Como todos los años en la antesala de la Navidad, el bombero guatemalteco Héctor Chacón descendió este domingo de un puente para llevar regalos a niños de escasos recursos en un barrio al noreste de la capital del país centroamericano.

“Es un gusto compartir con estos chiquillos”, dijo Chacón tras descender con una cuerda, vestido de Santa Claus, del puente Las Vacas, en Ciudad de Guatemala.

Lee también: Rescate exitoso en el Volcán Tajumulco: PNC encuentra a tres extraviados

El mayor de los Bomberos Municipales guatemalteco, de 77 años, empezó con la tradición en 1997 y desde entonces cada Navidad lleva regalos a los niños del lugar.

Abajo del puente, docenas de niños y padres de familia observaron este domingo el acrobático descenso de Chacón, con una bolsa de regalos a la espalda y colgando, según constató EFE.

Los niños del sector “siempre esperan a Santa”, cuenta el bombero, y aunque “ha sido un poco difícil este año” conseguir los regalos, finalmente varias personas “colaboraron” con Chacón para donar los obsequios.

Auxiliado por sus compañeros en el descenso de 70 metros, el bombero no tuvo inconvenientes en la maniobra y posteriormente entregó docenas de regalos a niños y niñas de la zona.

Los menores son parte de los asentamientos La Paz, Jesús de la Buena Esperanza y El Carmen, ubicados debajo del puente, en la zona noreste de la Ciudad de Guatemala.

Héctor Chacón

Chacón se graduó como bombero a finales de la década de 1960 y aspira a que alguien tome su lugar para obsequiar regalos cuando ya no le sea posible cumplir con la tarea.

En Guatemala, uno de cada dos infantes de menos de cinco años sufre de desnutrición y casi el 60 por ciento de la población del país centroamericano vive bajo el umbral de la pobreza, de acuerdo a cálculos de diversas fuentes, tanto oficiales como de organismos internacionales.