La Historia de Lanquin | CRN Noticias
Contáctanos

Curiosidades

La Historia de Lanquin

Publicado

el

Lanquín es uno de los 338 municipios de la República de Guatemala y pertenece al departamento de Alta Verapaz. Tiene una extensión territorial de 208 kilómetros cuadrados. Cuenta con un pueblo, 8 aldeas y 27 caseríos. Su población en el año 2002 de acuerdo al censo de ese año era de 16 546 personas y de acuerdo a las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística en 2013 es de alrededor de 25 381 individuos (Diccionario Municipal de Guatemala, 2001).

El municipio de Lanquín limita al norte con San Pedro Carchá, al este con Cahabón, al sur con Cahabón, Senahú y San Pedro Carchá y al oeste con San Pedro Carchá -todos municipios de Alta Verapaz-. Su clima es caliente y su fiesta titular se celebra del 24 al 28 de agosto, siendo el 28 su día principal, cuando la iglesia conmemora al doctor y obispo San Agustín. Durante las fiestas se presentan los bailes Max, Los Jicaques, Xetonesy Maus Quinc. En el el período hispánico se conoció como San Agustín Lanquín, por haber sido puesto bajo la advocación de ese santo. Su nombre podría tomarse del idioma quekchí donde lemsignifica espejo y quim es paja o pajón. Su idioma predominante es el quekchí.

Historia

Lanquín fue fundada en el año de 1540, tras la conquista dirigida por un grupo de frailes. La primera iglesia católica se construyó entre los años de 1540 y 1550, y fue nombrada en honor a su patrono, obispo y doctor San Agustín (Cordón, 2007).
Lanquín dio sus primeros pasos como municipio en el año 1846. Su primer alcalde fue Crisanto Beb, un indígena honorable escogido para desempeñar el cargo (Cordón, 2007).

Mediante un acuerdo presidencial en mayo de 1656, Lanquín fue declarado como Parque Nacional por su belleza natural, que constituye un atractivo turístico del país (Cordón, 2007).

Demografía

El municipio de Lanquín tiene una población de 16 546 personas, de acuerdo al censo nacional realizado en 2002. De esa cantidad, 8 237 son hombres y 8 309 son mujeres. De acuerdo a las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística, en 2013 la población será aproximadamente de 25 381 personas (XI Censo Nacional de Población y VI de Habitación, 2002).

El 98 por ciento de su población pertenece a la etnia indígena (Cordón, 2007).

Geografía

El municipio de Lanquín está dividido en un pueblo, ocho aldeas y 27 caseríos. Se encuentra en las faldas de la Sierra de Chamá. Lo rodean 11 montañas y 17 cerros. Lo riegan el Río Cahabón, Río Carchá, Río Chajmaic, Río Chiacté, Río Chianay, Río Lanquín y el Río Seacté (Diccionario Municipal de Guatemala, 2001).

El Río Cahabón es muy caudaloso al igual que el Lanquín. Éste último brota de las grutas del mismo nombre. Además, cuenta con 12 quebradas y la Laguna Sepalau. Está a una altura de 352 metros sobre el nivel del mar (Diccionario Municipal de Guatemala, 2001).

Entre las aldeas, caseríos y fincas que se encuentran en Lanquín están el caserío Seamay, la finca Sosela, caserío Tutzam – Seamay, caserío Jobchacuob, caserío Xayalya, caserío San Javier,caserío Tutzam, la aldea Cajuz, el paraje Cesab, paraje Rubelju, finca Chitzubil, caserío Santa María,finca Chinama, caserío Chunajte, caserío Pejmo, finca Guajbal, caserío Chicum, finca Samastun,caserío Yutbal, aldea Seseb, caserío Sepacay, aldea Chibail, caserío Chimelb Viejo, caserío Seluc,caserío Chicanchu, aldea Chisubin, aldea Semil, caserío Semuc Champey, aldea Chicanutz, finca Chiqueleq, finca Chimeleb, caserío Chipata, caserío Setul y aldea Sepach (Cordón, 2007).

Su clima es cálido todo el año, a excepción de los meses de fin y principios de año, en que desciende de 8 a 12 grados la temperatura (Cordón, 2007).

Flora

La zona en la que se encuentra Lanquín forma parte del Bioma Selvático Tropical y la zona de vida boscosa subtropical. La vegetación del lugar se considera como indicadora y está representada por varias especies. Entre ellas se puede mencionar: Orbignya cohune, Terminalia amazonia, Brosimun alicastrum, Lonchocarpus, Virola, Cecropia y Pinus pseudostrobus, entre otras (Cordón, 2007).

Su orografía es irregular, definida especialmente por la Sierra de Chamá, desde donde se desprenden varios ramales. Esto influye en la variedad de sus productos agrícolas, así como de flores, de las que sobresale la orquídea conocida como Monja Blanca, declarada flor Nacional de Guatemala. La Sierra de Chamá que debe considerarse una prolongación de los Cuchumatanes(Cordón, 2007).

Semuc Champey

Economía

Los habitantes del municipio de Lanquín cuentan con diferentes actividades ecónomicas. Las principales son las actividades agrícolas, artesanales y de servicios (Cordón, 2007).

En el plano agrícola, las condiciones climáticas de Lanquín son ideales para la producción de maíz, frijol, chile, plátano, cacao, arroz y café (Cordón, 2007).

En referencia al a producción forestal, su flora es diversa y rica en especies, por lo que representa las diferentes zonas de vida en la región. Destacan, entre ellas el roble, encino, machinche, ramón blanco, chanup, corozo, aguacalito, chupte, paterna, puabac, chunub, cedro, palo de sangre, guarumo, entre otras (Cordón, 2007).

