¿Es seguro comer algo que cayó al suelo si se recoge en menos de 5 segundos? | CRN Noticias
Contáctanos

Salud, moda y familia

¿Es seguro comer algo que cayó al suelo si se recoge en menos de 5 segundos?

Publicado

el

La escena es conocida en el mundo de las pequeñas desgracias cotidianas: tienes un apetitoso pedazo de comida en la mano y, mientras salivas con ferocidad canina, te lo acercas a la boca presto a saborearlo y… ¡zas! Se cae al suelo.

Entonces una mezcla de sabiduría popular y gula frustrada se ponen en marcha. Si lo coges antes de cinco segundos, seguirá siendo comestible; si no, será pasto del cubo de la basura. Y al suelo te lanzas al rescate.

Si no eres demasiado hipocondríaco, lo habrás hecho alguna vez. ¿Pero es verdadera esta “regla”? ¿El alimento sigue en óptimas condiciones para consumirse?

Un experimento llevado a cabo por la BBC hace un par de años junto al doctor Ronald Cutler, médico especialista del hospital universitario Queen Mary de London y autor de un estudio al respecto, mostró que tal regla no funciona.

En el experimento se arrojaron un trozo de pizza en una cocina, un trozo de manzana en la calle y una tostada en un suelo de una oficina. Todos estos apetitosos alimentos se recogieron en menos de cinco segundos del suelo.

suelo_comida_1

Experimento

Pero, una vez llevados debajo de un microscopio del laboratorio, quedó patente que siglos de rápidos reflejos para recoger comida del suelo habían sido desaprovechados: todos los trozos contenían importantes cantidades de bacterias que hacían que la comida no fuese segura para consumirse.

Ni siquiera recogiendo el alimento en menos de un segundo se libró de ser contaminado.

Sin embargo, hay un matiz que puede ser mencionado: el factor tiempo aumenta el nivel de contaminación de bacterias en esa comida que se cae.

Así lo dice al menos un estudio de 2014 de la inglesa Universidad de Aston citado por la revista Focus de la BBC.

comida_suelo

Más tiempo, más contaminación

Esta investigación mostró que la cantidad de bacterias que se pegaban en 30 segundos en el suelo era mucho mayor que la de los alimentos que se recogían inmediatamente.

Anthony Hilton, el profesor de microbiología que se encargó de coordinar este experimento de sus alumnos, aclara:

“El consumo de alimentos caídos al suelo siempre tiene un riesgo de infección, que depende en gran medida de la cantidad de bacterias presentes en el suelo en el momento que cayeron“, concluyó la investigación.

Con todo, lo más prudente parece seguir siendo renunciar a comer ese apetitoso trozo de pizza o de pastel que se te ha caído al suelo.

Esa es precisamente la recomendación que al respecto hace el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés).

“Para aquellos que creen que un poco de suciedad no hace daño a nadie, aquí tienen una estadística preocupante: cada año, alrededor de un millón de personas sufren una enfermedad relacionada con el consumo de alimentos en Reino Unido”, asegura en su página web.

Y añaden: “De ellos, cerca de 20.000 personas requieren tratamiento hospitalario y 500 pueden morir como resultado de esto“.

Según sus datos, muchos de estos casos podrían haberse evitado siguiendo unas reglas de higiene básicas como lavarse las manos o preparar y cocer los alimentos adecuadamente.

533994bc1caf1-preview-620

BBC Mundo

Publicidad
Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Salud, moda y familia

¡Terribles noticias! Calentar tu comida en tuppers provocaría obesidad

Publicado

el

Por

Tiempo — Al calentar comida en un envase de plástico, dentro dell microondas, se libera una sustancia química denominada bisfenol A (BPA), la cual se pasa a los alimentos.

Es esta sustancia, ingerida en los alimentos, la cual podría aumentar el riesgo de padecer obesidad, principalmente en hombres.

Así lo dio a conocer recientemente el investigador del Departamento de Inmunología del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, Jorge Morales.

“El bisfenol es un compuesto orgánico que se suma a la cadena de factores de riesgo para desarrollar obesidad, pues lo comprobamos en ratones machos y pudimos ver cómo, en 15 semanas, aumentaron 5 gramos de grasa, lo cual para un ratón es muchísimo”, declaró el investigador.

Continuar Leyendo

Salud, moda y familia

Bebé estuvo a punto de perder la vida por un beso

Publicado

el

Por

Lucy estaba feliz, había dado a luz a un hermoso bebé y tenía visitas que deseaban conocerlo; desafortunadamente, una de ellas le dio un beso y puso en riesgo la vida del pequeño.

Su bebé tenía tan solo 11 días de nacido cuando tuvo que ser ingresado de manera urgente a un hospital, un beso le había detonado una fuerte enfermedad.

El pequeño Oliver permaneció 21 días con oxígeno y siendo alimentado mediante sonda, había sido contagiado por una persona que tenía herpes labial y lo besó al visitarlo.

“Oliver nació el 3 de agosto y cuando tenía 11 días dejó de beber leche durante la noche y empezó a tener fiebre. Al día siguiente mi pareja y yo le llevamos al hospital y allí le ingresaron con oxígeno, una sonda para que se alimentase y numerosas vías”, de esta forma, Lucy comenzó a dar a conocer la historia de su bebé en redes sociales.

Después de ocho días luchando por su vida en la Unidad de Cuidados Intensivos, el doctor dijo que Oliver tenía un herpes neonatal.

“Él nos explicó que el virus del herpes simple puede contagiarse en un recién nacido si una persona con un herpes labial le da un beso o toca al pequeño después de tener contacto con la infección”, detalló la joven madre.

Continuar Leyendo

Salud, moda y familia

Bañarse con agua caliente puede producir paros cardiacos

Publicado

el

Por

López Dóriga Digital — Un nuevo estudio advierte sobre los peligros de bañarse con agua caliente, ya que hacerlo multiplica hasta por diez la probabilidad de sufrir algún paro cardiaco.

Científicos japoneses detallaron para la revista especializada Resuscitation Journal que el problema radica cuando la persona, rodeada de vapor caliente, sale a la temperatura ambiente.

El súbito cambio provoca una caída brusca de la presión arterial y desata arritmias cardiacas porque el sistema circulatorio se ve en la necesidad de gestionar temperaturas muy altas, dilatándose los vasos sanguíneos.

Algunos síntomas menores de esto son los desmayos, sensación de fatiga e intensos dolores de cabeza. También se debe tomar en cuenta que al sudar con el vapor del agua caliente, el cuerpo pierde líquidos.

Las personas mayores de 40 años son las más propensas a sufrir daños por bañarse con agua caliente, siendo en temporada de invierno cuando las probabilidades de afectaciones se incrementan en general.

Continuar Leyendo

Tendencia