“Estoy en shock por los eventos de los últimos días. Volkswagen necesita un nuevo comienzo”, dijo el CEO de la compañía Martin Winterkorn este miércoles, quien aceptó la responsabilidad ante la junta directiva por las irregularidades encontrados en los automóviles diesel que reducían las emisiones de gases durante su revisión.

Winterkorn dijo que con su renuncia está protegiendo los intereses de la empresa.

“Como CEO acepto la responsabilidad por las irregularidades que se han encontrado en los motores diesel y por lo tanto la Junta de Supervisión pidió terminar mis funciones como director general del Grupo Volkswagen”, dijo Winterkorn.

“Volkswagen ha estado y siempre estará en mi vida”, afirmó el ejecutivo.

Winterkorn dijo que el proceso de clarificación y transparencia debe continuar, ya que es “la única manera” para recuperar la confianza.

“Estoy seguro que el Grupo Volkswagen y su equipo superará esta grave crisis”, puntualizó el saliente director de la compañía alemana.

La junta directiva de Volkswagen dijo que se reuniría el viernes para encontrar un sucesor para Winterkorn.

La renuncia de Winterkorn llega cinco días después de que la Agencia de Protección Ambiental estadounidense y la Junta de Recursos del Aire de California descubrieran un engaño en los automóviles de la compañía.

Volkswagen instaló un software que automáticamente puede detectar cuando los automóviles son revisados para revisar sus emisiones. La máquina corre de una manera que reduce las emisiones para que llegue a niveles legales. Pero cuando los carros no son examinados, las máquinas regresan a correr de manera “normal” y emiten muchos más contaminantes.

No está claro como responderá la compañía a este problema. Pero es posible que cualquier cambio que haga hará que los automóviles utilicen más gasolina, dañando su rendimiento.

CNN.com