"SUPERSTICIONES" Durant está maldito: no eliminarán a los Warriors | CRN Noticias
Contáctanos

Deporte Internacional

“SUPERSTICIONES” Durant está maldito: no eliminarán a los Warriors

Publicado

el

El deporte norteamericano está plagado de leyendas urbanas y maldiciones. Algunas más sonadas que otras aunque han tocado a su fin como la del Bambino o Joe el Descalzo. Otras como la de la Cabra de los Cubs sigue vigente. Y una de reciente creación está por ver si perdura o se esfuma.

Hace cinco años el rapero Lil B se enfadó con Kevin Durant después de que le llamara “estrafalario” y el artista aseguró que el jugador de los Thunder jamás ganaría nada mientras la maldición siguiera vigente. Desde entonces,el rapero se ha jactado de algunos fracasos deportivos de Durant y ha vuelto a reiterar que el mal de ojo sigue vigente. Más todavía desde que Westbrook echara más leña al fuego asegurando que no tenía ni idea de quién era este cantante.

Los Thunder, con 2-3 a favor en la serie tienen ahora una oportunidad de pasar a la final y volver a pelear por el título como ante Miami y así de paso cerrarle la boca a Lil B. Si pierden y Golden State empata la serie, seguro que el cantante volverá a salir a la palestra.

Algunas maldiciones históricas

Portland, la franquicia maldita. Además de la mala surte de los españoles y europeos, la maldición de Portland se extiende al draft de la NBA con una serie de elecciones más que cuestionables: LaRue Martin, nº1 del draft de 1972 (nº10 Paul Westphal y Julius Erving como nº1); Sam Bowie, nº2 del draft de 1984 por delante de tres futuros miembros del Dream Team de 1992 como Jordan, Barkley y Stockton; y Greg Oden, nº1 del draft de 2007 por delante de Kevin Durant, entre otros.

El hotel maldito. Cuenta la leyenda que una mujer se sucidó desde el décimo piso del Skirvin Hotel en Oklahoma con su bebé en brazos. Desde entonces dicen que el hotel está maldito y variores jugadores de los Knicks llegaron a decir en 2010 que ese hotel estaba encantado. EddyCurry y Jared Jeffries aseguraron que no durmieron porque sus habitaciones estaban encantadas. “Me pasé casi todo el tiempo en la habitación de Nate Robinson. Realmente creo que hay fantasmas en ese hotel”, dijo Curry.

La maldición del Bambino. Desde que traspasaron a su gran estrella Babe Ruth a los Yankees, los Boston Red Sox tardaron 86 años en ganar las World Series de la MLB. Muchos llegaron a pensar que la Maldición del Bambino duraría para siempre.

El fantasma de ‘Descalzo Joe’. En 1917 ocho jugadores de los White Sox de Chicago se dejaron comprar para perder la final de la liga de béisbol ante los Cincinnati Reds. Los ocho, con Shoeless Joe al frente, fueron suspendidos de por vida tras cobrar 10.000 dólares. En 2005, lograron enterrar su leyenda negra ante los Astros.

La maldición de la Cabra. En 1945, Billy Sianis, propietario de una taberna de Chicago quiso entrar a un partido de los Cubs con su cabra asegurando que era un animal talismán. Le prohibieron la entrada y echó una maldición a los Cubs que todavía perdura hoy.

Leones malditos. En 1958, los Detroit Lions traspasaron a Bobby Layne , que les había dado tres Superbowls, a los Steelers. les echó mal de ojo y aseguró que les duraría al menos 50 años

El piloto maldito. Mario Andretti jamás pudo repetir título en Indianapolis desde que se proclamara campeón en 1969

La estatua de Billy Penn. En Philadelphia se aprobó en 1987 que no se construiría ningún edificio más alto que la estatua de William Penn, situada en lo alto del ayuntamiento. El último título de las cuatro grandes liga en la ciudad era de 1983 cuando los Sixers ganaron la NBA a los Lakers. La maldición arquitecto-deportiva duró hasta 2008 cuando los Phillies ganaron las World Series de béisbol. Un año antes, varios operarios pusieron una diminuta réplica de Billy Penn en lo más alto del Comcast Center, el pabellón y edificio más alto de la ciudad.

Via: Marca

Continuar Leyendo
Publicidad
Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Deporte Internacional

Barcelona venció a Olympiakos por la Champions League y tiene puntaje perfecto

Publicado

el

El FC Barcelona sumó la tercera victoria consecutiva en la presente edición de la Champions League al golear a un flojo Olympiacos. Los griegos nunca fueron una serie oposición ni cuando los de Valverde se quearon con diez en el minuto 41 por la expulsión de Piqué, quien vio dos tarjetas amarillas justas.

