El número de secuestros y casos de violencia sexual contra la niñez en zonas de conflicto aumentó en 2020, según advirtió las Naciones Unidas.

De acuerdo al informe anual sobre los ataques contra menores en las guerras, los secuestros aumentaron un 90% a comparación de años anteriores. Mientras que las violaciones, y otras formas de violencia sexual hacia la niñez, subieron un 70%.

Lee también: Aumentan los muertos en la tercera jornada de violencia entre Israel y Gaza

En el caso de la violencia sexual, las víctimas son niñas, un 98%, según destaca la ONU. Esto en contraste con otros tipos de ataques que afectan más a los varones.

En total, Naciones Unidas verificó, durante 2020, 26 mil 425 violaciones graves de los derechos de los niños y niñas en conflictos armados. De estos, 2 mil 479 corresponden a años anteriores, pero se confirmaron el año pasado.

Las violaciones más cometidas fueron el reclutamiento y utilización de 8 mil 521 niños, seguida por la matanza y la mutilación de 8 mil 422 y 4 mil 156 incidentes de negación de acceso humanitario. Además, se detuvo a 3 mil 243 niños por su vinculación real o presunta con grupos armados.

Los mayores niveles de violaciones contra la niñez se produjeron en Afganistán, República Árabe Siria, República Democrática del Congo, Somalia y Yemen, según informa la ONU. El país con más casos fue Somalia, donde hubo cerca de 5 mil violaciones graves, en su mayoría cometidas por el grupo terrorista Al Shabab.

Responsables de las violaciones contra la niñez

El informe, como cada año, identifica en un anexo a partes de conflictos responsables de las violaciones graves.

En la “lista negra” figuran grupos terroristas como el Estado Islámico -EI-, Al Qaeda, el colombiano Ejército de Liberación Nacional -ELN- y multitud de partes de guerras en África, Asia y Oriente Medio. En varios casos también son incluidas fuerzas gubernamentales.

Organizaciones de derechos humanos volvieron a denunciar inmediatamente que ciertos gobiernos no sean incluidos en la “lista negra” aprobada por el jefe de la ONU, António Guterres.

“El secretario general Guterres está dejando que partes de conflictos implicadas en la muerte y mutilación de niños se salven. Esto al dejar a Israel, la coalición liderada por Arabia Saudí, en Yemen, y otros violadores fuera de su lista”, comunicó Jo Becker, responsable de Derechos de los Niños de Human Rights Watch -HRW-.