1. Las colchas

Los hoteles de paso suelen alquilar por 5 horas las habitaciones y, es probable que en un día, una sea utilizada unas tres o cuatro veces (si no es que más). Depende mucho de la higiene del lugar, pero lo más seguro es que la colcha no la laven, sino sólo las sábanas, por lo que se recomienda dormir únicamente estas.

563285995_071

  1. ¿Cámaras ocultas?

Entre los puestos de comercio informal de la Ciudad de México se venden DVDs con títulos como ‘Las Parejas Más Candentes en Moteles’, que presumen de tener grabaciones hechas en algunos hoteles de paso.

Nunca sabes cuándo te va a tocar, por eso te recomendamos que si llegas a uno con muchos espejos, con la luz apagada, prendas la lámpara de tu teléfono y revises si hay algo del otro lado. Si así es, se verá, si sólo hay un reflejo fuerte, no hay de qué preocuparse.

camara-oculta_MDSIMA20120206_0355_4

  1. Dinero en efectivo

Hay hoteles de paso que no aceptan tarjetas de crédito o débito y salir a buscar un ATM podría ser complejo. Además, si ir a un motel es algo de lo que no quieres que nadie se entere, es mejor no usarlas para que no se registre la operación en tus estados de cuenta.

  1. Las duchas

Si no tienes necesidad de bañarte allí, evítalo. Y, si es forzoso que lo hagas, procura llevar sandalias o podrías contraer una infección.