Le sacó los ojos en un ataque de celos | CRN Noticias
Contáctanos

Curiosidades

Le sacó los ojos en un ataque de celos

Publicado

el

CHILE – La agresión a Nabila Rifo, una mujer de 29 años y madre de cuatro hijos, conmocionó a Chile. El ensañamiento del agresor no se limitó a fracturarle varios huesos y dejarle sin varias piezas dentales: tras dejarla inconsciente, tomó un objeto corto punzante y le sacó los ojos. La agresión, por la que está siendo juzgado su marido, revela hasta qué punto las mujeres víctimas de violencia siguen desprotegidas en Chile.

“Soy inocente”; “Jamás le he pegado a mi señora”; “A Nabila la quiero, es la madre de mis hijos”. Esas son algunas de las frases que el único procesado del caso de violencia de género más bullado de los últimos años en Chile, Mauricio Ortega, pronunció durante el primer día del juicio en su contra que comenzó esta semana.

El 14 de mayo de 2016 en la madrugada, su mujer Nabila Rifo, de 29 años y madre de cuatro hijos, fue encontrada brutalmente agredida en la calle donde vive en la ciudad de Coyhaique, en el sur del país. Tenía múltiples fracturas y había perdido piezas dentales. Pero el ensañamiento del agresor no terminó ahí: tras dejarla inconsciente, tomó un objeto cortopunzante y le sacó los ojos. Nabila tuvo que ser trasladada a la capital donde permaneció hospitalizada durante varias semanas.

Mientras, cientos de chilenos salieron a las calles a pedir “justicia y respeto”, hicieron vigilias y la presidenta Michelle Bachelet fue a visitarla. El caso se convirtió en un emblema de la lucha contra la violencia de género en Chile.

Un tribunal chileno condenó este martes a 26 años de prisión a Mauricio Orlando Ortega Ruiz por agredir a quien era su mujer, Nabila Rifo, a la que en mayo pasado propinó una paliza en la que le sacó los ojos, le fracturó varios huesos y le dejó sin dientes. Ortega Ruiz era el único imputado en un caso que conmocionó a Chile por su brutalidad.

El mes pasado fue declarado culpable de los delitos de femicidio frustrado, lesiones graves y violación de morada, al no creer su versión de que él estaba dormido en su auto en el momento de la agresión. Este martes, el Tribunal Oral en lo Penal de Coyhaique, la ciudad del sur de Chile donde se produjo la agresión, lo condenó a 12 años y 180 días por el delito de femicidio frustrado y otros a 12 años y 180 días por el de “lesiones graves gravísimas”, por extraerle los ojos a Rifo.

Además, dictó 540 días adicionales por el delito de violación de morada violenta por otro episodio ocurrido en junio de 2015 cuando Ortega Ruiz se presentó con un hacha en la casa donde Rifo estaba con sus hijos. En total, el agresor deberá pasar 26 años en prisión, en una pena que ha sido visto como una condena que siente precedente en los casos de violencia de género.

Continuar Leyendo
Publicidad
Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Curiosidades

La niña prodigio del box

Publicado

el

Por

Esta niña de tan solo 9 años tiene una fuerza impresionante que es capaz de hacer caer un pequeño árbol a puros puñetazos, y su padre puede estar muy tranquilo pues si alguien le rompe el corazón a su nena, ellas les rompe los huesos.

Continuar Leyendo

Curiosidades

¿Te desagradan algunos sonidos fuertes? Averigua por qué

Publicado

el

Por

Algunos ruidos pueden generar sensaciones desagradables y estremecedoras para el ser humano, por ejemplo, pasar las uñas por una pizarra puede ocasionar escalofríos, dentera y grima para muchas personas, sin embargo esto se debe a la sensibilidad del oído y a otros factores que la ciencia explica de la siguiente manera:

Un equipo de científicos de la Universidad de Newcastle en Australia ha descubierto que se debe a una interacción entre la región del cerebro que procesa el sonido, que vendría siendo la corteza auditiva, y la amígdala, una estructura cerebral que procesa las emociones.

Los resultados de esta investigación podrían ayudar a explicar enfermedades como la “hiperacusia” y la “misofonia”.

La hiperacusia es el aumento de la sensibilidad auditiva que suele deberse a una irritación en alguna parte de la vía auditiva. Este síndrome genera una disminución de la tolerancia a sonidos normales y naturales del ambiente. Los pacientes con hiperacusia sienten los sonidos normales como exageradamente elevados, también les molesta la voz los niños, el sonido de la vajilla, la bocina de los autos, el ruido de una moto, una frenada, etc.

Los pacientes con hiperacusia se sienten virtualmente prisioneros del ruido, ya al despertarse les molesta el sonido de las actividades habituales, que oyen como inusitadamente elevado.

Por otro lado la misofonia consiste en un síndrome que se define literalmente como “odio a los sonidos”, esta se manifiesta como un fuerte enojo causado por los sonidos que generan otras personas al comer, sorber, masticar chicle e incluso respirar. Las personas con misofonía pueden sentirse irritadas, enfurecidas o incluso sentir pánico cuando escuchan los sonidos que las perturban.

Estos dos trastornos podrían explicar por qué ciertos sonidos tienden a ser insoportables y generar “grima” en algunas personas. Es importante que las personas que los padecen de forma habitual asistan a los especialistas y acudan a terapias para ayudarse. (Vía Culturizando)

Continuar Leyendo

Curiosidades

Después de 66 años, un daltónico ve los colores como son por primera vez

Publicado

el

Por

Un hombre daltónico recibe por su 66 cumpleaños un precioso regalo consistente en unas gafas EnChroma con las que puede preciar correctamente los colores. Su reacción emocionada lo dice todo.

 

Continuar Leyendo

Tendencia