Más de 100 colaboradores de la compañía en conjunto con el apoyo de las comunidades, realizaron una jornada de limpieza y restauración en el Instituto Básico de la aldea Resurrección Balam en Fray Bartolomé de las Casas.

Dentro del plan de Responsabilidad Social de NaturAceites, más de 100 colaboradores cambiaron sus tareas habituales de trabajo por un día de voluntariado corporativo para restaurar las instalaciones del Instituto Básico por Cooperativa Benito Juárez, ubicado en la aldea Resurrección Balam en Fray Bartolomé de las Casas, Alta Verapaz.

Trabajando en equipo junto a 50 padres de familia y mujeres participantes del programa Patio – Hogar, promovido por NaturAceites, la jornada de trabajo se centró en la limpieza de las instalaciones, pintura en el interior y exterior de las aulas, mantenimiento de láminas de techo y tareas de jardinización. Posteriormente, se colocarán ventanales en las aulas y ventiladores para reducir el calor en las instalaciones de la escuela. Estas mejoras beneficiarán directamente a los 58 jóvenes que cursan sus estudios básicos en este centro, originarios de las aldeas Resurrección Balan, Santo Tomas Calle III, Champeguano y Antiguo Secapur en Alta Verapaz.

Acerca del programa de Voluntariado Corporativo, Camila Toscana, Coordinadora de Responsabilidad Social Empresarial de NaturAceites, comentó:

“La solidaridad en NaturAceites es uno de nuestros principales valores corporativos. Nos enorgullece poder contar con esta iniciativa, ya que tenemos la oportunidad de apoyar a nuestras comunidades vecinas y trabajar juntos. En esta ocasión nos une el deseo de brindar a los alumnos del Instituto, mejores condiciones para fomentar la continuidad de sus estudios en un ambiente apropiado y cómodo”.

Las actividades de voluntariado corporativo de NaturAceites se desarrollan en cada una de las regiones donde la empresa opera.

Durante este año, se tienen planificadas al menos seis jornadas de voluntariado adicionales para el remozamiento de un salón comunitario y tres escuelas en la región de Polochic, Izabal; una escuela en San Luis, Petén y otra en Escuintla. De esta manera, a lo largo del año, más de 1,800 personas serán beneficiadas directamente.

Este es el tercer año que la compañía lleva a cabo su voluntariado de colaboradores en conjunto con las comunidades, dentro de su programa de Responsabilidad Social Empresarial. El programa de Voluntariado Corporativo integra así a los colaboradores de distintas áreas de la empresa pertenecientes a los departamentos de cosecha agrícola, planta beneficiadora y administración para colaborar activamente con las comunidades a favor del desarrollo del país.

NaturAceites, como empresa referente en la producción sostenible de aceite de palma en Guatemala, beneficia de manera continua a más de 130 mil personas en 157 comunidades de Izabal, Alta Verapaz, Petén y Escuintla a través de 5 ejes principales: empoderamiento de la mujer, seguridad alimentaria, educación, salud y desarrollo e infraestructura vial.