El presidente electo de Guatemala, Bernardo Arévalo de León, advirtió este jueves que el presupuesto estatal que está aprobando hoy la mayoría oficialista del Congreso no vela por el bienestar de la población, con aportes millonarios a criticadas instituciones como el Ministerio Público (Fiscalía).

Arévalo de León opinó en una conferencia de prensa que el presupuesto que quedaría vigente para su primer año de Gobierno es una “bofetada para el pueblo de Guatemala”.

Lee también: Cardenal Ramazzini dice que el Gobierno se ha quejado de él ante el Vaticano

El criterio del presidente electo, de 64 años, se debe a que el proyecto presupuestario que ha sido avalado por la alianza oficialista en el Organismo Legislativo contiene candados presupuestarios y limitaciones que le impedirán realizar obras en diversos ámbitos.

Aunque Arévalo de León hizo un llamado a los diputados para que detuvieran la aprobación de este presupuesto, los legisladores han avanzado esta tarde con la lectura de los montos con los que contará cada institución.

Entre los puntos más criticados de este presupuesto se encuentra un aumento presupuestario de 383 millones de dólares para el Ministerio Público, institución acusada de intentar revertir los resultados de los comicios celebrados este año.

Además, este erario nacional contempla reducciones millonarias para las carteras de Salud, Educación y Gobernación.

Presupuesto aumenta para políticos tradicionales

Diversas organizaciones civiles como el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI) han advertido que este presupuesto intenta otorgar enormes aumentos a organizaciones no gubernamentales vinculadas a políticos tradicionales.

Arévalo de León debe asumir el poder el próximo 14 de enero, tras ganar las elecciones y enfrentar un complejo proceso de transición caracterizado por la persecución de la Fiscalía contra algunos de los integrantes de su partido, así como el intento de desconocer su triunfo.