El equipo blaugrana vio muy pronto que debería atacar con mucha paciencia frente a un rival que defendía con todos sus hombres en la propia área. La primera solución fue buscar al único extremo nato, Gerard Deulofeu, y tratar de aprovechar las entradas desde la segunda línea de Paulinho. Messi se retrasaba para encontrar soluciones con pases filtrados y Suárez se fajaba con los centrales griegos.

AUTOGOL GRIEGO

La acumulación de futbolistas en el área acabó por ser contraproducente para Olympiacos. Deulofeu, en uno de los muchos uno contra uno que intentó, se marchó centró y Nikolaou empujó el balón hacia su propia portería para abrir el marcador. El Barça plasmaba su enorme superioridad con un afortunado, pero al mismo tiempo fruto de sus constantes ataques.

El propio Deulofeu tuvo el segundo con otra internada por la derecha, pero Proto salvó, mientras que Paulinho cabeceó al larguero tras un pase picado de Iniesta. Los pases entre líneas rompían a los helenos, como el de Messi a Luis Suárez, quien encaró a Proto y su remate fue desviado con el cuerpo a córner por el portero. Proto repitío una buena parada a un lanzamineto desde dentro del área de Messi y manutvo a flote su equipo.

ROJA A PIQUÉ

Olympiacos solo podía engancharse al partido con un accidente. Y así ocurrió al borde del descanso. Gerard Piqué sacó una mano por instinto en boca de gol para empujar el segundo y el juez de portería lo cazó. Segunda amarilla y expulsión para un Barça obligado a jugar la segunda parte con diez futbolistas.

MASCHERANO POR DEULOFEU

Valverde se vio obligado a reestructurar el equipo por la inferioridad y el cambio lógico fue reemplazar a un delantero, Gerard Deulofeu, pese a ser el mejor en el primer tiempo, por Mascherano, quien se situó en el eje central junto a Umtiti. El cambio dio seguridad al equipo y mantuvo su línea de superioridad sobre el terreno de juego.

El cuadro blaugrana no podía permitirse muchas alegrías con un jugador menos, pero tuvo cabeza para esperar su oportunidad para anotar el segundo. Una inocente falta de Nikolaou a Messi fue ejecutada por el argentino con calidad y Proto solo pudo tocar ligeramente el balón antes de que significara el segundo tanto. Sin apenas tiempo de reacción para Olympiakos, Leo ganó la línea de fondo con un regate marca de la casa y su pase atrás cruzó el área antes de llegar a Digne, quien cruzó la pelota con confianza y anotó el tercero.

RAKITIC PARA ASEGURAR

El resultado ya era suficientemente amplio como para dar descanso a Andrés Iniesta y el capitán dejó su puesto a Ivan Rakitic. El Barça vivió con comodidad y apenas se acusaba la inferoridad sobre el terreno de juego. Valverde aún aportó más músculo con André Gomes, quien relevó a Busquets, en un final de partido muy plácido. Olympiacos, eso sí, se marchó con el gol del honor gracias a un cabezazo de Nikolaou a la salida de un córner. (Sport)

Continuar Leyendo

Deporte Internacional

Yanquis vencen y están a un triunfo de la Serie Mundial

Publicado

el

Los Yanquis de Nueva York continúan encendidos y volvieron a vencer anoche por tercer juego consecutivo a los Astros de Houston 5-0.

El abridor Masahiro Tanaka se reivindicó de su primera salida en el juego dos y le ganó el segundo enfrentamiento a Dallas Keuchel al blanquearlos por espacio siete entradas donde abanicó a ocho rivales.

Tanaka y Sánchez ponen a Yanquis a un triunfo de la Serie Mundial

Mientras que Keuchel cargó con la derrota luego de mostrarse muy diferente a sus actuaciones previas y  permitir cuatro carreras producto de siete imparables en cuatro y dos tercios.

En el segundo capítulo luego de dos outs, el segunda base Starlin Castro conectó un largo doble para posteriormente anotar la primera del partido con sencillo de Greg Bird.

El ataque de los neoyorquinos continuó en el tercer inning con un doble impulsor de Aaron Judge que trajo al plato a Bred Gardner, quien se había embazado por jugada de selección.

En el cierre del quinto Chase Headley bateó un rodado por tercera que Greg Breggman lanzó mal a primera y le permitió avanzar hasta la segunda base para que acto seguido Judge recibiera boleto y Gary Sánchez remolcara su primera de la noche con un incogible.

