“No hay nadie mejor que yo”, dice Cristiano Ronaldo | CRN Noticias
Contáctanos

Camino a Rusia 2018

“No hay nadie mejor que yo”, dice Cristiano Ronaldo

Publicado

el

“Yo siempre pienso que no hay nadie mejor que yo, al menos sobre el terreno de juego”, afirmó el lunes por la noche el astro del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, durante la gala en la que fue nombrado mejor jugador luso del año 2017 por la Federación Portuguesa de Fútbol.

“Debemos seguir pensando que somos los mejores. Yo siempre pienso que no hay nadie mejor que yo, al menos sobre el terreno de juego. Como se suele decir, siempre hay que pensar en grande”, lanzó como soflama para animar a los futbolistas portugueses.

“Tanto a nivel personal como colectivo, he vivido un año de ensueño”, avanzó según palabras recogidas por la prensa portuguesa.

El año pasado “fue histórico para el Real Madrid, gané cinco títulos. También el Balón de Oro, el premio The Best de la FIFA”.

Pero el año pasado el nombre de Ronaldo apareció asimismo en secciones ajenas al deporte, al ser investigado por presunto fraude fiscal de 14,7 millones de euros en concepto de derechos de imagen, que habrían sido evadidos en paraísos fiscales.

En el plano personal, “también superé un récord”, en 2017, con la llegada de tres hijos. “También fuera de los terrenos de juego me estoy acostumbrando a los récords…”, bromeó Ronaldo.

El pasado mes de noviembre, el delantero portugués fue padre por cuarta vez, después del nacimiento de Alana Martina, su primera hija junto a su compañera Georgina Rodríguez. El jugador de 33 años es padre asimismo de los mellizos Eva y Mateo, nacidos en junio, y del pequeño Cristiano Ronaldo, de 7 años. (AFP)

Publicidad

You must be logged in to post a comment Login

Camino a Rusia 2018

Brasil aleja los fantasmas del ‘Mineirazo’ con un triunfo en Berlín

Publicado

el

Brasil siguió elevando su confianza en la preparación para el Mundial de Rusia al conseguir ganar por 1 a 0 en su visita a la campeona del mundo, Alemania, este martes en un amistoso en Berlín, cuatro años después del recordado ‘Mineirazo’.

Si entonces el equipo europeo humilló a la Seleçao con un 7-1 en Belo Horizonte, en semifinales de ‘su’ Copa del Mundo, esta vez fue la verdeamarilla la que amargó al equipo de Joachim Löw, en su primer enfrentamiento desde entonces, si bien es cierto que en un partido ahora mucho más intrascendente y por un resultado más discreto.

Antes del descanso, Gabriel Jesús adelantó a Brasil (minuto 38) y el marcador ya no se volvió a mover en el Olímpico de la capital alemana.

El balance de los dos amistosos de este marzo, los primeros para el equipo de Tite tras la lesión de su estrella Neymar a finales de febrero, se salda con una nota muy alta, ya que el pasado viernes ya había vencido 3 a 0 en Moscú ante Rusia, el anfitrión del Mundial.

“Nos faltó un jugador importante, Neymar, pero aprendemos a jugar sin él y eso es un desarrollo que demuestra nuestra fuerza”, destacó Tite tras la victoria en Berlín.

Todo parece sonreír a Brasil en su camino hacia el intento de un sexto título mundial: tras el liderato en el grupo único de las eliminatorias sudamericanas, el equipo lleva ocho partidos sin perder.

Para Alemania, la ventana de partidos internacionales de marzo ha generado más dudas con certidumbres, ya que a la derrota de este martes se suma el empate 1-1 ante España en otro amistoso, el viernes en Dusseldorf.

La derrota ante Brasil termina con la racha de partidos seguidos sin perder para la Mannschaft, que queda en 22, a uno solo de la plusmarca de 23 que había establecido la selección con Jupp Derwall a los mandos en 1981.

“No fue nuestro día. No entramos en el partido como hubiéramos querido. No era fácil tener los automatismos con todos los cambios que habíamos efectuado en el equipo, nuestro equipo no fue tan fluido como de costumbre”, reconoció el seleccionador Löw.

Tras una primera aproximación brasileño en la que Philippe Coutinho no pudo encontrar en el área a Fernandinho en el minuto 10, la primera ocasión relevante del partido la protagonizó Alemania, con un balón de Julian Draxler para Ilkay Gundogan, que envió mal orientado (18).

Tras una primera media hora sin fluidez arriba, Brasil empezó a llegar más en el último cuarto de hora antes del descanso.

– Con la ayuda de Trapp –

Willian cedió para Gabriel Jesús (35) y éste desaprovechó una buena ocasión para los suyos, aunque el atacante del Mánchester City pudo desquitarse poco después, inaugurando el marcador: un centro colgado por Willian conectó con la cabeza de Gabriel Jesús (38), cuyo remate fue parado con las manos blandas por el arquero Kevin Trapp, y el balón terminó entrando en la portería.

En la segunda mitad, el equipo sudamericano seguía buscando con más intención la meta rival.

En el 54, Brasil tuvo una doble ocasión, con un tiro de Willian cuyo rebote fue para Paulinho, que también disparó, pero Trapp esta vez pudo salvar la situación.

Dos minutos después, Coutinho recibió de Gabriel Jesús y envió ligeramente alto.

El carrusel de cambios de la segunda mitad cortó el ritmo del partido y las ocasiones fueron esporádicas.

Aún así, los brasileños siguieron llegando con mejores intenciones y en el 67 Gabriel Jesús, de cabeza, envió fuera cuando el arco estaba vacío tras una mala salida de Trapp, que no dio la mejor imagen y evidenció la importancia de que Manuel Neuer se recupere a tiempo y esté en buena forma para el Mundial.

En el descuento final (90+1), el portero Alisson terminó con el último intento local de conseguir el empate, en una gran intervención a disparo de Draxler, que acababa de recibir de Toni Kroos.

En su historial de duelos particulares, el dominio de Brasil se acentúa, con una decimotercera victoria sobre los alemanes, por cinco victorias de los europeos y otros cinco empates.

Continuar Leyendo

Camino a Rusia 2018

Isco y la Roja aplastan a una Argentina privada de Messi

Publicado

el

España goleó 6-1 a Argentina, con triplete de Isco, este martes en un partido amistoso de preparación para el Mundial de Rusia, en el que la Albiceleste no pudo contar con su capitán Lionel Messi.

El hispano-brasileño Diego Costa abrió el marcador (13), antes de que Francisco Alarcón ‘Isco’ hiciera el 2-0 (27), pero al filo del descanso Nicolás Otamendi rubricó el 2-1 (37).

Isco repitió en el 52, Thiago Alcántara hizo el 4-1 (55) y Iago Aspas rubricó el 5-1 (73), antes de que Isco cerrara la cuenta (74) en su gran noche.

“El resultado es real, el partido arrancó bastante parejo, pero Argentina tenía unas bajas importantísimas”, dijo el seleccionador español Julen Lopetegui tras el partido.

La Albiceleste acusó la falta de Messi, que como ocurrió el viernes ante Italia, no se vistió de corto este martes tras volver a resentirse de sus molestias en los isquios, pese a que la víspera Jorge Sampaoli se mostraba optimista respecto a su presencia.

– Bajas sensibles –

La ausencia de Messi se unió a las de Ángel Di María, que se lesionó ante Italia, y de Sergio Agüero para dejar a Argentina con tres bajas muy sensibles en el césped del Metropolitano madrileño.

El equipo sudamericano sufrió, especialmente, en la primera parte ante una Roja, que tuvo el control del balón y presionaba arriba buscando la recuperación alta de la pelota.

Con un centro del campo plagado de creadores como Isco, Andrés Iniesta, Asensio o Thiago, España tocaba y tocaba hasta encontrar el momento de conectar con Diego Costa, la referencia en ataque.

Sin embargo fue la ‘Albiceleste’ la primera en avisar con una gran penetración de Maximiliano Meza por la izquierda para poner un balón en boca de gol, que Gonzalo Higuaín remató por encima del larguero (8).

Los contraataques fueron la mejor arma en los primeros 45 minutos de los hombres de Jorge Sampaoli mientras en el centro de campo Javier Mascherano ponía equilibrio.

Al cuarto de hora, tras robo de balón de Iniesta, Diego Costa aprovechó un pase en profundidad de Asensio para marcar el gol en un mano a mano con el meta Romero.

Argentina probaba suerte por los costados, por donde volvió a aparecer Mesa para dejar un balón a Higuaín que Sergio Ramos tocó a córner cuando el argentino se disponía a disparar (25).

Dos minutos después, España respondía con el un gol de Isco al rematar un pase de Asensio (27) que dejaba fría a Argentina, que recortaría distancias con su único gol antes del descanso.

Otamendi aprovechó un saque de córner para sorprender con un cabezazo cruzado que no pudo alcanzar De Gea (37).

– Isco se da un festín –

Tras el descanso, Argentina empezó con intensidad, presionanando la salida del balón de España.

Banega dio un paso adelante en el centro del campo y argentina acosaba, pero el rápido gol de Isco devolvió el control a la ‘Roja’.

“En el segundo tiempo nos pasó que España nos agarró atacando con mucho vértigo y un poco de desorden y cuando terminaban mal los ataques vinieron goles muy rápidos, y eso generó en cierta manera la diferencia que hubo en el resultado”, dijo Sampaoli.

En un rápido contraataque, Iago Aspas profundizó y dejó un pase atrás, donde apareció Isco libre de marca para hacer el 3-1 (52).

Apenas sin tiempo para reaccionar, otro rápido contraataque español culminó con el 4-1 de Thiago Alcántara (55).

Con el 4-1 en el marcador, Sampaoli movió el banquillo buscando verticalidad y Argentina empezó a llegar algo más a la meta de De Gea.

La ‘Albiceleste estuvo a punto de recortar distancias en un nuevo remata de cabeza de Otamendi al palo (66), pero de nuevo volvió a tomar el control España.

