en el mercado Guatemalteco ha desarrollado DETOX PRINCIPAL un desintoxicante y purificador del hígado. Actualmente nuestra familia de productos para el hígado de la marca Príncipal está conformada por Príncipal forte como nuestro hepatoprotecor con el cual prevenimos enfermedades hepáticas y fortalecemos nuestro hígado tomando 2 tabletas al día.

La marca cuenta también con Príncipal R un hepatoprotector y regenerador, tratamiento que es utilizado cuando los paciente ya presentan cualquier nivel de daño hepático y este ayuda en el proceso de regeneración y protección de los hepatocitos (células del hígado).

Detox príncipal® por medio de sus ingredientes activos el bitartrato de colina, la Betaína y la L-metionina los cuales combinados contribuyen a la eliminación de toxinas, al metabolismo y eliminación de las grasas alojadas del hígado, se recomienda su ingesta después de jornadas de consumo excesivo de alimentos dañinos para el organismo, medicamentos o bebidas y también para personas con intensas jornadas de desgaste físico o ejercicio, el tratamiento debe ser durante un mínimo de 10 días y su dosis es 1 sobre de 10 ml al día esto puede aumentarse según necesidad hasta 3 sobres de 10 ml al día. Tomando en cuenta que se debe tomar después de los excesos.

De esta forma contribuimos a nuestro organismo a eliminar de una forma mas rápida estas toxinas que consumimos y que en muchos casos no podemos evitarlo por nuestro estilo de vida o tipo de trabajo que no nos permite comer de una forma sana, Detox príncipal® nos ayudará a reducir los riesgos de daños hepáticos y al combinarlo con Príncipal forte se tendrá una mejor prevención de futuros padecimientos hepáticos.

Detox príncipal® lo puedes encontrar en todas las farmacias del país y próximamente en supermercados.

Continuar Leyendo

Salud, moda y familia

¿Cuál es la mejor hora para comer y no engordar?

Publicado

el

Por

Para bajar de peso algunos optan por dejar de cenar y otros prefieren tener una cena ligera por lo menos antes de las 7 de la noche pero, ¿realmente esa es la mejor hora para comer? De acuerdo a un estudio realizado en Estados Unidos, la mejor hora para cenar en realidad es a las 3 de la tarde.

¿Cuál es la mejor hora para comer? 

Si, aunque suene increíble, investigadores demostraron que desayunar, comer y cenar antes de las 3 de la tarde podía tener increíbles beneficios para la salud e incluso, reducir los antojos en la noche.

La investigación realizada en la Universidad de Alabama en Brimingham Estados Unidos fue publicada en la revista especializada Cell Metabolism y asegura que la mejor opción para tener un peso saludable es la alimentación temprana con restricción de tiempo.

¿De qué se trata? Este tipo de alimentación consiste en la reducción de la ingesta diaria a un periodo igual o inferior a 10 horas, lo que ayuda a alinear la comida con nuestro ritmo natural o ritmo circadiano y con el metabolismo.

Para comprobarlo, los investigadores liderados por Courtney Peterson, analizaron durante cinco semanas la alimentación de ocho hombres adultos con prediabetes, es decir, con niveles de glucosa en la sangreque están por encima de los valores normales pero no tanto como en la diabetes mellitus.

La primera parte del experimento hizo que los participantes tomaran su desayuno entre las 6:30 am y las 8:30 am y cenaran a más tardar a las 3 pm.

Luego, ayunaron el resto del día, en un periodo aproximado de 18 horas.

En un segundo experimento, los sujetos regresaron a la dieta normal y comieron en un periodo no mayor a 12 horas.

Para asegurar resultados confiables, todos los participantes comieron los mismos alimentos, con la misma cantidad de calorías, proteínas, grasas y carbohidratos y fueron monitoreados de forma muy precisa.

Estudios comprueban la mejor hora para comer 

Tras analizar los resultados, los investigadores encontraron que ayunarpor al menos 18 horas había mejorado significativamente la sensibilidad de los pacientes a la insulina, protegiéndolos de picos peligrosos en sus niveles de azúcar en la sangre.

Además, se redujo el nivel de hambre en la noche, presión arterial y estrés oxidativo, que es el proceso químico en el cerebro que altera las funciones del sistema nervioso central y puede derivar en ansiedad y depresión.

Aunque es una investigación pequeña, los investigadores afirman que los hallazgos sirven para comprender mejor cómo la hora en la que comemos puede ser más importante que el número de calorías que consumimos.

“Nuestros cuerpos están optimizados para hacer ciertas cosas en ciertos momentos del día y comer en sincronía con nuestros ritmos circadianos parece mejorar nuestra salud”, afirma la líder del proyecto.

Sin embargo, aunque se demostró que el ayuno prolongado y la restricción mejoran el metabolismo, aún no se sabe si los efectos se deben simplemente a que los participantes del estudio comieron menos y por ende perdieron peso. [sumedico.com]

 

Continuar Leyendo

Tendencia