La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que cuatro millones de personas en el continente americano podrían infectarse con el virus zika para finales de este año. Si bien el virus no presenta en sí un riesgo de vida, parece estar vinculado con la microcefalia, que provoca que los bebés nazcan con cabezas extremadamente pequeñas. Se han denunciado al menos 31 nuevos casos de zika en Washington D.C. y otros once estados, incluido Nueva York. Todos los pacientes de Estados Unidos contrajeron el virus en el extranjero. Costa Rica aumentó la vigilancia en los aeropuertos después de confirmar el primer caso del virus, mientras que funcionarios de Colombia están fumigando las viviendas. El funcionario de la OMS Sylvain Aldighieri realizó una declaración en Ginebra.

El Dr. Aldighieri dijo: “Si se parte de un número total en el continente americano de más de dos millones de casos de transmisión de dengue denunciados al año, un virus que está circulando hace varios años, se calcula que se registrarán de tres a cuatro millones de casos de zika en el continente americano”.

Los científicos han vinculado el aumento de la temperatura provocado por el calentamiento global con el incremento de la incidencia de enfermedades transmitidas por mosquitos, como es el caso de Zika. Funcionarios de la OMS se reunirán el lunes para decidir si declararán una situación de emergencia sanitaria.