Constantemente los medios de comunicación nos bombardean con información sobre el cambio climático; pero se estima que un gran porcentaje de las personas que ven dichas noticias no conocen realmente en qué consiste este fenómeno y la forma en la que daña al planeta.

Por: Andrea Meza y Eugenia Álvarez, Ecociudadanos

Esto se debe, en gran parte, a la carencia de educación ambiental e incluso al desinterés de las personas en entender qué es lo que está sucediendo a su alrededor.

Lee también: Festival de Barriletes Gigantes en Santiago Sacatepéquez

El cambio climático ocupa en la actualidad uno de los primeros lugares entre los problemas que afectan a la humanidad por sus efectos medioambientales; especialmente por el incremento de los gases de efecto invernadero, resultantes de las actividades de los seres humanos.

Con el fin de combatirlo a nivel mundial, la ONU implementó el Día Internacional contra el Cambio Climático. Se celebra el 24 de octubre de cada año. El objetivo es educar y concientizar sobre qué es y sobre sus devastadores efectos en el planeta.

Con pequeñas acciones ayudamos a reducir el cambio climático. (Foto: Ecociudadanos)

Es necesario que las sociedades le den la importancia necesaria a saber más sobre el tema y sobre todo lo relacionado con el medio ambiente. Guatemala no es la excepción, y como un país que aún se considera megadiverso, la responsabilidad que tenemos por salvar nuestros recursos, es mayor.

Todo cuenta y todo hace una diferencia en la lucha para cuidar del planeta; desde los padres que les enseñan a sus hijos el daño que causa tirar basura en la calle, hasta las entidades educativas que pueden instruir sobre temas más complejos para que las personas, desde temprana edad, lo cuiden.

Combatiendo el cambio climático desde casa

Los jóvenes debemos de aprovechar las herramientas tecnológicas que tenemos a nuestro alcance para informarnos sobre la situación medioambiental; también mejorar nuestros hábitos para que las futuras generaciones puedan disfrutar del planeta como nosotros lo hicimos.

El cambio de bombillos, reduce el consumo de recursos naturales. (Foto: Ecociudadanos)

Para lograrlo, necesitamos empezar a realizar cambios en nuestro día a día y algunos ejemplos de acciones fáciles de realizar desde casa son:

  • Apagar las luces al salir de una habitación: aunque parezca algo sencillo, en muchas viviendas suelen quedarse las luces encendidas aún en horas del día.
  • Desconectar los aparatos eléctricos al terminar de usarlos: según la Agencia Internacional de la Energía, IEA, el derroche de energía eléctrica por mantener los aparatos en stand by, es 5% y 10% del total de consumo de electricidad en el hogar.
  • Cerrar los grifos: cerrar​ el grifo mientras te cepillas los dientes puede ahorrar hasta 3 mil galones de agua por año, lo que equivale a 50 mil vasos de agua.
  • Reducir desechos y reutilizarlos: según un estudio del Banco Mundial, la cantidad de basura que generamos en nuestras casas aumentará hasta más de 6 millones de toneladas al día en el año 2025 si mantenemos la tendencia actual. Esta cifra es cuatro veces más alta que la de ahora.
  • Comprar bombillas de bajo consumo: estas duran más y usan cinco veces menos electricidad que las convencionales.

La situación del COVID-19 nos ha obligado a pasar más tiempo en casa, por lo que las actividades anteriormente mencionadas cobran más importancia. Debemos convertirlas en hábitos y también exhortar a nuestras familias y conocidos a que las realicen; así poco a poco empezamos a cuidar más del medio ambiente, reduciendo los efectos del cambio climático.

En Ecociudadanos sabemos la importancia que la juventud tiene para cuidar el planeta y deseamos que conozcan más sobre formas para hacerlo. Si deseas recibir más información sobre estos temas puedes encontrarnos en Facebook como Ecociudadanos, Instagram Ecociudadanos1​ o escribirnos a nuestro correo informació[email protected]

Conoce de este y otros temas, en nuestra edición completa: