Por denuncia del abogado Alfonso Carrillo, la Corte Suprema de Justicia ha recibido un expediente en el cual se solicita se levante el derecho de antejuicio a los magistrados de la sala tercera de apelaciones del ramo penal.

La denuncia, que fue interpuesta el pasado 19 de abril, fue trasladada hacia la corte para que allí se dilucide si procede o no la petición.

De acuerdo a lo informado por las autoridades encargadas, la denuncia es por el delito de prevaricato, esto por haber emitido una resolución que es considerada mal intencionada, en la cual se le otorga la libertad a la magistrada Blanca Stalling, quien se encuentra acusada del delito de Tráfico de Influencia.

En el documento, refiere a que la sala no tomo en cuenta que Stalling podria darse a la fuga luego de que esta intentara burlar a las autoridades policiales para evitar su captura además de representar un peligro para la investigación por la obstrucción que esta podría ejercer.

Según Carrillo, está plenamente demostrado que la Magistrada no sólo desatendió el llamado de la justicia para someterse a su imperio, sino que se disfrazó y se armó con una pistola para amedrentar a la autoridad al momento de hacer efectiva su captura.

La afirmación llevada a cabo por los Magistrados sindicados, para fundamentar la revocatoria del auto de prisión preventiva, se encuentra sustentada en una falacia, debidamente demostrable, puesto que hay dos hechos conocidos que se contraponen, y que hacen que la conclusión a la que arriba la sala pueda afirmarse que está basada en hechos que no son ciertos, afirmó.

Carillo manifiesta que el voto disidente de la magistrada Beyla Estrada oponiéndose a lo decidido por la sala es muestra de la ilegalidad con la que se actúo.

Vía Sergio Osegueda