En un tiempo atrás, la Liga de Campeones se llamaba ‘Copa de Europa’. Ahora, remasterizada en Champions League dos entrenadores, Zidane Simeone, lucharán frente a frente este sábado por algo más que un trofeo. La historia en juego.

Muchos son los que la han anhelado, pero pocos los que la han conseguido. Sin ir más lejos solo dos entrenadores nacidos en América han logrado levantar la orejona representando a su continente. Es más, desde hace 51 años que ningún entrenador argentino logra alzarse campeón de Europa con su club. Una maldición que seguro Simeone querrá romper este sábado.

Dos argentinos en especial fueron los últimos en lograrlo: Luis Carniglia con el Real Madrid y Helenio Herrera con el Inter Milan. Ellos ganaron dos Copas de Europa cada uno para sus respectivos equipos. Hasta la fecha son los únicos sudamericanos en lograr tal difícil hazaña.

En cambio por parte de Zidane, ningún entrenador francés ha logrado levantar el trofeo europeo. El técnico blanco como jugador sí que sabe lo que es ganarla. De sus botas salió el gol que valió la novena Copa de Europa para el Real Madrid.

La exclusividad francesa

Parece extraño que desde que se creó esta competición no haya ningún técnico francés que haya podido conseguirla. Pero el azar ha querido que Zidane se encuentre en otra final de Champions, esta vez como entrenador del Real Madrid, y a punto de poder hacer historia para su país.

Antes que él ya lo intentaron otros compatriotas. Albert Batteux que entrenaba al Stade de Reims perdió dos finales (1956 y 1959) ante precisamente el Real Madrid ambas. Didier Deschamps también sufrió la derrota con el Mónaco cayendo frente al Oporto de José Mourinho en 2004.

Aunque el caso más reciente es el de Arsène Wenger con el Arsenal. El técnico y su equipo perdieron la final de 2006 ante el Barcelona (2-1).

“Será un partido muy complicado. Defenderán muy bien, como siempre hacen. Pero no se puede decir que el Atlético sea un equipo que solo defienda. Las final está al 50%”, expresó Zidane tras terminar la última jornada de Liga.

El momento de Simeone

En esta actual temporada (2015-2016) se perfila como protagonista Diego Pablo Simeone para América. El técnico del Atlético de Madrid ya ha estado en dos finales. La anterior fue en 2014 y ante el mismo rival, aunque con fatídico resultado.

El Real Madrid y Zidane es lo único que separa al ‘Cholo’ de ser el primer americano en levantar la Liga de Campeones en su nuevo formato. Ya le derrotaron en una agónica final y ahora el técnico argentino quiere dejar atrás los fantasmas del pasado para hacer historia en el fútbol, tanto para su propio país como para el club de sus amores.

Si el próximo 28 de Mayo de 2016, Simeone logra vencer al Real Madrid en la final de Champions League, entraría en el ranking de los únicos entrenadores americanos en levantar el trofeo europeo.

“Las situaciones con respecto a la final de Lisboa son diferentes. En aquella final llegamos después de haber ganado una Liga y a esta después de ser terceros tras una temporada bonita. La expectativa es muy importante, jugaremos ante un rival con jugadores fantásticos que está entre los tres mejores del mundo. Trataremos de llevar el partido a donde estemos mas cómodos y nos sintamos más protegidos”, afirmó el propio Simeone el pasado 21 de mayo.

Las dos finales del Valencia

Uno de los casos más recientes antes de Simeone es el que se le presentó a Hector Cúper en las dos finales que disputó.

Tanto en 2000 como en 2001, el también entrenador argentino llevó al Valencia al partido decisivo de la Liga de Campeones y no pudo conseguir el trofeo.

Primero fue el Real Madrid, precisamente el rival del Atlético en esta Final de Champions, quien le arrebató el título europeo. Después fue la agónica tanda de penaltis ante el Bayern la que dictó sentencia. Otro argentino, Mauricio Pellegrino, fallaría el penalti decisivo ante el meta Oliver Kahn, significando la victoria para los alemanas.

El destino parece que no quiere dar aún el premio de Europa a un técnico nacido en América. Diego Pablo ‘Cholo’ Simeone tiene una nueva oportunidad de romper este maleficio que dura ya 51 años, desde que Helenio Herrera, en el antiguo sistema de 1965, levantará la Copa de Europa con el Inter de Milán.

Via: Marca