¿Recalientas la comida? Conoce cuando es peligroso hacerlo #Salud | CRN Noticias
Contáctanos

Salud, moda y familia

¿Recalientas la comida? Conoce cuando es peligroso hacerlo #Salud

Publicado

el

Es una buena forma de ahorrar y, al mismo tiempo, de no desperdiciar recursos. Recalentar la comida parece ser algo que todos hacemos, pero ¿cuándo puede resultar peligroso?

Luego de comidas suculentas, generalmente nos quedan porciones sobre la cocina que pareciera un crimen tirar a la basura. Y servir algunas de ellas por segunda vez, efectivamente, puede ser hasta saludable.

Por otro lado, ninguno de nosotros quiere arriesgarse a una intoxicación. Si te ha pasado, ya sabrás cuán desagradable puede ser la experiencia: vómitos, diarrea y dolor estomacal.

Entonces, ¿cuáles son las reglas para que recalentar la comida no sea un riesgo?

La intoxicación por comida generalmente es causada por una bacteria que contaminó tus alimentos. El gran culpable no es tan conocido como diseminado. Se llama Campylobacteria y, según la Agencia de Estándares Alimentarios de Reino Unido (FSA), está presente en el 65% de los pollos en venta en Reino Unido. Incluso, un estudio reciente la mostró en el 6% de los envases de pollo que uno toma en el supermercado, por fuera.

La Campylobacteria puede sobrevivir por un par de horas en la superficie de la cocina, así que se esparce fácil. Y te puede enfermar con sólo una pequeña dosis.

Mientras necesitarías decenas de miles de la bacteria de la salmonela en tu cuerpo para enfermarte, de la Campylobacteria sólo te hacen falta unas 500.

Es por culpa de esta bacteria, que se esparce tan fácil, que no es buena idea lavar el pollo antes de cocinarlo. Mucho mejor ponerlo directamente al horno luego de sazonarlo y lavarte inmediatamente las manos tras manipularlo.

La clave para matar la bacteria es el calor. Por eso es tan importante la cocción, especialmente del pollo que, dada su textura, permite que la bacteria esté presente a través de toda su carne.

Entonces, pollo cocinado y listo. Cena servida y exitosa. Pero, ¿qué hacer con lo que sobró?

Primero que todo, dejarlo enfriar antes de meterlo al refrigerador. Si pones comida caliente en el refrigerador lo único que lograrás es subir la temperatura de este, volviéndolo una perfecta incubadora de bichos, nada bueno para la comida que ya tienes dentro.

Recientemente traté de poner los restos de un pollo en mi refrigerador cuando todavía estaba tibio y la temperatura subió cerca de cinco grados.

Lo que hay que hacer es cubrir lo que quedó de comida, dejarla enfriar a temperatura ambiente por no más de cuatro horas y sólo entonces ponerla en el refrigerador.

¿Cuántas veces recalentarla?

Entonces, cocinamos, dejamos enfriar, guardamos en el refrigerador y luego recalentamos. Pero, ¿cuántas veces es recomendable recalentar un plato?

Según la FSA lo recomendable es recalentar la comida sólo una vez, aunque igual se puede hacer varias, mientras lo hagas de manera correcta. Pero probablemente irá perdiendo sabor.

¿Cuándo hay que tener cuidado?

Comidas que puede ser peligroso recalentar, según la FSA

  • Carne cocida o comida que contenga carne, como guisos o lasaña
  • Salsas que contengan leche o crema
  • Pescados y mariscos
  • Arroz y pasta
  • Comida que contenga huevos, frutos secos u otras comidas ricas en proteínas.

El secreto para recalentar es hacerlo parejo. Muchos de nosotros utilizamos el microondas para hacerlo, pero este tiene un problema: suele calentar algunas partes más que otras, dejando espacios fríos donde la bacteria puede contratacar.

Por eso es importante que al ponerla en el microondas, la saques, la revuelvas y la vuelvas a meter para que se caliente sobre 60 grados Celsius por toda partes.

El peligro del arroz

Uno de los alimentos con los que hay que ser particularmente cautos a la hora de recalentar es el arroz. Como mencioné antes, la mayoría de las intoxicaciones son causadas por una bacteria. Pero en el caso del arroz es un poco más complicado.

