Susto en el Real Madrid cinco días antes de la final de la Champions League después de que Cristiano Ronaldo se tuviera que marchar del entrenamiento por un golpe en el muslo.

En el entrenamiento del Real Madrid de este martes en Valdebebas, justo el día en el que toda la prensa mundial cubría el evento. El portugués se retiró del partidillo a la media hora después de un choque con Kiko Casilla tras un empujón de Carvajal tras un centro lateral, pero su participación en el duelo de Milán no peligra.

La primera exploración habla de un golpe en el muslo. El propio Cristiano lanzó un mensaje tranquilizador en la zona mixta: “He tenido un problema en el entrenamiento, un bocadillo como se dice en España. Pero mañana o pasado estaré bien. Me siento bien , preparado y el sábado estaré en mi mejor nivel”.

Después de su percance, inmediatamente fue tratado por los servicios médicos del club, pero no fue posible que volviera al terreno de juego y enfiló el túnel de vestuarios con claros síntomas de preocupación.

Mientras marchaba hacia los vestuarios tiró una botella de agua al césped y no contestó a los periodistas que se interesaron por su estado físico.

Via: AS