En la actualidad, la reputación corporativa de las empresas está desempeñando un papel muy importante en la determinación de la opinión de los consumidores, la filosofía por un ambiente verde y ecológico está cambiando la forma en que las empresas abordan la sostenibilidad corporativa y el ambientalismo. Esto hace que cada paso que toman para reducir el consumo de energía también ayuda a fortalecer sus credenciales ambientales.

El impacto medioambiental ha producido un empuje hacia una mayor sostenibilidad en los últimos años tiene tanto que ver con el hecho de que volverse verde puede reducir los gastos, además de dar beneficios de relaciones públicas.

En las últimas dos décadas, la sostenibilidad se ha convertido en algo más que una simple moda o palabra vacía. Estudio tras estudio demuestra que la sostenibilidad tiene beneficios comerciales tangibles, incluyendo una imagen de marca mejorada y una ventaja competitiva, además de la ética y filosofía empresarial.

“LG y sus productos están perfectamente preparados para capitalizar el mayor atractivo de la sostenibilidad tanto para los negocios como para los hogares. En LG queremos dejar una huella ecológica que beneficie tanto a consumidores como a nuestra empresa”

Comparte Melanie Behrens, coordinadora de Relaciones Públicas en LG Electronics.

La marca no sólo se compromete a ofrecer los productos más eficientes para el usuario, sino también a mejorar el bienestar y la salud de sus consumidores y su entorno compartido brindando confiabilidad. Recientemente la marca LG Electronics amplió su campaña de energía ecológica en Corea, ofreciendo paneles solares y lámparas LED, además de equipo eléctrico de bajo consumo y ventanas de aislamiento para hogares y comunidades de bajos ingresos. Esto se espera que resulte en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, servicios públicos asequibles y una mejor calidad de vida. Además, los esfuerzos de la compañía para aumentar el número de productos libres de carbono y de eficiencia energética pueden ahorrar a los consumidores más de 150 millones de dólares en costos de electricidad y disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero en alrededor de 930 millones de libras.

LG siempre pone las necesidades de sus consumidores en primer lugar, colocando la retroalimentación de los usuarios en el centro de sus productos y tecnologías.