“A Bola” y “Record”, los diarios deportivos de mayor circulación en Portugal, escriben que el ganador de cuatro Balones de Oro ya tiene tomada la decisión y que lo anunciaría cuando acabe su participación en la Copa Confederaciones que arranca mañana en Rusia.

“Cristiano Ronaldo está desilusionado con toda la situación levantada en el país por las autoridades tributarias”, señala “A Bola”, que cita una “fuente segura” no identificada. Esa fuente dice que el jugador se siente “víctima de una persecución” en España.

El futbolista de 32 años fue denunciado el martes por la Fiscalía de Madrid por un presunto fraude fiscal de 14.7 millones de euros (US$16.7 millones) entre 2011 y 2014 correspondientes a los derechos de imagen. El delantero habría creado una empresa para defraudar de forma “voluntaria” y “consciente” al fisco español, detalla la denuncia.

El diario “A Bola” explicó que Cristiano Ronaldo habría pensado en conversar con el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, hace más de dos meses. Sin embargo, aplazó el encuentro debido a los importantes objetivos que el equipo tenía para alcanzar hasta el final de la temporada. El club acabó conquistando la Liga de Campeones y la Liga española con un imponente Cristiano Ronaldo.

Según el mismo diario, Cristiano Ronaldo “intentará dejar el campeonato español en el próximo mes”. El jugador deberá esperar al final de la Copa Confederaciones, donde está con la selección portuguesa, para anunciar la salida de Madrid.

“Record”, por su parte, publicó una breve pero taxativa noticia sobre la supuesta decisión del futbolista: “Cristiano Ronaldo no vuelve más al Real Madrid”. “La decisión del internacional portugués (…) está tomada”, se lee.

“CR7 ha sido contactado por diversas personalidades en los últimos días, lamentando toda la situación que ha vivido. Algunas recordaron que España perderá así su mayor contribuyente individual”, subraya “Record” sin citar ninguna fuente.

Cristiano Ronaldo fichó en 2009 por el Real Madrid después de que el club blanco pagase 96 millones de euros al Manchester United (el fichaje más caro del mundo en ese momento). El atacante tiene contrato hasta 2021.

Vía: PL