Primero fue el FC Barcelona y ahora son el Atlético de Madrid y el Real Madrid.

La FIFA sancionó a los dos gigantes de la capital española por violar varias disposiciones relativas a la inscripción de jugadores menores de edad, así como la participación de ciertos jugadores en algunos torneos.

Debido a estas irregularidades, ni Atlético ni el Real Madrid podrán ficha jugadores en los próximos dos períodos de transferencias, lo que es efectivamente un año, algo que entraría en vigor a partir del final de la actual temporada y que no afectaría el actual período de fichajes.

Asimismo, el Comité de Disciplina de la FIFA multó con cerca de US$900.000 al conjunto colchonero y US$350.000 al club blanco, además de advertir a ambos clubes y darles un plazo de 90 días para regularizar la situación de los jugadores.

La FIFA explica que la investigación ha sido referente a operaciones entre 2007 y 2014 del Atlético de Madrid y de 2005 a 2014 en el Real Madrid.

Antecedentes

El Atlético de Madrid anunció que recurrira el castigo ya que que “no está de acuerdo con la resolución sancionadora del organismo futbolístico internacional y estudia la documentación recibida para presentar un recurso”.

El Real Madrid, por su parte, al conocer la investigación emitió un comunicado hace un año en el que reitera que el club “como la propia RFEF (Real Federación Española de Fútbol), a través de la cual se tramita el expediente informativo, han quedado enteramente satisfechos con la información aportada al verificarse el estricto cumplimiento con la normativa de inscripción en absolutamente todos los casos“.

En caso de apelar, los clubes madrileños seguirían el mismo camino que en su momento tomó el Barcelona, medida que no fructificó para el conjunto catalán.

El Barça llevó el caso a la máxima instancia deportiva, el Tribunal de Arbitraje Deportivo, que confirmó el castigo que tuvo que cumplir en las ventanas de traspasos de enero de 2015 y agosto del mismo año.

Sin embargo, pudo contratar al turco Arda Turán y Aleix Vidal al finalizar la pasada campaña, aunque no pudo inscribirlos ni hacerlos jugar hasta hace una semana.

Otros importantes equipos europeos han sido sancionados por violaciones similares a la normativa de fichajes.

En 2009, el Chelsea inglés recibió un castigo de este tipo por parte de la FIFA por la contratación del joven francés Gael Kakuta procedente del Lens, en ese momento de 18 años de edad.

Pero el club londinense apeló ante la Corte de Arbitraje del Deporte, que luego falló a su favor en 2010.

Y en 2004 la AS Roma contrató a Phillipe Mexes del Auxerre francés y la operación también terminó en una sanción para el jugador, igualmente revisada meses después.

Se espera que tanto Real Madrid como Atlético de Madrid aprovechen el actual mercado de transferencias para reforzar sus plantillas, algo que ya ha hecho el equipo dirigido por Diego Simeone con la contratación de los jugadores Augusto Fernández y Matías Kranevitter.

También se espera que ambos aprovechen el actual período de transferencias para reforzar sus plantillas.