Dentro de la producción artesanal o industrial, se pueden incluir dentro de la economía la producción de artesanías con la fruta de morro -cucharas-, la madera de pino blanco, caoba, cedro, en la elaboración de instrumentos musicales y máscaras para ceremonias. También se trabaja la madera para la realización de paletas de madera e instrumentos para la cocina (Cordón, 2007).

También se fabrican tejidos de algodón y de lana de oveja, aunque la mayoría de los tejidos realizados en el municipio son artesanías de tipo utilitario de servicio (Cordón, 2007).

El barro es otro de los materiales utilizados por los pobladores del municipio para producir jarrones, platos, vasijas, ollas. De igual manera se produce cestos con materiales conocidos como zabique y la vara (Cordón, 2007).

Cultura

Lanquín cuenta con varios sitios arqueológicos, de los cuales tienen especial atención Pampue y Pasmala. Como principales sitios turísticos están las Grutas de Lanquín, declaradas Parque Nacional por acuerdo gubernativo del 26 de mayo de 1955. También están las pozas y el puente natural de Semuc Champey (Cordón, 2007).

 

Vía WikiGuate

Continuar Leyendo
Publicidad
Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Curiosidades

¿Por qué algunas personas le temen a los payasos?

Publicado

el

Por

El género de las películas de terror normalmente se reinventa y hacer uso de payasos, muñecas escalofriantes o máscaras que se le parezcan, es algo común y que muchas personas le temen.

Un psiquiatra de la Escuela de Medicina de Harvard y además fanático del cine de miedo, Steven Schlozman, intenta descubrir por qué ciertas cosas generan miedo. Por ejemplo, un elemento básico de las películas de terror son las caras alteradas por deformidades, mutaciones o máscaras espeluznantes. ¿Pero por qué son tan inquietantes?

Según la investigación realizada, hay un aspecto del horror que Freud llamó inicialmente el “misterio”. Ahí es donde algo es lo suficientemente familiar para ser reconocible pero lo suficientemente extraño como para dar escalofríos. Eso es lo que usan muchos tópicos de las películas de terror, las personas reconocen algo que le es habitual pero está suficientemente alejado de lo normal y por lo tanto asusta.

Eso ocurre con los payasos, se supone que los mismos están para generar risas, sin embargo, tienen tantas distorsiones (nariz roja, cara blanca, sonrisa pintada, etc.) que es fácil que alguna de ellas sea percibida como algo siniestro.

via GIPHY

Dependiendo de las experiencias de cada persona un payaso puede pasar de ser familiar a volverse siniestro, y si la experiencia además fue traumática, puede devenir una fobia que terminará reforzando la percepción de que todos los payasos dan miedo o son terroríficos.

Aunque parezca increíble cada tópico terrorífico está diseñado psicológicamente para asustar a ciertas y determinadas personas y alterar emocionalmente según sea el caso y la fobia de cada una. Los payasos son uno de los tópicos preferidos y año tras años existen cineastas que se encargan de mostrarlo al mundo. Vía Culturizando

Continuar Leyendo

Curiosidades

La niña prodigio del boxeo

Publicado

el

Por

Esta niña de tan solo 9 años tiene una fuerza impresionante que es capaz de hacer caer un pequeño árbol a puros puñetazos, y su padre puede estar muy tranquilo pues si alguien le rompe el corazón a su nena, ellas les rompe los huesos.

Continuar Leyendo

Curiosidades

¿Te desagradan algunos sonidos fuertes? Averigua por qué

Publicado

el

Por

Algunos ruidos pueden generar sensaciones desagradables y estremecedoras para el ser humano, por ejemplo, pasar las uñas por una pizarra puede ocasionar escalofríos, dentera y grima para muchas personas, sin embargo esto se debe a la sensibilidad del oído y a otros factores que la ciencia explica de la siguiente manera:

Un equipo de científicos de la Universidad de Newcastle en Australia ha descubierto que se debe a una interacción entre la región del cerebro que procesa el sonido, que vendría siendo la corteza auditiva, y la amígdala, una estructura cerebral que procesa las emociones.

Los resultados de esta investigación podrían ayudar a explicar enfermedades como la “hiperacusia” y la “misofonia”.

La hiperacusia es el aumento de la sensibilidad auditiva que suele deberse a una irritación en alguna parte de la vía auditiva. Este síndrome genera una disminución de la tolerancia a sonidos normales y naturales del ambiente. Los pacientes con hiperacusia sienten los sonidos normales como exageradamente elevados, también les molesta la voz los niños, el sonido de la vajilla, la bocina de los autos, el ruido de una moto, una frenada, etc.

Los pacientes con hiperacusia se sienten virtualmente prisioneros del ruido, ya al despertarse les molesta el sonido de las actividades habituales, que oyen como inusitadamente elevado.

Por otro lado la misofonia consiste en un síndrome que se define literalmente como “odio a los sonidos”, esta se manifiesta como un fuerte enojo causado por los sonidos que generan otras personas al comer, sorber, masticar chicle e incluso respirar. Las personas con misofonía pueden sentirse irritadas, enfurecidas o incluso sentir pánico cuando escuchan los sonidos que las perturban.

Estos dos trastornos podrían explicar por qué ciertos sonidos tienden a ser insoportables y generar “grima” en algunas personas. Es importante que las personas que los padecen de forma habitual asistan a los especialistas y acudan a terapias para ayudarse. (Vía Culturizando)

Continuar Leyendo

Tendencia