LOS COLABORADORES DE NATURACEITES Y LAS COMUNIDADES DEJAN DE PERCIBIR Q600 MIL TRAS DOS MESES DE SUFRIR LA INVASIÓN EN SU FINCA EN PANZÓS, ALTA VERAPAZ

La empresa manifiesta la falta de acciones estatales para garantizar la seguridad y la gobernabilidad en la zona.

Este jueves 20 de abril se cumplen dos meses de la invasión a la Finca Palestina de NaturAceites en Panzós, Alta Verapaz, por un grupo armado. La empresa manifiesta que continúa siendo víctima de graves daños y perjuicios a su propiedad privada. Un total de 200 colaboradores de la empresa no pueden trabajar ni realizar sus labores diarias, lo que se traduce en una severa pérdida económica para ellos y sus comunidades, al dejar de percibir Q.600 mil.

El grupo sigue talando plantaciones de palma y la casa patronal de la finca ha sido arrasada; los invasores han robado los insumos de la vivienda al igual que las láminas del techo.

La empresa favoreció la apertura de un diálogo entre las instituciones públicas y el grupo invasor con el fin de encontrar una hoja de ruta para solucionar el conflicto cuanto antes y solicita la presencia de las fuerzas del orden y Ministerio Público en la región para instaurar un ambiente pacífico y garantizar la seguridad en la región.

El clima de violencia e inseguridad en la zona se ha recrudecido en los últimos meses. No sólo empresas como NaturAceites han sido víctimas de esta situación de ingobernabilidad, sino que ahora también pequeños y medianos empresarios están sufriendo este tipo de chantajes y atropellos contra su propiedad privada, poniendo en riesgo su operatividad, teniendo en cuenta que son las únicas fuentes de empleo y desarrollo en la región.