En apenas dos minutos, Iago Aspas e Isco terminaron de rematar a los hombres de Sampaoli.

El gallego aprovechó una asistencia larga de De Gea para plantarse ante Caballero (73) y un minuto después Isco recibía de Aspas para hacer el 6-1 definitivo (74).

España sumaba así su 18º partido sin perder desde que Julen Lopetegui se hizo cargo de la selección y siembra la duda sobre la dependencia de la Argentina respecto a Messi, a menos de tres meses para el Mundial. (AFP)

Continuar Leyendo

Camino a Rusia 2018

Argentina de Messi larga con una única meta: ganar el Mundial

Publicado

el

Alzar la copa del Mundo, esa es la obsesión del astro Lionel Messi y de toda la selección argentina cuando pone en marcha su preparación, con dos amistosos por delante, para afinar al equipo que buscará la gloria en Rusia-2018.

En Manchester, Inglaterra, el DT Jorge Sampaoli dará el toque final al conjunto que viajará a Rusia con el único objetivo de cumplir el sueño, el único esquivo para el ‘Pulga’, ganador de todos los títulos con el FC Barcelona.

“Vamos (a Rusia) con muchas ilusiones, muchas ganas de poder conseguir y llevar la Copa para Argentina. Dios quiera que nos ayude y así sea”, declaró Messi en un entrevista el domingo con el canal América TV, al admitir que esa es su mayor preocupación actual.

En suelo británico, la Albiceleste jugará un amistoso el viernes próximo ante la eliminada Italia, en el Etihad Stadium de Manchester City, y frente a España, en el Wanda Metropolitano del Atlético de Madrid, el 27 de marzo.

El último juego preparatorio lo librará frente a Israel en Tel Aviv, el 9 de junio, una semana antes de debutar en el Grupo D del Mundial frente a Islandia en el estadio Otkrytie Arena de Moscú. Nigeria y Croacia completan los adversarios de la primera ronda.

Para los amistosos en puerta, la novedad de Sampaoli fue volver a convocar al goleador Gonzalo Higuaín (Juventus, Italia), ausente en los últimos encuentros, para sumarse a la sociedad ofensiva con Messi. El poder de fuego se completa con Ángel Di María (París Saint-Germain, Francia) y el juvenil Lautaro Martínez (Racing, Argentina)

– El sueño pendiente –

“Poder estar en esa final, poder ganarla, poder levantar la copa, es un sueño de siempre y cada vez que llega un Mundial se hace más fuerte todavía”, asumió Messi, goleador histórico de la albiceleste, con 61 goles.

Argentina lleva 32 años sin títulos mundiales, tras alzar la copa en 1978, de local, y en México-1986. Dos veces cayó en sendas finales ante Alemania (ambas 1-0), en Italia-1990 y en Brasil-2014, en esta última con Messi de capitán.

“Sabemos la dificultad que tiene ganar un Mundial y quedarnos tan cerquita fue doloroso. Un Mundial es muy difícil y nosotros estuvimos a tan poquito de cumplir ese sueño, que fue duro”, reitera el astro del Barcelona al rememorar su llanto por la derrota en la final en el Maracaná ante Alemania (1-0).

Rusia es la esperanza de una redención a las oportunidades perdidas, aunque ‘Lío’ sepa que la tarea “no es fácil”, dijo.

“Ganar un Mundial no pasa siempre. Podés llegar a hacer todo bien y así y todo no conseguirlo, como nos pasó a nosotros en el 2014”, admitió.

Máximo goleador histórico del Barcelona con 542 y con más de 100 tantos en su carrera en la Liga de Campeones, para Messi, cinco veces Balón de oro, es difícil ahora pensar en otra cosa que no sea el Mundial de Rusia.

“La cabeza ya sabe que está ahí, que cada vez falta menos, que pasa muy rápido”, confesó.

– Ahora o nunca –

Messi y sus compañeros de equipo son conscientes y lo han dicho en distintas ocasiones que ésta será su última oportunidad: “Lamentablemente dependemos del resultado. (…) Si no somos campeones, no nos va a quedar otra” que dejar la selección, sostuvo.

“Es lo que nos hizo sentir la gente”, dijo sin ocultar cierta amargura porque “parece ser que haber llegado a tres finales no sirve de nada”.

Además de la frustrada final del mundial de Brasil-2014, Messi también sufrió las caídas en las finales de la Copa América 2015 de Chile ante la selección anfitriona y en la Copa América Centenario 2016 en Estados Unidos, también ante Chile, ambas en tandas de penales.

También Di María, quien ha confesado que necesitó un psicólogo para soportar los memes de los argentinos por sus actuaciones con la albiceleste, coincidió en que Rusia es un desafío definitivo para este grupo.

“Hay que formar un grupo fuerte. Ojalá sea este Mundial… Llegamos a tres finales y no hemos podido así que esperemos que éste sea el año”, declaró el delantero del PSG este lunes al llegar a Manchester.

Continuar Leyendo

Tendencia