En una reunión en la sede de la ONU en Nueva York con representantes de los países donantes y con la presencia del Secretario General, Ban Ki- moon, el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, entregó la solicitud para que la ONU prorrogue el mandato de la CICIG de septiembre 2017 hasta septiembre del 2019.

En esta actividad participó el Comisionado Iván Velásquez Gómez y los integrantes de la Instancia Coordinadora de Modernización del Sector Justicia, integrada por el presidente del Organismo Judicial, Ranulfo Rafael Rojas Cetina; la Fiscal General de la República, Thelma Aldana Hernández; el Ministro de Gobernación, Francisco Rivas; y la directora del Instituto de la Defensa Pública Penal, Nidia Arévalo Flores.

También estuvieron presentes embajadores y representantes de los países de Estados Unidos, Reino Unido, Suecia, España, Noruega, Países Bajos, Unión Europea, México, Italia Bélgica, Honduras, Alemania, Uruguay, El Salvador, Costa Rica, Colombia, Chile, Canadá, Austria y Argentina, entre otros.

El Secretario de la ONU, Ban Ki-moon, dio la bienvenida a la reunión y agradeció la presencia y apoyo a la CICIG por parte del presidente Jimmy Morales. Agregó que el hecho de que el mandatario viajara a la ONU demostraba su firme compromiso para reforzar el Estado de Derecho de Guatemala. El agradecimiento se extendió a los integrantes de la Instancia Coordinadora de Modernización del Sector Justicia en su lucha por la justicia, así como a los representantes de los países donantes por el apoyo financiero y político para la CICIG.

Entrega solicitud

En su discurso el presidente Morales calificó de invaluable el apoyo de las Naciones Unidas y de la comunidad Internacional para que la CICIG continúe apoyando en el fortalecimiento de las instituciones del sector justicia. Recordó que en el 2015 se marcó un punto de inflexión en la historia guatemalteca, donde la sociedad demandó cambios profundos de forma pacífica, convirtiéndose en un ejemplo a nivel mundial, y que instituciones como la CICIG y el Ministerio Público jugaron un papel protagónico al revelar varios casos de corrupción.

“La Comisión ha contribuido con la investigación de más de 200 casos y ha procesado a más de 160 funcionarios y exfuncionarios por diferentes delitos, desmantelando organizaciones y estructuras clandestinas involucradas en asuntos ilícitos ligados a la delincuencia organizada. Como he señalado en ocasiones anteriores estoy totalmente convencido que el apoyo de la Comisión es fundamental para el proceso de fortalecimiento institucional en mi país, por lo anterior he decido solicitar desde ya al excelentísimo señor Secretario de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, otra prórroga del mandato por dos años más a partir de septiembre de 2017, con el objetivo de que el señor Comisionado pueda planificar su trabajo por un período más largo para afianzar este proceso que se ha constituido como un modelo para luchar contra la corrupción y la impunidad”, resaltó.

El presidente Morales agradeció a los representantes de la comunidad internacional por los aportes financieros, técnicos y humanos que han hecho realidad el funcionamiento de la CICIG en el país. Reiteró su compromiso por construir un país diferente, libre de corrupción e impunidad y con instituciones sólidas, por lo cual afirmó que es vital el acompañamiento de la CICIG.

Secretario apoya esfuerzos

El Secretario, Ban Ki-moon, agradeció la petición del presidente Morales de extender el mandato de la CICIG hasta el 2019, ya que señaló que ello demuestra el compromiso de Guatemala para fortalecer al Estado de Derecho y la lucha contra la impunidad y corrupción, por lo que la ONU estaba lista para apoyar estos esfuerzos, así como el trabajo de la CICIG y el liderazgo del Comisionado Velásquez.

Recordó que por la solicitud recibida de Guatemala para la creación de la CICIG, en la ONU surgieron esperanzas y preocupaciones porque nunca antes se había creado este tipo de institución. Actualmente dijo que la CICIG a nivel mundial es vista como un modelo exitoso en la lucha contra la impunidad y la corrupción.

Destacó que con el trabajo de la Comisión se ha reforzado el marco legal, la capacidad de los fiscales, la independencia judicial y la participación ciudadana en el combate contra estos dos flagelos. Recordó la visita que realizó en Guatemala en marzo de 2011, donde visitó las instalaciones de la Comisión y observó el valor, el profesionalismo y la dedicación del equipo de trabajo de esta entidad, la cual dijo que es una inspiración para el mundo.

Por estas razones hizo un llamado a la comunidad internacional para continuar apoyando los esfuerzos de la CICIG en su lucha de fortalecer a las instituciones guatemaltecas, y en su labor de combatir la corrupción e impunidad en el país.