Este puede estar contaminado con otra bacteria llamada Bacillus cereus. Esta también muere al aplicarle calor, pero algunas veces produce esporas que no sólo son tóxicas, sino también sorprendentemente resistentes.

Estas pueden causar el denominado “síndrome del restaurante chino”, llamado así luego de que mucha gente enfermara con vómitos y diarrea a fines de los 1960s tras frecuentar restaurantes chinos donde el arroz se mantenía en bufetes a temperatura ambiente durante horas. Hoy los estándares de higiene en este tipo de locales son mucho mejores que entonces.

Pero a pesar del mito urbano, es seguro recalentar el arroz. Yo generalmente reciclo arroz cocido la noche anterior para hacer arroz frito. Pero no si quedó toda la noche sobre la cocina. Tal como la carne, el arroz debe ser sacado del quemador, dejado enfriar y puesto en el refrigerador lo antes posible.

Vía BBC Mundo

Continuar Leyendo
Publicidad

Salud, moda y familia

¿Qué es más sano, comer unos tacos o una barra de granola?

Publicado

el

Por

(Oaxaca Capital) – Estudiantes y académicos de la Universidad de las Américas Puebla (UDLA) aseguran que los tacos al pastor tienen menos calorías que la barritas de granola, un alimento que se utiliza para bajar de peso, esto de acuerdo con información de El Heraldo de México.

Anteriormente ya se había evidenciado que otros alimentos considerados “light”, como los cereales, contienen una gran cantidad de azúcar, incluso niveles mayores a los recomendados por día en adultos y niños.

Bajo el nombre “Tacos al pastor y flautas de cochinita pibil, ¿sabes qué es lo que comes?”, los estudiantes y académicos del Departamento de Ingeniería Química, Alimentos y Ambiental de dicha casa de estudios explican el contenido calórico de estos alimentos de la siguiente manera:

  1. Carbohidratos: Los tacos al pastor contienen 20.77 por ciento de carbohidratos y las flautas de cochinita pibíl un 40.7 por ciento de ello.
  2. Contenido graso: Las flautas de cochinita pibil tienen menos grasa que los tacos al pastor con un 11.5 y 11.92 por ciento respectivamente.
  3. Proteína: Los tacos al pastor tienen 23.51 por ciento de proteína, mientras que las flautas de cochinita solo tienen 4.07 por ciento.

El estudio concluye que las barras de granola tienen más grasa que la comida antes mencionada. En promedio, cada una tiene entre 20 y 30 por ciento de grasa, dependiendo de la marca. Así que ahora que te encuentres en un dilema sobre si comer tacos o barras, elige la opción más rica y las más saludable.

Continuar Leyendo

Salud, moda y familia

Cuando vayas a McDonald’s, debes pedir dos hamburguesas por tu bien

Publicado

el

Por

(La Opinión) – Todos sabemos que para mantenernos saludables y en forma es necesario, entre otras cosas, llevar una buena alimentación, sobre todo balanceada, en donde primen los vegetales y las frutas sobre las proteínas animales y las grasas.

Así que aunque te guste mucho, es mejor mantenerte alejado de la comida chatarra, como la que sirven en la mayoría de los conocidos fast food.

Sin embargo, para muchos es imposible dejar de comer, por ejemplo, una hamburguesa, siendo ávidos visitantes de restaurantes como McDonald’s, sin que les importe las recomendaciones de los médicos y expertos en nutrición.

Pero precisamente una experta en alimentación llamada Emily Field les ha traído gran esperanza a los amantes de las hamburguesas de McDonald’s, ya que la nutricionista llevó a cabo un experimento en donde descubrió que no solo no tienes por qué dejar de consumir las hamburguesas de este lugar, sino además, será mejor que siempre pidas dos.

Según Field, la gente que come dos hamburguesas de McDonald’s equilibra de esta manera los niveles de azúcar en la sangre, solo que con esta opción, olvídate de las papas fritas y el refresco.

También le dará más proteínas, pero usted heredará algunas calorías no deseadas más, lo que significa que tendrá que realizar algunas sesiones más en el gimnasio como resultado. A pesar de que hay un incremento en la ingesta de proteína, se reduce el consumo de grasas y carbohidratos suprimiendo esos dos elementos. Con un poco más de ejercicio lograrás quemar esa segunda hamburguesa.