Yankees aplastan a los Astros de Houston y están en la pelea por el título de la Liga Americana

La última rayita del compromiso llegó en el bate del careta dominicano que nuevamente demostró su poder con el bate y despachó su primer vuelacercas de la serie.

El relevo de los Yanquis otra vez estuvo intraficable con las dos entradas en blanco del lanzador Tommy Khale para continuar manteniendo su efectividad inmaculada.

Los brazos locales no solo han tenido excelentes presentaciones durante la Serie de Campeonato sino que junto al bullpen de los Dodgers presentan una efectividad inferior a los 1.90 en lo que va de postemporada. Además los mulos tienen  marca de 6-0 en casa con ocho cuadrangulares.

Cachorros contra Dodgers, una serie de campeonato de lujo en la Liga Nacional

Aaron Judge antes de que la serie llegara a la ciudad de Nueva York bateaba para .143, pero tras su despertar ofensivo en las tres victorias consecutivas  de los del Bronx colocó su promedió en .313 con par de cuadrangulares y seis impulsadas.

Con la serie en contra, los Astros volverán al Minute Maid Park donde tratarán de igualar las acciones de la mano de Justin Verlander para forzar un séptimo y definitivo duelo. Por su parte, los de Joe Girardi pondrán su confianza en el abridor diestro Luis Severino. (El Nuevo Diario)

Continuar Leyendo

Deporte Internacional

Jake Arrieta no defraudó a los Cachorros y los mantiene con vida

Publicado

el

A las puertas de la agencia libre, el derecho Jake Arrieta prometió salir a darlo todo en el que pudo haber sido su último juego con el uniforme de los Cachorros de Chicago.

Arrieta lanzó 6.2 entradas casi herméticas y apoyado por tres cuadrangulares le dio al menos un día más de vida a los Cachorros, que vencieron 3-2 a Dodgers de Los Ángeles en el cuarto juego de la serie de campeonato de la Liga Nacional.

A menos que los Cachorros consigan una remontada milagrosa en la serie que ahora favorece 3-1 a los Dodgers, el diestro de 31 años ha concluido cinco campañas exitosas con el equipo, al que le aportó 68 victorias en ese lapso.

El abridor de Chicago permitió apenas tres imparables, incluido un cuadrangular solitario de Cody Bellinger, con nueve ponches y aunque regaló cinco boletos, supo meter el brazo para liquidar cualquier amenaza rival.

No pudo encontrar el boricua Javier Báez mejor momento para despertar, tras fallar en sus primeros 22 turnos de la postemporada.

Báez despachó dos cuadrangulares ante el zurdo Alex Wood, abridor y perdedor por los Dodgers, para sentenciar el partido.

El puertorriqueño es el primer jugador de los Cachorros con más de un vuelacercas en un partido en que su equipo enfrentaba la eliminación, desde que lo hiciera el antesalista dominicano Aramís Ramírez en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional del 2003 ante los ahora Marlins de Miami.

Además, fue apenas el quinto pelotero de la franquicia con más de un bambinazo en un juego de postemporada y el más joven en hacerlo, con 24 años y 321 días.

Y unió su nombre al del legendario Yogi Berra, de los Yankees de Nueva York, como los únicos en despachar dos bambinazos contra los Dodgers en un partido de eliminación. Berra lo hizo en el séptimo juego de la Serie Mundial de 1956.

Todas las carreras del partido fueron por jonrones solitarios, pues además de los dos de Báez, el venezolano Willson Contreras envió la pelota a 477 pies para inaugurar el marcador con el batazo más largo que se haya pegado en toda la postemporada del 2017.

Además del vuelacercas de Bellinger ante Arrieta, Los Ángeles descontó con uno de Justin Turner ante el cerrador Wade Davis, quien se apuntó el rescate con una actuación de dos episodios completos.

Arrieta demostró ser un hombre de palabra y el campeón defensor sigue vivo, aunque en estado de coma.

Ningún equipo se repuso jamás de una desventaja de 0-3 para ganar una serie de campeonato de la Liga Nacional.

Sólo los Medias Rojas de Boston, en el 2004, consiguieron hacerlo en una serie de campeonato de la Liga Americana ante los Yankees, para luego ganar la Serie Mundial y poner fin a la Maldición del Bambino, que los mantuvo 86 años sin saborear las mieles del triunfo.

El jueves, el quinto juego en Wrigley Field debe ser una repetición del duelo de zurdos del primer día: Clayton Kershaw por los visitantes y el colombiano José Quintana por los de casa. (News Google)

Continuar Leyendo

Tendencia