Autoridades indican que se benefició a más de 7 mil 431 familias en Chiquimula, con el Bono Social, que otorgó el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES).

La representante de la cartera Graciela Oliva presentó el alcance de ese programa a los miembros del consejo departamental de desarrollo (Codede) y reafirmó el compromiso de llegar a más vecinos, para ampliar la cobertura, especialmente en el área rural.

Lee también: Guatemala encabeza la oferta turística de Latinoamérica en Fitur 2023

Para el efecto, se continúa con evaluaciones socioeconómicas en las comunidades más lejanas.

Informe sobre el beneficio del Bono Social

Según la delegada, en 2022 se efectuaron 7 eventos de pago, por medio de transferencias monetarias condicionadas (TMC), lo cual representó el desembolso de 38 millones 619 mil quetzales.

Los municipios con más beneficiarios del Bono Social son los que tienen mayor incidencia en vulnerabilidad alimentaria. De esta cuenta, en Camotán se llegó a mil 767 familias, en Jocotán a mil 712 y en Chiquimula a mil 360. Entretanto, en Olopa se registraron mil 139 favorecidos.

Los mil 453 beneficiarios restantes son vecinos originarios de las siguientes jurisdicciones:

Esta es la cantidad de beneficiarios en el resto de las jurisdicciones:

  • Concepción Las Minas
  • San Jacinto
  • Esquipulas
  • San José La Arada
  • Ipala
  • Quezaltepeque
  • San Juan Ermita

El padre de familia inscrito en este programa recibe las TMC para la adquisición de productos alimenticios y cubrir parte de las necesidades básicas de su núcleo, a cambio de garantizar la asistencia de sus hijos a la escuela y los servicios de salud.

Para garantizar el cumplimiento de las responsabilidades adquiridas por los usuarios del Bono Social, personal del Mides realiza las verificaciones correspondientes.

Programa Vida

Otra de las intervenciones del Mides en Chiquimula, enfocada en la atención de la población más vulnerable es el programa Vida.

Este entrega asistencia financiera de forma periódica a tutores de niñas y adolescentes embarazadas o madres, así como de menores víctimas de violencia sexual cuyos casos han sido judicializados.

Por medio de TCM,  se les brindan 3 aportes, cada uno de mil 500 quetzales, los cuales están sujetos al cumplimiento de corresponsabilidades en salud, para la madre o su hijo, según corresponda. De acuerdo con el informe, en el departamento hay ocho menores incluidas en el programa.

El gobernador Ferlandy Cáceres destacó el trabajo que efectúa la cartera y el impacto de los citados planes en el desarrollo social y el combate de flagelos como la desnutrición. Asimismo, se congratuló por las proyecciones de ampliación en la cobertura.

*Tomado de AGN