Continuar Leyendo

Salud, moda y familia

Cómo elegir la cama ideal para dormir en pareja

Publicado

el

Por

En ocasiones, la elección de una cama puede ser una tarea difícil, y se complica aún más cuando la decisión debe ser tomada en pareja ya que se deben evaluar varios elementos como el nivel de confort, la altura del colchón, y la tela, entre otros aspectos que influyen en el descanso.

Al momento de dormir cada persona tiene sus propios hábitos. Están los que prefieren dormir de lado, boca arriba o boca abajo; los que adoran cubrirse con las sábanas y los que necesitan que sus pies o manos se sientan libres durante la noche. Por eso cuando llega el momento de compartir la cama con una pareja estas peculiaridades pueden ser difíciles de conciliar. Sin embargo, hay que poner mucho empeño en la elección de la cama ya que una buena noche de sueño puede significar una mayor productividad a lo largo del día.

Así que no nos alarguemos más y veamos algunos consejos para facilitar la elección de una buena cama.

Probar la cama

Es importante que ambos se dirijan en búsqueda de la cama, ya que el primer paso es la prueba de la cama para diferenciar los componentes, características y beneficios entre cada marca y modelo.

Para la prueba ambos deben acostarse en la cama, como mínimo 5 minutos y en su postura habitual de descanso para comprobar el nivel de confort que se adapta mejor a cada uno (suave, intermedio o firme).  “Las personas son diferentes y requieren un colchón específico. Al tener esta experiencia previo a la compra, es más fácil definir qué tipo confort se necesita”, indicó Luis Torres, coordinador de marca de Camas Blü Comfort.

Elegir el tamaño

Como bien dice el dicho “el tamaño sí importa”. El tamaño de la cama es un aspecto muy importante a tomar en cuenta ya que esto ayudará a que ambos puedan recostarse con mayor comodidad.

Generalmente se recomienda que la cama mida 20 cm más de la atura de la persona más alta, para que queden 10 cm sobre la cabeza y debajo de los pies. Las opciones más aconsejables para tener suficiente espacio son las de tamaño Queen o King, pero para poder elegir la más adecuada es imprescindible conocer el tamaño de su nuevo dormitorio.

Otro aspecto importante en este sentido es la altura de la cama. Se considera que lo ideal es una altura promedio de 20 a 30 pulgadas ya que esto permitirá que los movimientos para subir y bajar de ella sigan las curvaturas naturales del cuerpo, logrando tener una postura correcta de la columna, caderas y hombros, para prevenir dolores musculares y articulares. “En este punto es importante saber que la altura de la cama no determina el nivel de calidad”, mencionó Torres.

Conocer los materiales

Es importante que la persona conozca los componentes de la cama, el tipo de espuma, el resortaje y la tela, que le ayudarán a identificar y satisfacer sus necesidades específicas en el descanso.

La tela debe ser suave, fresca y durable. Existen personas que tienen dificultad para dormir debido a situaciones alérgicas, por lo que pueden buscar telas con antiácaros, repelentes de zancudos, entre otros tratamientos que contribuyen a ayuden a mantener la higiene de la cama.

Otro elemento de clave es el sistema de resortes, ya que este ayuda a distribuir el peso de una mejor manera, permitiendo un descanso más cómodo. Blü Comfort tiene un exclusivo sistema de resortes Power Bonell Plus, que brinda un mejor soporte y distribuye el peso de mejor manera, evitando sobrecargar solo unas partes del cuerpo. “Esto tendrá un impacto beneficioso en la espalda y la postura al dormir, además que representa durabilidad de la cama”, puntualizó Torres.

Tips:

  • Busca el respaldo de una empresa confiable y de gran trayectoria. Una máxima cantidad de años de garantía no necesariamente es sinónimo de buena calidad.
  • No escatimes en el costo de tu comodidad. “En promedio pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo, por lo que es importante cuidar de nuestro sueño”, reafirmó Torres.
  • Verifica si la cama tiene un respaldo de responsabilidad ecológica.

 

Continuar Leyendo

Tendencia