Trucos para que no vuelvas a pasar la vergüenza de olvidar un nombre #Vida | CRN Noticias
Contáctanos

Salud, moda y familia

Trucos para que no vuelvas a pasar la vergüenza de olvidar un nombre #Vida

Publicado

el

Suele hacerte pasar una vergüeza: estás horas hablando con alguien interesantísmo a quien acabas de conocer. Te parece fascinante, su personalidad… Al cabo llega otro amigo y quieres presentarle a tu acompañante. Pero te quedas en blanco, incapaz de recordar cómo se llama.

Un lector, Dan, me pregunta la razón por la cual pasa esto.

“Puedo recordar toda clase de detalles sobre una persona, pero olvidarme completamente de su nombre”, dice. “Incluso, después de una extensa conversación. Es algo embarazozo”.

Afortunadamente, la respuesta implica aprender una cuestión fundamental sobre la naturaleza de la memoria.

Y es una cosa que, además, te puede ayudar a evitar la vergüenza de olvidar el nombre de alguien con quien conversaste durante una hora.

Para saber por qué eso sucede, tienes que reconocer que nuestra memoria no es un simple sistema de archivos con distintas carpetas para cada clase de información, incluyendo una de color brillante etiquetada como “Nombres”.

Asociaciones encadenadas

Más bien, nuestras mentes son asociativas. Se desarrollan a partir de información interconectada.

Es por eso que soñamos despiertos. Te das cuenta, por ejemplo, de que un libro que estás leyendo se imprimió en París y en París está la Torre Eiffel que, por cierto, fue visitada por tu prima Mary el verano pasado. Ah, y es verdad que a Mary le encanta el helado de pistacho. Entonces te preguntas si habrá comido helado de pistacho cuando estaba arriba en la Torre.

Y las asociaciones siguen, con cada cosa conectándose a otra no por lógica, sino por coincidencia de tiempo, lugar, por cómo aprendiste la información y lo que significa.

La misma red asociativa significa que puedes adivinar una pregunta con la respuesta: Respuesta: “Eiffel Tower”, Pregunta: “El punto de referencia más famoso de París”.

Eso hace que la memoria sea útil, porque muchas puedes pasar fácilmente del contenido a la etiqueta y viceversa: “¿qué hay en la gaveta superior?” no es una pregunta interesante, pero sí lo es cuando quieres responder a la interrogante: “¿dónde están mis llaves?”.

De manera tal que la memoria se construye así deliberadamente. Nuestras memorias son increíbles, pero responden a la cantidad de asociaciones que hacemos con nueva información que recibimos y no a lo mucho que, desesperadamente, queremos recordar algo.

Cuando conoces a alguien, aprendes su nombre pero para tu memoria es probablemente una información arbitraria, desconectada de cualquier otra cosa que sabes y de todas las cosas que, posteriormente, sabrás de esa persona.

Después de tu conversación, durante la cual posiblemente te enterarás de su trabajo, sus pasatiempos, su familia o cualquier otra cosa, toda esa información se queda conectada en tu memoria.

Imagínate que estás hablando con un tipo de camisa azul a quien le gusta pescar y que tiene un trabajo como vendedor de autos, que le gustaría dejar para dedicarse a vender equipo de pesca.

Si puedes recordar una parte de la información (“vender autos”) puedes encadenarla a otras (“vende autos, pero quiere dejar de hacerlo”, “quiere dejarlo para vender equipos de pesca”, “le encanta pescar”, y así sucesivamente).

El problema es que el nombre de tu nuevo amigo no aparece por ningún lado porque se trata simplemente de una información arbitraria que no está vinculada a ningún otro dato de la conversación.

Trucos mentales

Afortunadamente, hay forma de fortalecer esos nexos para que queden afianzados en nuestras memorias. A continuación encontrarás la forma de recordar un nombre, utilizando algunos principios básicos de la memoria.

  • En primer lugar, trata de repetir cualquier nombre que escuches. La práctica es una de las reglas de oro para aprender: entre más se practica, más se fortalece la memoria.

Además, cuando utilizas el nombre de alguien lo estás vinculando en tu memoria en el acto físico de decirlo y en el tópico actual de la conversación (“entonces, James, ¿qué es lo que te gusta tanto de la pesca?”)

  • En segundo lugar, trata de intentar asociar el nombre que acabas de aprender con algo que ya conoces. No importa si el vínculo es completamente tonto. Es simplemente importante que encuentres alguna conexión para ayudar a que el nombre se quede pegado en tu memoria.

Por ejemplo, quizás el hombre se llama James y resulta que tenías un gran amigo en la secundaria que se llamaba James y, aunque este James está vistiendo una camisa azul, el del James del colegio solo se vestía de negro, así que nunca se vestiría de azul. Es una asociación tonta fabricada, pero te puede ayudar a recordar.

  • Finalmente, trata de vincular su nombre a alguna otra cosa sobre su persona.

