Bolivia reportó 5 mil 733 nuevos casos de COVID-19, el nivel más alto durante la quinta ola. Además de 2 fallecidos, según el último reporte del Ministerio de Salud sobre el estado de la pandemia.

Los departamentos con mayores niveles de transmisión fueron Cochabamba y Santa Cruz. Les siguieron Tarija, La Paz, Chuquisaca, Potosí y Oruro, mientras que en Beni y Pando los contagios estuvieron por debajo del centenar.

Las autoridades de sanidad confirmaron que en el país circulan dos variantes mucho más contagiosas. Son derivadas de ómicron, el nivel de letalidad en este nuevo pico es de 0,1%.

Lee también: Policía se enfrenta a manifestantes y abre por la fuerza las carreteras en Panamá

En la víspera, las autoridades nacionales y regionales como algunos gobernadores y alcaldes se reunieron en la ciudad de Santa Cruz. Lo hicieron para reforzar los niveles de vacunación, principalmente en los menores de edad que conforman el grupo con menor cobertura de inmunización.

Ante la nueva escalada, el Ministerio de Salud y de Educación definieron ya la anterior semana la ampliación de la vacación invernal. Esto para evitar un aumento aún mayor de casos.

Bolivia sufre por el COVID-19

La presencia de nuevas variantes más transmisibles y el porcentaje de personas no vacunadas han generado la necesidad de reforzar las estrategias de vacunación para evitar casos que lleguen hasta cuidados intensivos.

Desde fines de enero del año pasado, Bolivia ha conseguido que se apliquen 14 millones 433 mil 897 vacunas entre primeras, segundas, terceras y cuartas dosis además de componentes únicos a mayores de 5 años de unos 10,2 millones que conforman la población vacunable.

Este quinto brote se produce cuando varias de las actividades sociales y económicas se realizan sin restricciones, puesto que se han efectuado eventos masivos como conciertos, celebraciones regionales y entradas folclóricas.

Desde la llegada de la pandemia en marzo de 2020, Bolivia acumula 21 mil 991 decesos y se acerca al millón de casos confirmados de la enfermedad, mientras que son 48 mil 937 los pacientes que presentan la enfermedad activa.