Cuando de engordar se trata, la felicidad se vuelve nuestra aliada.

México – Ya son varios los estudios que relacionan el estado emocional con la variabilidad del peso en las personas, la sabiduría popular también así lo indica, “nada mejor para bajar de peso que el despecho” o “cásate y engordarás”. Pues estas apreciaciones hacen mérito de tal popularidad, en efecto, las investigaciones nutricionales sobre pérdida o aumento de peso, ahora han econtrado una relación directa entre un matrimonio feliz y la posibilidad de ganar peso con mayor facilidad.

Los expertos creen que los hombres y mujeres felices en su matrimonio engordan porque, al no tener el deseo de buscar otra pareja, comienzan a descuidar su peso. Por lo tanto, engordar cuando se está en pareja feliz es “casi tan común como un resfriado en invierno”. Así lo ha ratificado un estudio de la Universidad Metodista del sur en Dallas, Texas en Estados Unidos.

Andrea Meltzer, la psicóloga que condujo el estudio, advierte que si este sobrepeso es importante aumenta el riesgo de que hombre y mujer sufran diversos problemas de salud. Por este motivo recomienda mirar con precaución a las investigaciones que concluyen que el matrimonio es bueno para la salud.

“Es común que al entrar en una relación estable las personas dejen de esforzarse tanto por su figura como lo hacían cuando eran solteros, debido a que saben que sus parejas las quieren más allá de su apariencia, sin embargo, la verdadera causa detrás del aumento de peso en las parejas son los hábitos. Los malos, por supuesto”, agrega Meltzer.