La azafata le negó una Coca Cola de dieta sin destapar a la mujer, Tahera Ahmad, porque los pasajeros podían usar la lata “como un arma”.

Ahmad aseguró este miércoles que el incidente ocurrió el pasado viernes en pleno vuelo. Pero lo que más la indignó fue el hecho de que cuando el pasajero que estaba sentado junto a ella pidió una cerveza -también en lata- sí se la dieron sin destapar.

Republic Airways Holding -empresa que operaba el avión y para la que trabaja la azafata- y United Airlines, bajo cuya marca viajaba el aparato, pidieron disculpas y aseguraron que la aeromoza ya no atenderá clientes y que recibirá entrenamiento sobre sensibilidad.

“United no tolera conductas que son discriminatorias -o que parecen ser discriminatorias- contra nuestros clientes o empleados”, indicó en un comunicado.

Disculpas

La joven, que llevaba el tradicional velo musulmán, incluso asegura que fue agredida verbalmente por otro pasajero, quien le pidió que se callara porque sí podía usar la lata “como un arma”.

Al finalizar el vuelo, tanto el piloto del avión como la aeromoza involucrada pidieron disculpas.

La historia rápidamente se hizo popular en redes con los hashtags#IslamophobiaISREAL y#UnitedforTahera para expresar el malestar por lo ocurrido.

Ahmed Rehab, director ejecutivo de la oficina de Chicago del Consejo para las Relaciones islámicas y Estadounidenses, dijo en rueda de prensa con Ahmad que la confrontación fue simplemente “un acto de discriminación que debe ser tomado seriamente”.

No es la primera vez que ocurren incidentes de ese tipo durante vuelos comerciales en Estados Unidos, especialmente cuando algún pasajero lleva el velo islámico o por tener rasgos étnicos del Medio Oriente, o incluso por orar en árabe durante el vuelo.

BBC MUNDO