Apoya Diálogo Nacional

El Secretario, Ban Ki-moon, también manifestó su complacencia por el impulso del Diálogo Nacional para reformar leyes del sector justicia, el cual está liderado por el presidente Jimmy Morales. Por ello dijo que confiaba en que la nueva administración honrará su compromiso de ponerle fin a la corrupción y a trabajar para reforzar el Estado de Derecho.

Destacó que las instituciones guatemaltecas tienen ahora la responsabilidad de asegurar un progreso duradero, y que el Gobierno de Guatemala, el Congreso de la República y el sistema judicial necesitan crear reformas que refuercen el sistema de justicia y prevengan la aparición o el retorno de estructuras criminales.

Comisionado

En su intervención, el Comisionado destacó que la planificación de nuevas líneas de investigación permitió evidenciar la manera en que se había enquistado en el país una estructura criminal en todos los sectores de la administración pública, tanto en el nivel central como en las regiones.

“Todo esto pudimos hacerlo a partir de una reflexión sobre lo que constituía el núcleo del mandato, la identificación y desarticulación de los cuerpos ilegales y aparatos clandestinos de seguridad que entendimos en la evolución que venían sufriendo desde finales de los años noventa para conformarse como redes político-económicas ilícitas que continuaron con toda su actividad y con toda su intención de acumular y ejercer poder ilegítimo, enriquecerse ilícitamente, generar impunidad para sus miembros”, aseveró.

Por ello dijo que el trabajo investigativo en conjunto con el Ministerio Público se han desarticulado estructuras criminales en 13 casos por corrupción administrativa, otro caso de corrupción judicial, dos casos relacionados con contrabando y defraudación aduanera, dos casos de financiamiento electoral ilícito y uno de lavado de activos, y otro más de despojo de tierras en el que se vincula a grupos homicidas de alto poder. Destacó que el que mayor impacto ha tenido en la sociedad guatemalteca ha sido el caso de defraudación aduanera “la línea”, al cual se vincula al expresidente de la República, Otto Pérez Molina y a la exvicepresidenta Ingrid Roxana Baldetti.

Señaló que lo anterior permitió que la sociedad guatemalteca reaccionara y que -durante más de veinte sábados- saliera a manifestar en la Plaza de la Constitución, reclamando reformas al Estado. Manifestó su esperanza que continúen estas expresiones ciudadanas porque es importante que los guatemaltecos demuestren interés en los asuntos públicos, y que el Estado tiene que asumir esa responsabilidad de promover la participación ciudadana.

Además, el Comisionado valoró el impulso del Diálogo Nacional que busca reformas constitucionales al sector justicia para lograr que en Guatemala se pueda garantizar efectivamente la independencia judicial y se consolide el Estado de Derecho.

Agradeció el respaldo de la comunidad internacional, lo cual ha permitido que la Comisión realice la actividad que ha venido desempeñando en conjunto con el Ministerio Público, pero dijo que es “indispensable que el Estado de Guatemala aporte recursos para el fortalecimiento del sistema de justicia, que es necesario no sólo en este conjunto de reformas legales e institucionales, si no también se debe dotar de recursos para el buen funcionamiento del sistema de justicia”.

El Comisionado también manifestó su agradecimiento al presidente Morales, y a los otros poderes del Estado, por su decisión de solicitar otra prórroga para que la CICIG continúe con su labor en Guatemala, lo cual nos permite desarrollar un plan de fortalecimiento institucional hasta septiembre de 2019.

El Comisionado valoró el compromiso que le ha manifestado el presidente Morales de fortalecer al sistema de justicia, ya que actualmente el Ministerio Público sólo alcanza un 10 por ciento de su cobertura a nivel nacional en los municipios. De igual manera señaló la necesidad de proporcionar de recursos al Organismo Judicial, Instituto de la Defensa Pública Penal y a la Policía Nacional Civil para que “podamos como conclusión de la actividad de la CICIG en Guatemala presentar un resultado satisfactorio de un país que pidió a las Naciones Unidas y a la comunidad internacional que colaborara con sus instituciones para el fortalecimiento del Estado de Derecho”, puntualizó.

Destaca labor 

Por su parte el presidente del Organismo Judicial, Ranulfo Rafael Rojas Cetina, destacó que durante el funcionamiento de la CICIG se han fortalecido las capacidades del Ministerio Público con el impulso de los métodos de investigación, así como el trabajo del Ministerio de Gobernación y del Organismo Judicial.

Resaltó que una de las leyes que fortaleció el sistema de justicia en Guatemala para reducir la criminalidad organizada fue una propuesta que promovió la CICIG en sus inicios, que es la Ley contra la Delincuencia Organizada -aprobada por el Congreso de la República en el 2009-, la cual ha sido una herramienta esencial para perseguir penalmente a las estructuras criminales.

Vía: CICIG