Jason Talbott capturó con su cámara una inusual serpiente de dos cabezas en Kansas, EE.UU. El reptil fue descubierto en una zona salvaje por los amigos del fotógrafo.