Si fuese yo, intentaría utilizar lo primero que se me viene a la mente para crear un puente entre el nombre y algo que aprendí de él.

Por ejemplo, en inglés James es una especie de nombre bíblico. Después de todo tienes la biblia del rey James (Jacobo) y James empieza con J, al igual que Jonás en la biblia que fue tragado por la ballena y a este James le gusta pescar, pero apuesto que preferiría capturar peces a que los peces lo atrapen él.

No importa si las asociaciones que haces son extravagantes o raras. Eso no se lo tienes que decir a nadie. De hecho, es probablemente mejor si no lo dices, especialmente a tu nuevo amigo.

Sin embargo, las conexiones ayudarán a crear una red de asociación en tu memoria y esa red impedirá que su nombre desaparezca de tu mente a la hora de presentarlo a otra persona.

Y si eres escéptico, intenta esta prueba rápida. Apuesto a que puedes recordar a James, que no es Jonás. Y probablemente te acuerdas de la prima Mary (o al menos que clase de helado le gusta), pero ¿te acuerdas del nombre del lector que hizo la pregunta?.

Ese fue el único que introduje sin elaborar nuevas conexiones alrededor del nombre y es, por eso, que apostaré a que es el único que has olvidado.

Continuar Leyendo
Publicidad
Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Salud, moda y familia

Realizan jornadas gratuitas por el día mundial de la visión

Publicado

el

Por

Del 9 al 13 de octubre, el Benemérito Comité Pro Ciegos y Sordos de Guatemala, a través de la Dirección Médica, realiza una jornada de salud visual, en sus siete centros hospitalarios, por el Día Mundial de la Visión, que este año se conmemora el 12 de octubre.

Durante la jornada se atiende de forma gratuita a 100 pacientes nuevos cada día, en la ciudad capital, entre niños, jóvenes, adultos y adultos mayores. Asimismo se imparten charlas informativas sobre temas médicos relacionados con la salud ocular de 7:00 a 12.00. En el resto de centros hospitalarios del país, se les dará consulta gratuita a las 30 personas que lleguen por primera vez a estos nosocomios.

El Día Mundial de la Visión fue establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera y se celebra el segundo jueves de octubre con el objetivo de crear de conciencia para la prevención de la ceguera y de “la Visión 2020:

“El derecho a ver, un esfuerzo mundial para prevenir la ceguera”

Ubicación de los centros

  • Hospital Rodolfo Robles Valverde, zona 11 Capital
  • Hospital de Ojos y Oídos “Doctora H.C. Elisa Molina de Stahl”, Quetzaltenango
  • Hospital de Ojos “Elisa Molina de Stahl, Zacapa
  • Hospital de Ojos “Manuel Ralda/Concepción González de Ralda, El Asintal, Retalhuleu
  • Centro Regional de Prevención de la Ceguera, Zaragoza, Chimaltenango
  • Hospital de Ojos “Doctor Fernando Beltranena, San Pedro Carchá, Alta Verapaz
  • Hospital de Ojos y Oídos Club de Leones de Esquipulas, Chiquimula

 

Continuar Leyendo

Salud, moda y familia

Por jugar con su celular un día entero, pierde la vista

Publicado

el

Por

La joven pasaba 8 horas largas jugando con su celular. Foto: Getty Images

(El Debate) – El estar con el teléfono celular y la computadora en largas jornadas de horas, puede ser muy perjudicial para nuestra vista que sin darnos vamos desgastando poco a poco y con el tiempo pueda tener consecuencias.

Este es el caso de una mujer de China, quien a sus 21 años de edad, quedó parcialmente ciega a causa de haber utilizado su teléfono celular en todo un día entero.

La joven es una jugadora fanática de un videojuego muy popular para los smartphones, por lo que pasaba largas horas frente a su celular jugando sin saber las terribles consecuencias que pudiera contraer, así lo menciona el medio de comunicación Mashable.

La jugadora de nombre Wu Xiaojing, es una gran fanática del popular videojuego en China y es también una empleada financiera, quien antes de perder la vista, menciona al medio de comunicación Mashable que había estado jugando el juego durante varias horas cuando de repente perdió la vista en su ojo derecho.

Wu había sido llevada a varios hospitales para tratar su padecimiento, pero el diagnóstico no fue nada alentador y tuvo como resultado la oclusión de la arteria retiniana en su ojo derecho.

Dicha afección esta asociada normalmente con pacientes de edad avanzada y que puede resultar en la pérdida permanente de la visión.

La oclusión de la arteria retiniana, se da cuando una de las arterias que provee sangre a la retina se bloquea, por lo tanto, la joven de 21 años había aprovechado las festividades del Día Nacional de la República Popular China para poder jugar por un largo tiempo y sin descanso el juego.

La mujer admitió ante los medios de comunicación que jugaba regularmente durante ocho horas continuas sin comer, beber o ir al baño.

