La increíble historia de un hombre que vive en un avión en el medio del bosque | CRN Noticias
Contáctanos

Curiosidades

La increíble historia de un hombre que vive en un avión en el medio del bosque

Publicado

el

(Infobae) – El ingeniero estadounidense Bruce Campbell compró en 1999 un Boeing 727 y lo emplazó en unas hectáreas de Portland.

Cuando Bruce Campbell promediaba los 20 años, compró por 23 mil dólares las 4 hectáreas en las que descansa su avión. Hoy esa parcela de bosque en Portland, Oregon, es su hogar. En 1999, después de escuchar hablar a un peluquero de Mississippi sobre una curiosa transacción aeronáutica, adquirió un enorme Boeing 727 por 100 mil dólares.


Durante años, se encargó de refaccionar el avión para convertirlo en su casa. Un hogar que en realidad es un avión comercial de tres motores y ahora cuenta con un futón, una cocina, un área de lavandería y una ducha. Allí, dice, vive al menos durante seis meses de cada año desde hace década y media.

Hoy Campbell tiene 66 años, pero sus inquietudes por explorar horizontes desconocidos comenzaron desde joven. Se graduó como ingeniero y desde entonces quiso llevar una vida alejada de lo convencional. Nunca se casó. De hecho, se reconoce “socialmente bastante inepto”. La mayor parte del tiempo la pasó “entretenido con actividades y juguetes técnicos”.


Al pago inicial de 100 mil dólares, le debió agregar otros 120 mil por el costo de la remoción de alas y colas. Por entonces, la aeronave estaba estacionada en un muelle japonés. Campbell pidió que la trasladaran hasta Portland y la remolcaran hacia sus 4 hectáreas de bosque.

A bordo, el ingeniero lleva una vida modesta. Duerme en un futón, se baña en una ducha improvisada y cocina con un microondas o tostadora, casi siempre alimentos enlatados y cereales. “Mi idea es elegir el camino que me hace más feliz”, le dijo a Daily Mail.


De acuerdo a Campbell, se requiere valentía para alejarse de “una vida de tedio” en una típica cabaña de madera, tal como lo indicaría “el rebaño”. “El rebaño es intrínsecamente incapaz de abrir nuevos caminos a nuestro futuro. Solo los pensadores independientes y audaces pueden hacer eso. Por eso, ignorá al rebaño”, remarcó.

A su vez, el ingeniero comparó los materiales de construcción de una tradicional cabaña con los de una aeronave. “No quiero ofender, pero la madera es, en mi opinión, un terrible material de construcción”, señaló. “Las casas de palos rectangulares no pueden soportar vientos fuertes. Cuando se incendian, a menudo, matan a sus comensales, son fácilmente accesibles para los ladrones, tienen fugas y se degradan rápidamente”, agregó.


La transición no fue sencilla. Mientras refaccionaba y ponía en condiciones al avión, Campbell vivió durante años en una casa móvil. Debido a las pésimas condiciones de higiene, su hogar provisorio se infestó con ratones. No tuvo alternativa más que acelerar el proceso y mudarse a su nave, pese a carecer de un permiso de construcción.

El tiempo pasó. 15 largos años y todavía busca mejorar su hogar. Sigue restaurando los elementos originales de su interior, como asientos y luces. La otra mitad del año la pasa en Japón. Allí también busca comprar un fuselaje de un Boeing 747. Su objetivo: vivir los 365 días en un avión.

Publicidad

You must be logged in to post a comment Login

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Curiosidades

Un año del perro ya no equivale a siete de los humanos

Publicado

el

Por

(La Nación) – Se dice que un año de vida en los perros equivale a siete de los nuestros. Así, durante mucho tiempo calculamos la edad de nuestras mascotas y las equiparamos con la edad humana. Pero la realidad es bien distinta y ese cálculo, revelaron, es sólo un mito.

Este vídeo de Science Insider tira abajo el cuentos de los años perrunos con un simple cálculo. Al parecer, los perros alcanzan la madurez sexual al año de vida. Entonces, si el mito fuera cierto, los seres humanos ya seríamos capaces de reproducirnos a los siete años, cosa que no es cierta. Además de que, si seguimos esa lógica, los seres humanos viviríamos al rededor de 150 años.

Es que si bien los perros son nuestros mejores amigos son de otra especie y envejecen de forma muy distinta a la nuestra. En el primer año de vida, el perro madura muchísimo más rápido que una persona. A partir de ahí, todo depende de la raza y el tamaño de cada can.

El especialista Stanley Coren, quién publicó varios libros sobre estas lindas mascotas, indica que la forma más acertada de conocer la edad de un canino es un poco más complicada que una escala como la de que un año equivale a siete.

