Luis Suárez confía en poder jugar algún partido de la Copa América Centenario con Uruguay, que se disputará en Estados Unidos del 3 al 26 de junio a pesar de su lesión.

Las pruebas médicas a las que se sometió el delantero barcelonista en la Ciudad Deportiva del Club, donde le realizaron una ecografía y una resonancia magnética, confirmaron que el uruguayo sufre una rotura en el bíceps femoral de su pierna derecha. El periodo de baja del jugador se calcula entre tres y cuatro semanas, por lo que si Uruguay consigue pasar fases en el torneo, el ganador de la Bota de Oro podría intentar jugar las semifinales y la hipotética final.

En todo caso, el jugador no quiere perderse el torneo y tiene la intención de estar junto a sus compañeros en Estados Unidos realizando la recuperación con los servicios médicos de su selección aunque realizará la primera fase de la recuperación en Barcelona. En este sentido, el club blaugrana confirmó en un comunicado que Suárez se incorporará a la selección de Uruguay el próximo 1 de junio.

Suárez, que se retiró del Vicente Calderón entre lágrimas, tenía mucha ilusión para disputar este torneo ya que era la primera competición oficial que podía disputar una vez cumplida la sanción que recibió en el Mundial de Brasil hace dos años.

Via: AS