Salud – Mucho se nos ha dicho sobre los beneficios de las frutas, sus nutrientes, vitaminas y efectos positivos en el organismo, pero es importante saber que, si no las comemos adecuadamente pueden, traer más efectos negativos que positivos.

A continuación te presentamos 10 consejos para aprovecharlas al máximo sin cometer errores.

1- Las frutas se dividen en 4 tipos: Frutas neutras, ácidas, semi-ácidas y dulces, no se deben mezclar las ácidas con las dulces, pues alteran la química natural del estómago y pueden causar daños. Los resultados al hacer malas combinaciones entre frutas podrían ser: dolor de cabeza, indigestión, acidez, dolor estomacal, fermentación, diarrea entre algunos.

2- Las frutas ácidas ricas en ácido y complejos vitamínicos, excelentes para bajar triglicéridos, colesterol y ácido úrico, no todas contienen ácido cítrico como es el caso de la piña, ejemplos: piña, toronja, naranja, manzana, etc.

3- Las frutas semi-ácidas son ricas en proteínas de alto valor biológico, por ejemplo: mango, lima, fresa, durazno, etc.

4- Las frutas dulces, son muy ricas en Vitaminas A, C, E complejo B12 y B15, ejemplos: melón, papaya (lechoza), uva, granada, etc.

5- Las frutas neutras, son las más ricas en proteínas (prótidos), vitaminas, sales minerales y oligoelementos, ejemplos: aguacate, aceituna, cacahuate, etc.

6- Las frutas deben comerse de preferencia a medio día para absorber los nutrientes completamente, deben ser frutas frescas recién cortadas, no se deben dejar para después ya partidas, pues a la interperie, la química de las frutas se altera; de preferencia las frutas ácidas y semi-ácidas se comen por la mañana y las dulces por la tarde.

7- Al comer frutas no se deben acompañar con otros ingredientes, como la sal, chile, limón; estas se deben comer solas, para aprovechar los nutrientes completamente.

8- Si se quiere conservar el agua fresca de frutas se recomienda que sea de limón, lima o papaya, pues sus ingredientes no se descomponen como los de las demás frutas.

9- La naranja debe consumirse sola, “la naranja es oro por la mañana, plata al mediodía y plomo por la noche”.

10- Se deben comer con el estomago vacío preferiblemente. Ya que la fruta se digiere en el intestino delgado y si el estómago esta lleno, ésta comienza a fermentar antes de ser digerida.

Los jugos de frutas se deben consumir frescos y lo antes posible, pues se fermentan y se transforman en fuente de dolores y enfermedades, afectando el hígado y el cerebro.

 

Culturalizando