Un equipo de ‘piratas’ informáticos que apoyan a la organización terrorista del Estado Islámico anunció este domingo a través del servicio de mensajería Telegram el robo de una base de datos del Departamento de Estado de EE.UU.. Además, nombres, números de teléfono e información personal de algunos empleados también fueron extraídos del Departamento de Seguridad Nacional, del Departamento de Defensa y de otras entidades gubernamentales, informa el británico ‘Daily Mail’.

El grupo de ‘ciberterroristas’ que se hace llamar Califato Cibernético Unido (United Cyber Caliphate) incluyó en su mensaje capturas de pantalla de la información obtenida y expresó además su intención de asesinar a los funcionarios. “Su sistema ha fallado a la hora de contrarrestar nuestros ataques. Ahora los aplastaremos de nuevo”, señalaron los delincuentes.

Sin embargo, los responsables del ataque no han revelado hasta el momento datos confidenciales, pues pudo comprobarse que la mayoría de números e información publicada es considerada de dominio público y corresponde a oficinas e instituciones.

Pese al cierre masivo en Telegram de decenas de cuentas asociadas a la organización terrorista luego de los ataques perpetrados en París, la aplicación continúa siendo utilizada activamente para reclutar jóvenes y difundir propaganda relacionada con las actividades de este grupo.

Vía: RT