La alexitimia es una rara condición donde quien la padece no siente emociones, para ellos los acontecimientos de sus vidas no tienen ningún significado sea bueno o malo.

Se trata de un especie de daltonismo emocional que impide, a quien lo padece, percibir y expresar los distintos matices de sentimientos que generalmente acompañan nuestras vidas.

Dicha condición se puede identificar en el 50 por ciento de las personas que sufren de autismo, los otros son personas que no muestran rasgos autistas pero no puede identificar ni expresar emociones, se llaman sí mismos “Alexes”.

Ahora bien, si tomamos en cuenta que nuestra personalidad se forma a partir de lo que sentimos, pensemos, en cómo se acelera el corazón cuando se ama a alguien o el estómago revuelto cuando sentimos ira.

Dichas sensaciones comienzan a formar una representación consciente de una emoción que al final podemos expresar con palabras. Incluso las personas puede sentir dolor intenso pero son incapaces de manifestarlo.

En un principio se pensó que se trataba de un problema en la fase lingüística, es decir de una falla de comunicación entre los dos hemisferios, de acuerdo con imágenes de escáner cerebrales, las personas con alexitimia tienen una conexiones anormalmente densas en el puente neural entre los dos hemisferios, lo cual se cree puede crear una conexión borrosa para la comunicación.

En otros estudios a partir de resonancias magnéticas, se encontraron señales de un problema básico de percepción, en algunos casos se encontró la reducción en la materia gris en áreas de la corteza cingulada, una región del cerebro que controla autoconciencia, algo que podría boquear una representación consiente de las emociones, es como si sus cerebros no tienen registrados los sentimientos.

Pese a ello, las personas con este padecimiento puede lidiar mejor con las experiencias desagradables, ya que no tienen ninguna memoria emocional asociada con la experiencia.

La alexitimia pude estar asociada con otras enfermedades como la esquizofrenia y trastornos alimentarios, por lo que un entendimiento de dicha enfermedad podría arrojar luz sobre éstos padecimientos.