El director general de Volaris puede presumir de dirigir una de las aerolíneas más baratas del mundo, de haber fraguado el plan para colocar a la empresa en la Bolsa de Nueva York y de ser el único ejecutivo que ha puesto a trabajar en una misma mesa a Carlos Slim y Emilio Azcárraga.

Desde que era niño, Enrique Beltranena estaba convencido de que los sueños pueden tomar vuelo y convertirse en realidad. El 18 de septiembre de 2013, el director general de Volaris sonreía frente a los inversionistas de la Bolsa de Nueva York por una hazaña en su carrera: la Oferta Pública Inicial (OPI) de la aerolínea en los mercados internacionales.

Los miembros de la empresa que conocían el significado de aquella operación hicieron una gran fiesta, pero había algunos que no sabían a ciencia cierta lo que había logrado el ejecutivo guatemalteco. Uno de ellos era Beto, un joven colaborador de Beltranena, quien le cuestionaba el motivo de tanta felicidad.

“Conseguimos el capital para los próximos cinco años y vamos a tener trabajo. Vamos a poder crecer la empresa”, le respondió Enrique a aquel muchacho. Ese día, la firma recabó 207.6 mdd en su primera operación en Estados Unidos y México, pero representaba mucho más que eso.

La firma, que inició en 2006 sin un solo avión propio, había logrado ser la sobreviviente de las grandes turbulencias económicas que desparecieron a 11 aerolíneas en México, las cuales incluyen a Mexicana de Aviación.

“Yo creo que soy el único guatemalteco que ha llevado un proyecto de la A a la Z a la Bolsa de Nueva York. Profesionalmente es una gran satisfacción personal que se acompaña de la satisfacción de entregar una acción que comienza a premiar a los inversionistas. Es poder regresarle a la gente la confianza a través de resultados”, dice Enrique Beltranena.

Hoy, Volaris es una de las tres mayores aerolíneas del país, con una participación de mercado de 24.8%, y, mejor aún, crece a tasas impresionantes. Obtuvo ingresos operativos por 326 mdd, en el tercer trimestre del año pasado, un aumento de más de 30% contra el mismo periodo del año previo.

Vuela 145 rutas (98 nacionales y 47 internacionales), toca tierra en 63 aeropuertos (40 domésticos y 23 internacionales), y llega a Estados Unidos, Costa Rica, Puerto Rico y Guatemala. En 2015 atendió a 11.9 millones de pasajeros, un número récord para una aerolínea en México.

Leer más: Forbes