“Si no trabajo, por lo general me levanto alrededor de las 6 de la mañana, desayuno y luego juego hasta las 4 de la tarde”, comentó la joven al medio de comunicación The Global Times.

“Yo comía algo, me echaba una siesta, me despertaba y seguía jugando hasta la 1 ó 2 de la madrugada. Mis padres me habían advertido de que podría quedarme ciega”, dijo Wu.

Continuar Leyendo

Salud, moda y familia

Los 9 consejos esenciales para mantener un corazón sano

Publicado

el

Por

(Infobae) – Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo. Y una de las razones es la falta de control de los factores de riesgos.

En la actualidad, las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo, afectando a unas 17 millones de personas, lo que equivale a un tercio de la población, la mayoría de ellas concentrada en los países de menores ingresos. Una de las razones para tamaño impacto reside en el déficit de la falta de control de los factores de riesgos.

Según estadísticas de la Federación Mundial del Corazón (WHF por sus siglas en inglés), la evolución de los factores de riesgo indica que la hipertensión no controlada aumentó de 600 millones a mil millones de personas, entre 1980 y 2008; la obesidad infantil la padecen 1 de cada 10 niños en edad escolar (42 millones de ellos tiene menos de 5 años); con respecto al tabaquismo, existen 1.000 millones de fumadores en el mundo; por el lado de la diabetes, aumentaron los casos en más de un 50% en los últimos diez años; en tanto, a nivel mundial en el año 2010 se registró que el 23% de los adultos realizan actividad física insuficiente.

En este contexto, los organismos internacionales enfocan los esfuerzos en la prevención. “El corazón trabaja sin parar cada segundo de nuestras vidas por lo que debemos ser compasivos y cuidarlo. Adoptar ciertos hábitos saludables puede hacer una gran diferencia, sin significar demasiado esfuerzo. Las personas que logran seguir estas pautas no solo viven más, sino que lo hacen en mejores condiciones (calidad de vida)”, dijo Hernán Provera, médico cardiólogo y Jefe del Departamento de Riesgo Cardiovascular de INEBA. Y compartió algunos consejos valiosos.

1.- Dormir de manera adecuada

Estudios demostraron que las personas jóvenes y adultas de edad media que durmieron 7 horas en la noche tuvieron más calcio en sus arterias (una señal importante de afección del corazón) que aquellos que solo durmieron 5 horas o menos.

2.- Mantener la presión baja

Cuando la presión sube mucho, la fuerza adicional puede dañar las paredes arteriales y al corazón (entre otros órganos). La hipertensión hace que el corazón tenga que bombear más fuerte, debe vencer una resistencia mayor de los vasos arteriales, esto implica que se agote más rápido. Chequearse la presión anualmente es importante, sobre todo para los mayores de 40 años.

3.- Disminuir el consumo de grasas saturadas y trans

Mientras que las primeras se encuentran principalmente en carnes y productos lácteos enteros, las segundas están en algunos alimentos procesados (aparecen como ingredientes “hidrogenados” o “parcialmente hidrogenados” en las etiquetas). Llevar una dieta variada y equilibrada. No saltear comidas. Evitar los ayunos prolongados.

4.- Averiguar si se es diabético

Con el paso del tiempo los altos niveles de azúcar en la sangre dañan las arterias y ponen en riesgo al corazón. Es importante chequear el azúcar en sangre anualmente, sobre todo si uno tiene más de 40 años, si sufre de sobrepeso u obesidad, si está embarazada o tiene otros factores de riesgo.

5.- Moverse más

Al menos ejercitar 30 minutos por día 5 veces a la semana y prestar atención a las horas sedentarias en el trabajo, en el auto o en el sillón de casa para intentar reducir esos tiempos.

6.- Limpiar las arterias

El corazón trabaja mejor con combustible limpio, es decir, con alimentos vegetales como verduras, frutas, semillas; y menos alimentos procesados como pan o pastas, entre otras. Una de las formas más rápidas de “limpiar” la dieta es reducir las bebidas azucaradas como refrescos y jugos, consumir más agua o jugos de fruta natural.


7.- Decirle no al cigarrillo (real o electrónico)

Fumar y ser fumador pasivo es malo para el corazón. Los cigarros electrónicos son populares, pero estos no son la gran maravilla. No contienen los químicos perjudiciales del humo de cigarro pero igual contienen nicotina.

8.- Hacer actividades que satisfagan

Buscar la manera de aprender a manejar el estrés de una manera saludable es muy importante. Puede ser haciendo ejercicio, yoga o pasando tiempo con seres queridos. Esto es bueno para la salud emocional y también para la cardíaca.

9.- Celebrar cada paso

Hacer cambios como los antes mencionados lleva tiempo y esfuerzo. Se debe pensar en progreso y no en perfección, y tomar como recompensa cada paso positivo logrado.

Continuar Leyendo

Tendencia