Los Venados se impusieron a Comunicaciones con un categórico 3-0, dejando la serie Final 4-2 y el segundo título en manos del equipo mazateco.

Los dos equipos comenzaron el partido con mucha intensidad. La idea crema era anotar un gol para aumentar su ventaja y, luego, dosificarse por el abrumador calor. Para Suchi era al contrario, quería el gol tempranero para nivelar la serie y quitarse la ansiedad para encaminarse a la remontada.

Comunicaciones pareció controlar mejor los primeros minutos, pero poco a poco los venados se fueron apoderando del balón e hicieron retroceder a los capitalinos, que tenían a José Contreras comiéndose la cancha, pero no lograba una conexión con los puntas, ahogados por la marca de la defensa local.

Pasados los quince hubo dos jugadas puntuales que pudieron cambiar el curso del partido. Primero fue Wilson Morales quien desbarató una llegada crema y luego fueJorge Aparicio el que hizo un cierre espectacular para evitar un remate de Ladogana.

Pero el juego comenzó a inclinarse definitivamente hacia el lado mazateco a los 37, cuando Joel Benítez cometió una falta contra Zalazar que significó su segunda amarillay la sanción del penal.

Omar Domingo Zalazar erró el penal, rematando alto, pero los Cremas estaban tocados con un hombre menos para los siguientes 53 minutos y con una temperatura que rebasaba los 35 grados.

Aunque Iván Sopegno hizo un reacomodo en su defensa con el ingreso de Gallardo, la respuesta de Douglas Zamora para el segundo tiempo fue decisiva, porque puso tres puntas que volvieron locos a los defensas albos.

Bastaron dos minutos para que Suchi le diera vuelta a la tortilla. Wilson Morales hizo un pase de treinta metros hacia Fredy López, quien dominó la pelota por la izquierda y desde el fondo hizo un servicio al área chica, en donde Francisco Ladogana rompió el empate e hizo subir el 1-0 al marcador al 51.

Todo el plan de juego de Comunicaciones quedó desbaratado y el golpe no lo pudo absorber, encajando el segundo gol al 53, en un largo centro de Kevin Ruiz desde la derecha que fue cabeceado por Nelson Enrique Mirandapara convertir un golazo y poner a los mazatecos adelante en la serie.

A partir de ese momento la historia estaba escrita, porque Suchi tenía el control total y Comunicaciones no tenía nada, ni en lo futbolístico ni en lo físico, por lo que nunca pudieron aproximarse con algún peligro a la meta de David Monsalve. De hecho, el único remate lo hizo Márquez a los 62, mientras sus demás aproximaciones morían en los linderos del área.

Entre tanto, del lado contrario se vivían momentos de zozobra unos tras otros, siendo Fredy López el más inquieto, pero también apareció Esquivel, Ladogana y Zalazar, forzando a varias intervenciones de Paredes o errando en la definición, pero era claro que en la cancha solo había un equipo.

Al 91 Suchi le puso la lápida a los albos, luego que la defensa capitalina cometió un error que aprovechó Domingo Omar Zalazar para encaminarse sólo hacia la meta alba, venciendo a Paredes con un sólido disparo para el 3-0 que le daba ribetes de goleada a la Final y que hizo explotar de júbilo el estadio Carlos Salazar hijo, repleto con más de diez mil aficionados enloquecidos por la faena de su equipo.

 

Suchitepéquez es Campeón con toda justicia, porque fue el mejor equipo a lo largo del campeonato y porque en la final también mostró la diferencia entre un cuerpo técnico que planifica y que tiene variantes tácticas, superando a un rival con buen plantel, pero con entrenadores incapaces cuyos logros dependieron del despliegue de individualidades que hoy no aparecieron.

No se debe olvidar el esfuerzo de la Junta Directiva que encabeza el Lic. Amilcar Alvarado, así como del actual seleccionador nacional, Walter Claverí, quien sentó las bases para el éxito que hoy disfruta Mazatenango y toda el departamento de Suchitepéquez.

Los Venados fueron Campeónes en 1983 de la mano de Julio César Cortés y hoy, 33 años después, vuelven a tener la corona en sus sienes. También se debe mencionar que desde 1993 no había un técnico guatemalteco campeón, habiendo sido Jorge Roldán quien logró el título con Aurora, pero ahora es Douglas Zamora quien sonríe al haber llevado al éxito a Suchitepéquez.

Los Venados, junto a Antigua GFC, estarán mañana en el sorteo de la Liga de Campeones de Concacaf para la Temporada 2016-2017.

Via: Guatefutbol