Editor's Rating

Guatemala – El Juzgado Sexto de Instancia Penal ligó hoy a proceso a once sindicados de integrar una estructura conformada por particulares y empleados del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), cuyo fin era favorecer a determinados proveedores de medicamentos a cambio de “comisiones”. Dos de ellos fueron enviados a prisión preventiva y al resto se les otorgó medidas sustitutivas que no podrán ejecutarse hasta que la resolución quede firme.

La jueza suplente Mélida Vásquez halló suficientes elementos de investigación presentados por la CICIG y el MP para enviar a dos operadores-proveedores a prisión y ligarlos a proceso por los siguientes delitos:

  • Alejandro Enrique Toledo Paz: asociación ilícita, cohecho activo y tráfico de influencias.
  • Juan Pablo Muralles Morán: asociación ilícita, cohecho activo y tráfico de influencias.

A las siguientes personas, la jueza les otorgó una fianza de Q35 mil, arresto domiciliario y prohibición de salir del país, entre otras medidas:

  • Hugo René Navas Bonilla (Director de la Policlínica del IGSS): asociación ilícita y cohecho pasivo.
  • César Estuardo Hernández Monroy (médico de la Unidad de Oncología del IGSS): asociación ilícita y cohecho pasivo.
  • Roberto Francisco Estrada Morales (Director del Hospital de Enfermedades Generales del IGSS): asociación ilícita.
  • Carlos Enrique Palma Carranza (Director del Hospital Juan José Arévalo del IGSS): asociación ilícita.
  • Marcelo Noguera Sagastume (Jefe de Unidad Financiera Hospital Juan José Arévalo del IGSS): asociación ilícita.
  • Carlos Rodolfo Salvatierra (Director Unidad Periférica del IGSS): asociación ilícita.
  • José Rafael Arriaga Fuentes (proveedor): asociación ilícita y cohecho pasivo.
  • José Rodolfo Barrientos Montepeque (proveedor): asociación ilícita y tráfico de influencias.
  • Mateo Estuardo Ramazzini Menéndez (proveedor): asociación ilícita.

La jueza fijó el 11 de enero de 2016 para que el MP presente las conclusiones de la investigación y la acusación formal contra los once sindicados. Mientras que para el 26 de enero programó la audiencia en donde se decidirá si los sindicados enfrentan juicio.

Antecedentes
Las investigaciones establecieron que algunos operadores acuden a los proveedores para procurar la venta de su producto o servicio al IGSS. Para realizar lo anterior, los operadores se dirigen a los funcionarios periféricos (personal del IGSS que puede modificar el listado básico de medicamentos). Los operadores también acuden a los funcionarios centrales (personal del IGSS que intervienen en los procesos de adquisición institucional) para incidir en la manipulación de dichos procesos.

Esta actividad irregular de los operadores se realiza a cambio de “comisiones” porcentuales pagadas por el proveedor, y que son compartidas por los funcionarios centrales y periféricos.

En este caso continúan prófugos el médico Gustavo Adolfo Castillo Rojas y Gustavo Adolfo Alejos Cámbara, quien fue incluido en el listado de los más buscados por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol).

Vía CICIG