No piensen mal, pedirle al hombre que haga las labores domésticas de la casa para que la mujer pueda salir a tener sexo con otro no es de lo que se trata la nota. Pero, según la Universidad de Washington, Estados Unidos, la cantidad de encuentros sexuales que tiene una pareja depende del buen reparto de tareas domesticas.
De acuerdo con el estudio, cuando las mujeres hacen la comida, limpian la casa y se ocupan de hacer las compras, mientras que los hombres mantienen el jardín, limpian y revisan la mecánica del coche, y se encargan de las tareas de electricidad y fontanería, la frecuencia con la que practican sexo es mayor.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores trabajaron con 4 mil 500 parejas heterosexuales estadounidenses entre las que encontraron que dichas personas mantenían relaciones sexuales al menos cinco veces al mes, como aseguró Julie Brines, líder del estudio que se publicó en la revista American Sociological Review.