Al parecer, el primer año de un cachorro correspondería a los primeros 15 o 16 años de un humano, ya que que en ese periodo de tiempo, el perro desarrolla todo lo que las personas desarrollamos entre la infancia y la adolescencia. Entonces, a un perro de 2 años le correspondería la edad de un adulto joven de 24 años aproximadamente. Para los siguientes 3 años, recomiendan añadirles 5 años más.

Cuando el perro ya llega a los 5 años, es donde el tamaño comienza a importar. Según Coren, las razas pequeñas envejecen 4 años por cada uno que pasa; las medianas 6 años y las razas grandes 7 u 8 años. Por lo tanto, cuando un perro pequeño tiene 8 años humanos, tiene aproximadamente 51 años perrunos, mientras que un perro de tamaño grande de la misma edad, tendría aproximadamente 60 años.

¿Difícil, no? Tal vez lo que conviene hacer es no intentar equipararnos y simplemente aceptar la edad que tienen nuestras mascotas

Continuar Leyendo

Curiosidades

Robó cervezas por amor a su esposo

Publicado

el

Por

México – La tarde de este miércoles una mujer fue detenida en la Colonia Valle Verde de Durango, tras intentar extraer de un minisuper un 18 pack de cerveza informaron las autoridades; la detenida se identifico como Casandra “N” quien argumentó que el hecho que la había arrodillado a cometer este delito era que su “Pollo” apodado que utiliza para su marido, había encontrado trabajo después de 6 meses de búsqueda, por lo que quiso consentirlo con lo que a él más le gustaba.

Casandra acudió a un minisuper cercano a su domicilio y ante la negativa del dueño de fiarle el preciado brebaje está lo tomó y sin más ni menos salió corriendo del lugar siendo alcanzada unas cuadras más adelante por trabajadores del lugar quienes después de someterla pidieron la intervención policial para su posterior traslado a barandillas se informó.

Continuar Leyendo

BBC

Ruanda, el país africano que se enfrenta a Estados Unidos porque no quiere su ropa usada

Publicado

el

Por

Foto: BBC

Economía (BBC) – La imposición de aranceles a las importaciones de ropa provenientes del país africano por parte de Estados Unidos provocó un conflicto que, hasta ahora, no da señales de tregua.

La disputa incluye el oscuro mercado de la importación de ropa de segunda mano y el rechazo de Ruanda a ceder frente a la mayor economía del mundo.

La historia comenzó en marzo de este año, cuando Washington le notificó a Ruanda que en 60 días pondría fin al convenio que le permite vender ropa a Estados Unidos libre de aranceles.

Se trata de un estatuto especial que tiene el país bajo el Acta de Crecimiento y Oportunidades para África (Agoa, por sus siglas en inglés).

El acta es el símbolo de las leyes estadounidenses que buscan mejorar el comercio y la inversión en ciertos países africanos, a través del acceso libre de impuestos a 6.500 productos exportados desde África.

Donald Trump y Paul Kagame.

“La decisión del presidente enfatiza su compromiso con el cumplimiento de nuestras leyes comerciales y con asegurar que exista justicia en nuestras relaciones comerciales”, dijo el vicerepresentante de Comercio CJ Mahoney en aquel momento.

 

¿Por qué Ruanda prohibió la importación de ropa usada?

La idea de Ruanda al prohibir la importación de ropa usada es proteger su emergente industria textil.

Muchas naciones africanas fueron alguna vez el hogar de dinámicas industrias textiles. Pero décadas de mala administración, inestabilidad y un aumento de la competencia global no han pasado en vano.

Esta situación se puede ver en Ghana, donde la liberalización del mercado en la década de los 80 llevó a una fuerte pérdida de trabajos en el sector textil, desde 25.000 personas en 1977 a 5.000 en 2000.

Kenia tenía medio millón de trabajadores en el sector hace un par de décadas. Hoy solo hay decenas de miles.

La importación de ropa usada desde países desarrollados es uno de los factores que han contribuido a la crisis (al borde del colapso) de la industria de la ropa en el África subsahariana.

Los precios de las prendas de vestir son tan baratos que las empresas locales no pueden competir.

Según un estudio de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), en 2015 la Comunidad Africana Oriental (una unión aduanera formada por por Kenia, Uganda, Tanzania, Burundi, Ruanda y Sudán del Sur) representó cerca del 13% de las importaciones globales de ropa de segunda mano, por un valor de US$274 millones.

Cerca del 67% de la población del Este de África compró al menos una parte de sus prendas de vestir en algún mercado de ropa usada, según el mismo informe.

Continuar Leyendo

Tendencia