¿Cómo nacen los hábitos compulsivos? | CRN Noticias
Contáctanos

Curiosidades

¿Cómo nacen los hábitos compulsivos?

Publicado

el

¿Sabias Qué?

Morderse las uñas de vez en cuando, puede considerarse una práctica común. El 25% de la población mundial lo hace. Pero, cual se convierte en un hábito compulsivo ya conforma un problema puesto que el daño puede alcanzar niveles importante para nuestra salud.

¿Cómo surgen estos hábitos obsesivos compulsivos?
Desde morderse las uña a rascarse la piel, tocarse el cabello, frotarse los ojos. Los hábitos compulsivos pueden afectar a nuestra relación con los demás. Pero, un nuevo estudio llevado a cabo por un equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge. Acaba de arrojar señal, al respecto en su estudio publicado.

Según los investigadores, un fallo en el encendido, del sistema de control del cerebro podría sentar las bases de las compulsiones en el trastorno. Dejando fuera las teorías sobre que, estos trastornos están causados por preocupaciones u obsesiones por parte de los sujetos. Sino por una condición provocada cuando el sistema de hábitos del cerebro se vuelve irracional.

Para llegar dicha conclusión, los expertos escanearon los cerebros de 37 pacientes con este trastorno y 33 personas sin este trastorno. Sometieron a los voluntarios a una prueba repetitiva de respuesta conductual.

Descubriendo que estos pacientes, eran menos capaces de detener sus hábitos mientras se observó una actividad cerebral excesiva en el núcleo caudado. Una región que debe encenderse, correctamente para que podamos controlar nuestros hábitos ya que participa en la modulación del movimiento.

Así, los científicos creen que las compulsiones pueden estar causadas por un mal funcionamiento del sistema de hábitos del cerebro. Estos hallazgos no son
específicos para personas con trastornos obsesivos compulsivos, sino para cualquier hábito de carácter repetitivo.

Según explica la coautora del estudio.
No es sólo este trastorno, hay una serie de comportamientos humanos que ahora se consideran ejemplos de compulsividad.

Incluyendo el abuso de drogas, el alcohol y los atracones. Lo que todos estos comportamientos tienen en común es la pérdida de control de arriba hacia abajo. Tal vez debido a la falta de comunicación entre las regiones que controlan nuestro hábito. Como la corteza prefrontal, que normalmente ayudan a controlar la conducta volitiva.

Continuar Leyendo
Publicidad
Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Curiosidades

La niña prodigio del box

Publicado

el

Por

Esta niña de tan solo 9 años tiene una fuerza impresionante que es capaz de hacer caer un pequeño árbol a puros puñetazos, y su padre puede estar muy tranquilo pues si alguien le rompe el corazón a su nena, ellas les rompe los huesos.

Continuar Leyendo

Curiosidades

¿Te desagradan algunos sonidos fuertes? Averigua por qué

Publicado

el

Por

Algunos ruidos pueden generar sensaciones desagradables y estremecedoras para el ser humano, por ejemplo, pasar las uñas por una pizarra puede ocasionar escalofríos, dentera y grima para muchas personas, sin embargo esto se debe a la sensibilidad del oído y a otros factores que la ciencia explica de la siguiente manera:

Un equipo de científicos de la Universidad de Newcastle en Australia ha descubierto que se debe a una interacción entre la región del cerebro que procesa el sonido, que vendría siendo la corteza auditiva, y la amígdala, una estructura cerebral que procesa las emociones.

Los resultados de esta investigación podrían ayudar a explicar enfermedades como la “hiperacusia” y la “misofonia”.

La hiperacusia es el aumento de la sensibilidad auditiva que suele deberse a una irritación en alguna parte de la vía auditiva. Este síndrome genera una disminución de la tolerancia a sonidos normales y naturales del ambiente. Los pacientes con hiperacusia sienten los sonidos normales como exageradamente elevados, también les molesta la voz los niños, el sonido de la vajilla, la bocina de los autos, el ruido de una moto, una frenada, etc.

Los pacientes con hiperacusia se sienten virtualmente prisioneros del ruido, ya al despertarse les molesta el sonido de las actividades habituales, que oyen como inusitadamente elevado.

Por otro lado la misofonia consiste en un síndrome que se define literalmente como “odio a los sonidos”, esta se manifiesta como un fuerte enojo causado por los sonidos que generan otras personas al comer, sorber, masticar chicle e incluso respirar. Las personas con misofonía pueden sentirse irritadas, enfurecidas o incluso sentir pánico cuando escuchan los sonidos que las perturban.

Estos dos trastornos podrían explicar por qué ciertos sonidos tienden a ser insoportables y generar “grima” en algunas personas. Es importante que las personas que los padecen de forma habitual asistan a los especialistas y acudan a terapias para ayudarse. (Vía Culturizando)

Continuar Leyendo

Curiosidades

Después de 66 años, un daltónico ve los colores como son por primera vez

Publicado

el

Por

Un hombre daltónico recibe por su 66 cumpleaños un precioso regalo consistente en unas gafas EnChroma con las que puede preciar correctamente los colores. Su reacción emocionada lo dice todo.

 

Continuar Leyendo

Tendencia