De la misma manera que existe la literatura de viajes, también hay una música de viajes. Porque El Madrileño es, claramente, un disco de viajes. Un álbum en el que C. Tangana sitúa el pincho del compás en Madrid y abre varios radios de distintas circunferencias que llegan a Cuba, a México, a Argentina, a Brasil, a Uruguay y, en general, a toda América Latina.

Como en los libros de viajes, en los discos de viajes importa tanto el lugar al que se va como el lugar del que se viene; importa tanto el viajero, como las distintas personas a las que conoce durante la aventura. Es decir, que en El Madrileño es tan relevante lo que se ha traído C. Tangana de su periplo por Sudamérica iniciado hace dos años en Cuba, como lo que él llevó desde Madrid.

Lee también: J Balvin comparte el primer sencillo y video de su próximo álbum

En este esperadísimo álbum que ha ido anunciando su llegada con números 1, records de streamings y alborozo mediático, C. Tangana ha querido dialogar con los sonidos de los diferentes países que ha visitado.

El Madrileño es un álbum extraordinariamente ambicioso cuyos resultados están a la altura de su desafío. C. Tangana ha alcanzado la madurez creativa y se ha completado como cantante, como productor, como músico sin ataduras y como artista que desborda por todos lados el cauce de la música urbana de donde proviene.

Al mirarse en otros, al verse en otros contextos, se ha encontrado a sí mismo. Como en los palos de ida y vuelta, que incorporaban los estilos latinoamericanos al flamenco con total naturalidad, o como en el mejor pop, que siempre ha tenido un pie en la experimentación y otro en la tradición, Pucho es más Pucho que nunca. Ahora ya sabemos que podemos esperar de él: todo.

Solo hay una cosa que no hay esperar de este C. Tangana convertido ya en artista total: que abandone a los suyos.

EntreCultura 155

Publicidad

Nacional

Ciudades

Login

Welcome to Typer

Brief and amiable onboarding is the first thing a new user sees in the theme.
Join Typer
Registration is closed.