Si ves que dejas mucho cabello en la almohada, en la ducha o en el cepillo, presta atención a tu dieta.
Los problemas de caída capilar no son solo cosa de hombres, las mujeres también los sufren y una de las principales causas es el seguimiento de dietas estrictas o desequilibradas, ya que pueden acarrear importantes deficiencias nutricionales.
Ciertos alimentos son especialmente favorables para la salud de tu cabello, lo fortalecen, estimulan su crecimiento y pueden llegar a controlar eficazmente la caída. ¿Quieres saber cuáles son para empezar a presumir de pelo?
Que no falten las proteínas
Los alimentos ricos en proteínas como los huevos, carnes, pescado y lácteos, aportan proteínas y aminoácidos que reconstruyen y vigorizan tu pelo.
Grasas vegetales sanas y equilibradas
Las grasas de origen vegetal que contienen los frutos secos, así como el aceite de oliva, el aceite de girasol y el aceite de soja, contribuirán a mantener tu cabello brillante y sedoso.
Alimentos ricos en hierro
Debido a la pérdida de sangre en la menstruación, las mujeres pueden sufrir carencias de hierro. Asegúrate que en la dieta consumes alimentos ricos en hierro, tales como los mejillones, carnes rojas, pescados y huevos, combinados con otras fuentes de hierro de origen vegetal como las espinacas o las legumbres. Para mejorar la absorción del hierro, consume en la misma comida algún alimento rico en vitamina C como pueden ser los pimientos o las frutas cítricas (kiwi, naranja, limón, fresas).